Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

AT&T quiere conectar con DirectTV

EL PAÍS EL PAÍS 01/05/2014 Sandro Pozzi

El sector de las telecomunicaciones vuelve a estar agitado en Estados Unidos. AT&T, el segundo operador de telefonía del país, se interesa ahora por DirectTV, la mayor plataforma de emisión de televisión digital vía satélite. La fusión de ambas crearía un gigante capaz de plantar cara al operador de cable Comcast en el negocio de la televisión de pago y de acceso a Internet.

Los títulos de DirectTV subían un 7% en el parqué neoyorquino tras la revelación de The Wall Street Journal. La compañía estuvo controlada por News Corporation de Rupert Murdoch antes de cederla a John Malone. Su principal competidora en el satélite es Dish Network, además de las grandes cableras. Cuenta con cerca de 38 millones de abonados en EE UU y América Latina.

De momento se trataría de un acercamiento de AT&T pero DirectTV estaría abierta a discutir. Si la operación cuaja, podría dar un vuelco al sector y cogería con el pie cambiado a Comcast, que trata de sacar adelante ante los reguladores la reciente adquisición de su rival Time Warner Cable. Se calcula que podría estar valorada en unos 40.000 millones de dólares.

DirectTV es ya el segundo mayor operador de televisión de pago en EE UU por detrás de Comcast. AT&T también cuenta con una filial que da servicio a seis millones de hogares. Si las dos acaban juntándose tendrán una penetración similar en el mercado a la de la compañía que emerja de la fusión entre Comcast y Time Warner Cable. El otro gran actor es Charter Communications y Verizon.

Nueve de cada diez hogares en EE UU están abonados a alguna plataforma de televisión de pago, por lo que se considera un negocio muy maduro. En el caso del satélite, sin embargo, está tendiendo más dificultad para atraer nuevos clientes. Y todo esto sucede mientras surgen nuevas alternativas para consumir contenido audiovisual, como Netflix, Hulu, Amazon o Aereo.

El pasado ejercicio, DirectTV tuvo unos ingresos por valor de 31.750 millones de dólares que le aportaron un beneficio de 2.885 millones. De ese total, 6.840 millones corresponden al negocio en América Latina, que creció un 10%. El número de suscriptores en la región se acerca a los 18 millones. Ninguna de las compañías comenta sobre la información publicada.

También se estaría preparando para mover ficha Sprint, controlada por la japonesa Softbank. En el objetivo tendría a T-Mobile USA, la filial estadounidense de la europea Deutsche Telekom. AT&T ya intentó adquirirla hace tres años, pero la operación fue bloqueada por las autoridades reguladoras en EE UU porque habría creado un duopolio con Verizon.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon