Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Astilleros para el turismo

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 Lorena Bustabad
Astilleros de Navantia en Ferrol © gabriel tizón Astilleros de Navantia en Ferrol

Vacíos de barcos pero llenos de turistas. Hace dos años que los astilleros públicos de Navantia en la ría de Ferrol han pasado de ser el motor de empleo de la comarca a ser, también, un objetivo turístico. Nuevas fórmulas para captar visitantes en una comarca deprimida que atraviesa la peor sequía naval en décadas en lo que se ha dado en llamar turismo industrial y que es el eje del V Congreso Europeo de Turismo Industrial y III Crossroad Europe que hoy arrancó en Ferrol.

Durante los próximos cuatro días, 380 personas de 23 estados de la Unión Europea debatirán en varias mesas de trabajo paralelas repartidas entre cuatro sedes -Exponav, teatro Jofre, Fundación Novacaixagalicia y campus de Esteiro- sobre las opciones de cooperación entre Administraciones públicas y operadores privados para promover y difundir nuevas rutas turísticas con las instalaciones industriales como reclamo.

Exhibir todo el potencial turístico de Galicia, incluso desde sus vertientes menos explotadas como la industria naval, será una de las apuestas de la Xunta para “activar una recuperación económica incipiente”. Lo dijo durante la apertura el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, que glosó las beldades de la comunidad y abogó por multiplicar los flancos para mostrar al mundo “los muchos recursos” que hay siguiendo el Camino de Santiago, que es “la carta de presentación”.

“El turismo industrial es una oportunidad a un nicho de mercado muy interesante”, añadió el mandatario gallego, que ante delegados de varios estados miembros de la UE, hizo una brevísima referencia a los resultados de los últimos comicios del 25M, con la ultraderecha y los eurocríticos en ascenso, como un “motivo de reflexión”. Feijóo hizo otros guiño, este para la inminente coronación de Felipe VI, al recordar que fueron otros monarcas -Carlos III o Fernando VI- los que apostaron por el desarrollo de la urbe naval como puerto refugio de la poderosa Armada que España tuvo una vez. “Que Felipe VI sea su continuador”, deseó.

Es, precisamente, esta vinculación histórica de la ría con la fabricación de buques desde el siglo XVI la que cristalizó, en 2012, en la exitosa Ruta de la Construcción Naval con miles de visitantes que han ido adentrándose en grupos organizados en las entrañas del Arsenal y la factoría ferrolana, que siempre habían estado blindadas tras una tapia blanca que rodea una amplia extensión de terrenos de ribera que son propiedad de Defensa y que ciegan la ría.

La presencia de Feijóo en la apertura del congreso fue contestada desde la sección sindical de la CIG en Navantia, que lleva dos años pidiendo al jefe de la Xunta que reciba, sin éxito, al Comité de Navantia. “Queremos que venga a anunciar la construcción del dique y el fin del veto”, le reprocha la central, que se pregunta si hacer de los astilleros un museo temático es anticipar una próxima reconversión para unas factorías en subactividad que acaban de iniciar la construcción de un flotel para Pemex por el que esperaron año y medio y que no genera actividad para toda la plantilla.

Detrás de la organización de este congreso (del 17 al 20 de junio) que se desarrolla bajo el lema 'Identidad, Industria y Cultura' con traducción simultánea en cuatro lenguas -inglés, francés, alemán y castellano-, está la Diputación coruñesa, que ha empujado la candidatura ferrolana y la dirección general de Empresa e Industria de la Comisión Europea que encabeza Pedro Ordún. Reconoció que el turismo sigue al alza en Europa pese a la crisis como motor de empleo. “No siempre de la calidad adecuada”, matizó.

La delegación española, que componen 16 personas, es la más numerosa, seguida de británicos y franceses. Participan 59 expertos con 38 ponencias y decenas de empresas, operadores, guías y periodistas especializados. Antes de recalar en Ferrol, las cuatro ediciones anteriores de este congreso itineraron por Angers (Francia), Turín (Italia), Toledo y Sâo Joâo, en Madeira (Portugal). Se trata, explica la organización, de “dar un impulso a la economía local y regional poniendo el valor el patrimonio industrial europeo, fomentando su protección y el desarrollo sostenible”.

El presidente de Honor del Comité es el príncipe Felipe. “Está como príncipe y acabará el congreso como Rey”, observó Diego Calvo, presidente de la Diputación y responsable del comité organizador. El programa del V Congreso Europeo de Turismo Industrial lleva aparejadas paseos en barca por la ría, recorridos por el litoral y visitas a empresas de la zona como Navantia, Reganosa, la térmica de Endesa en As Pontes o la central de Inditex en Arteixo.

Una veintena de estudiantes de la Escuela Universitaria de Turismo de A Coruña participan como voluntarios en el congreso y el Ayuntamiento de Ferrol los agasajó hoy con una tarjeta regalo de 30 euros para gastar en los establecimientos de la ciudad. En paralelo, la Fundación Caixagalicia abrió hoy una muestra donde están representados el proyecto Dorna, la Ruta de los Vikingos o la Ruta Europea de los cementerios (49) entre los que se cuenta el camposanto atlántico de San Amaro. También Sargadelos, que fabricó una pieza exclusiva y conmemorativa del evento a modo de regalo institucional para sus 59 ponentes y autoridades.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon