Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Asad empapela Damasco con su imagen para las elecciones

El Mundo El Mundo 01/06/2014 GEORGE BAGDADI

El presidente sirio, Bashar Asad, se ha hecho omnipresente en la calles de Damasco, que aparecen hoy prácticamente empapeladas con carteles electorales del mandatario, antes de la celebración de comicios el martes, los primeros con más de un candidato en décadas.

Dondequiera que se vaya en la capital, uno puede encontrar retratos del jefe de Estado de todos los tamaños: desde carteles de 15 metros de altura colgados de los edificios gubernamentales hasta afiches en farolas y en vehículos de transporte público.

Es imposible andar por el centro de la capital sin toparse con la imagen del presidente cada cincuenta metros. Lo mismo aparece una instantánea de Asad sonriente y vestido con traje a la entrada de un lujoso hotel como surge ataviado con uniforme militar en el casco antiguo o con semblante relajado y chaqueta en un barrio acomodado.

Por las rotondas principales circulan coches, pintados con los colores de la bandera Siria, que hacen sonar el claxon al ritmo de la música de la campaña electoral de Asad, inspirada en canciones tradicionales, con letras a favor del presidente.

El lema de su campaña es "Saua" (Juntos, en árabe) y todos los carteles contienen la firma del mandatario.

Las redes sociales han sido fundamentales para la promoción de la candidatura de Asad, cuya página de Facebook alcanzó los 500.000 seguidores una semana después de su lanzamiento. La campaña del presidente también ha abierto cuentas en Twitter, Youtube e Instagram con este fin.

Asad espera cosechar un gran número de votos en Damasco, donde el apoyo al jefe de Estado es especialmente fuerte, ya que sus residentes disfrutan de un mayor nivel de vida que el resto de sus compatriotas y no han sufrido la represión de las autoridades.

Frente a él se baten dos políticos veteranos, el diputado de la oposición tolerada Maher Abdel Hafez Hayar y el exministro Hasan Abdalá al Nuri, cuya propaganda electoral también ha inundado las calles de la capital pero en menor medida que el presidente.

Muchos ven pocas posibilidades de que estos dos candidatos logren un gran respaldo en la votación.

Al Nuri, que estudió en Estados Unidos y fue secretario general de la Cámara de Industria Siria, está centrando parte de su campaña en abogar por una reforma de las leyes bancarias, algo que poca gente en Siria tienen en mente en la actualidad.

Por su parte, Hayar, ex militante del Partido Comunista, que aparece en fotografías en las redes sociales con un retrato de Asad al fondo, se presenta a sí mismo como un político que ayudará a los pobres y los desplazados.

En un cartel electoral en el barrio damasceno de Baramkeh puede verse a Hayar con el eslogan "La soberanía pertenece al pueblo, que tiene la última palabra, Siria pertenece a quienes la construyen".

Ambos han aparecido también a lo largo de este mes en anuncios en la televisión estatal.

Para los sirios no deja de ser extraño ver junto a los carteles de Asad los de otros candidatos, porque estas son las primeras elecciones con más de un aspirante en casi medio siglo, ya que antes de Bashar gobernó su padre, Hafez (1971-2000).

Y es que desde 1971, las elecciones en Siria han sido más bien referendos para confirmar al presidente de turno -Hafez o Bashar-, en los que ambos consiguieron porcentajes superiores al 95 %.

Los comicios actuales con más de un candidato son resultado de la Constitución aprobada en 2012 en un plebiscito popular y la nueva ley electoral, sancionada en marzo.

Aun así, esta norma impone unos requisitos, como haber residido en el país durante diez años desde la fecha de registro de las candidaturas, que impide que muchos líderes opositores exiliados se postulen a la presidencia.

Aparte de la propaganda electoral de cada aspirante, los medios de comunicación oficiales llevan difundiendo en las últimas semanas vídeos musicales, protagonizados por conocidos actores y cantantes, con letras como "Tu voto es tu protección" y "Tu voto es tu libertad".

Los analistas ven estos comicios como un mensaje de fuerza por parte de Asad a sus enemigos y aliados, en un momento en que

El presidente cuenta también con un sector de la sociedad que lo apoya y que va desde los empresarios dependientes del régimen hasta los cristianos preocupados por una hipotética ascensión al poder de los islamistas si Asad se marcha.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon