Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Austria ganó el Eurovisión 2014

dw.com dw.com 11/05/2014 Deutsche Welle
Photo © 2014 DW.DE, Deutsche Welle Photo

La cantante transgénero austríaca Conchita Wurst triunfó en la 59ª edición del Festival de la Canción Eurovisión, descrita por “Der Spiegel” como un “referendo sobre lo que es aceptado y lo que no es aceptado en Europa”.

La cantante transgénero Conchita Wurst triunfó en el Festival de la Canción Eurovisión 2014 en representación de Austria, interpretando una balada pop que parecía creada para una película de James Bond, celebrando su femineidad sin sacrificar su vello facial y contradiciendo a quienes la creían “demasiado controversial” como para ganar votos en los países europeos más conservadores. Wurst sostuvo que su victoria, por sí sola, era una declaración poderosa y se la dedicó “a quienes creen en la paz y la libertad”.

La revista alemana Der Spiegel señala que Wurst “transformó el certamen en un referendo paneuropeo sobre lo que es aceptado y lo que no es aceptado en el continente”, acotando que, en un evento tan politizado como el Eurovisión, la votación del público y del jurado terminó opacando los comentarios homofóbicos y transfóbicos oreados por funcionarios rusos durante y después de la transmisión del popular concurso. Otros medios secundan al semanario germano, subrayando que Rusia fue blanco de hostilidades en más de un sentido.

La crisis ruso-ucraniana estuvo muy presente en la 59ª edición de este festival. Cada vez que un país le otorgaba puntos al dúo Tolmachevy Twins por su tema Shine, muchos de los presentes silbaban en señal de desaprobación; las gemelas rusas quedaron en séptimo lugar. Los organizadores del Eurovisión explicaron que, por razones técnicas, los votos emitidos desde Crimea fueron contados como votos ucranianos, a pesar de que la península se independizó de Ucrania para volver a ser parte del territorio ruso.

Música y política

Tampoco faltaron las críticas tácitas a la ley rusa que prohíbe hacer comentarios positivos o neutrales en público sobre la comunidad LGBTI, siglas que aluden a las lesbianas, los gays, las personas bisexuales, transgénero e intersexuales. Cuando se le preguntó si tenía un mensaje para el presidente de Rusia, Vladimir Putin, Wurst respondió: “No sé si está mirando el espectáculo. Pero si lo está haciendo, creo que le diría claramente: ‘somos indetenibles’ ”. Wurst recibió 290 puntos por su canción Rise like a phoenix.

Cuando aún debían publicarse los resultados de la votación en tres países, Wurst fue declarada ganadora; la artista ya había conquistado una cantidad de puntos tal que era inalcanzable para sus contendores. En el segundo lugar del Eurovisión quedó el dúo holandés The Common Linnets con la canción Calm After the Storm (238 puntos). En tercer lugar quedó la sueca Sanna Nielsen con el tema Undo (218 puntos). España quedó en el décimo lugar; la canción Dancing in the rain de Ruth Lorenzo cosechó 74 puntos.

Wurst permitió que Austria ganara el concurso por segunda vez en su historia; la primera vez fue en 1966, gracias a Udo Jürgens y a su interpretación del tema Merci Chérie. En la final de este sábado (10.5.2014), realizada en Copenhaguen, participaron 26 competidores. El espectáculo de este año se realizó frente a unos 10.000 espectadores en un antiguo astillero de la capital danesa. Se estima que entre 120 y 180 millones de espectadores siguieron el show por televisión. La próxima edición tendrá lugar el 16 de mayo de 2015 en Viena, Austria.

ERC ( dpa / AFP / Der Spiegel )

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon