Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Así podría ser el nuevo Samsung Galaxy Note 7

ABC ABC 27/06/2016 J.M. Sánchez
Detalle del último molode de Note © SAMSUNG Detalle del último molode de Note

Un pequeño salto para un móvil grande, al menos en dimensiones. Sin confirmación oficial, la firma surcoreana Samsung prepara su nuevo teléfono móvil inteligente en formato «phablet» -a caballo entre «smartphone» y tableta- al que llamará, según las primeras filtraciones, Galaxy Note 7 en lugar de Galaxy Note 6 en caso de seguir la correlación.

Las primeras características difundidas en internet, en este caso a través de Evan Blass, un conocido usuario de Twitter que suele manejar información privilegiada sobre los nuevos lanzamientos, apuntan a que la firma surcoreana mantendrá el tamaño de este dispositivo, unas 5.7 pulgadas de pantalla SuperAmoled, con una resolución QHD (1.440 x 2.560), guarismos similares a los ofrecidos por la versión disponible en el mercado más actual.

En lo que respecta a su capacidad, atendiendo a los primeros detalles el gigante asiático prepara un dispositivo de, al menos, una versión de 64 GB de memoria, aunque ampliable mediante el empleo de una tarjeta microSD, rompiendo así con la decisión del pasado año que prescindió de esta característica para muchos usuarios aún muy importante pese al auge de los servicios en la «nube».

Con tres colores previstos (azul, plata y negro), el Note 7 podría incorporar una cámara trasera de 12 megapíxeles y una frontal de 5 megapíxeles, detalles más o menos similares al modelo Galaxy S7 que, pese a reducir el número de megapíxeles, ha apostado por aumentar la calidad de otros apartados.

Un aspecto aún que juega en muchos términos especulativos es la posibilidad de añadir un escáner de iris como método para desbloquear la pantalla. Otra característica de la que se ha hablado es el montaje de un procesador Snapdragon 823, fabricado por Qualcomm, y su memoria RAM llegaría hasta los 6 GB.

Con la esperanza de una potente batería de 4.000 mAh, el dispositivo, según se cree, tendrá protección IP68, que le confiere resistencia al agua y polvo. Además, vendría ya directamente con el puerto USB Tipo-C, el nuevo estándard de la industria. En lugar de reservarse para un evento como IFA Berlín o el Mobile World Congress de Barcelona, Samsung podría estar dispuesta a convocar un evento de presentación para este mismo agosto.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon