Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Atropellada por un conductor de autobús que dio positivo por cocaína

EL PAÍS EL PAÍS 06/06/2014 Antonio Jesús Mora Caballero

Una chica de 19 años, natural de Minnesota (EE UU), ha sido atropellada por el conductor de un autobús de línea de la empresa municipal de transportes de Sevilla (Tussam). Según fuentes municipales, el trabajador, de 45 años, ha dado positivo por consumo de cocaína. La Policía Local investiga las causas del accidente ya que se desconoce el punto por el que la víctima intentó cruzar la calle debido al desplazamiento del cuerpo por el golpe.

Los hechos ocurrieron sobre las 7.35. Según el servicio de Emergencias 112, a esa hora, una llamada alertaba de que una chica de unos 20 años había sido atropellada en la calle Torneo, junto al río Guadalquivir. Al parecer, esta estudiante de intercambio estaba haciendo deporte y, al intentar cruzar la calle, fue atropellada por el conductor de un autobús de la línea C-1, que circulaba por el carril bus. La chica, que responde a las iniciales M. L. W., resultó herida grave y fue trasladada por los servicios sanitarios del 061 al Hospital Virgen del Rocío de la capital, al área de rehabilitación y traumatología.

Tras someterle a la prueba de alcoholemia, cuyo resultado fue negativo, los agentes practicaron al conductor el examen de detección de sustancias estupefacientes, conocido como drogotest. Según fuentes municipales, el trabajador dio positivo por consumo de cocaína.

El resultado de esta prueba deberá ser refutado por el Instituto de Toxicología, al que se le ha remitido una muestra de saliva. Según estas fuentes, el conductor ha negado “rotundamente” haber consumido alguna sustancia y pidió someterse a una prueba de sangre, que ya se le ha realizado.

A la espera de que el juez instructor reciba los resultados definitivos, la empresa municipal de transportes ha trasladado al trabajador a otro servicio ajeno a la conducción de autobuses. “Hay que tener en cuenta que el drogotest es una prueba indiciaria, hay que esperar al informe de Toxicología para tomar una decisión”, precisan fuentes municipales. La compañía ha mostrado su sorpresa ante lo sucedido ya que, “laboralmente, es una persona ejemplar, con 15 años de experiencia en la empresa, una hoja de servicio impecable y una excelente relación con sus compañeros y superiores”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon