Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Azpilicueta: “Defender bien es un trabajo muy divertido”

EL PAÍS EL PAÍS 03/06/2014 Luis Martín
Azpilicueta, en Washington © alejandro ruesga Azpilicueta, en Washington

Hace cuatro años entró en la preselección, pero vio cómo ganaba La Roja el Mundial por televisión. Este año forma parte del grupo de 23 que defenderá la estrella. Nacido en Zizur (Pamplona, 1989), su versatilidad le permite ocupar el lateral derecho, donde pelea con Juanfran, o el izquierdo, donde le echará un pulso a Jordi Alba.

Pregunta. ¿Dónde estaba usted hace cuatro años?

Respuesta. Supongo que ya de vacaciones. Entré en la primera lista de 30 para Sudáfrica 2010 y para mí ya fue un premio. Tenía 20 años, jugaba en Osasuna.

P. Sólo unos meses después se rompió una rodilla.

R. Cierto, en noviembre. Y no sabes cómo me acuerdo de aquellos días que me pasé en un hospital. Eso da valor a muchas cosas, te das cuenta de lo que hay que sufrir para volver. Llegué muy pronto al primer equipo de Osasuna, todo me iba muy rápido, muy rodado. Nunca tuve problemas de estar en el banquillo. Llegué y jugué. De color de rosa. Cuando llegó la lesión, todo cambió. Ocho horas en el hospital, apenas me podía mover. Es un camino duro, aprendes a sufrir, te levantas y no puedes entrenarte como los demás. Cuando vuelves a entrenarte normal, sientes algo especial. Me operaron en Barcelona.

ampliar foto

Azpilicueta intenta parar a Bejarano en el amistoso ante Bolivia / EFE

P. ¿El doctor Cugat?

R. Sí, me lesioné en Francia y al final llegué a Ramón Cugat y con su equipo hice la primera fase de recuperación. Una persona extraordinaria. Viví casi dos meses y medio entre la clínica y un hotel. Menos mal que vino mi novia y me acompañó. Nos fuimos a un hotel dos meses y medio. Solo fui a Pamplona en las Navidades y gracias. Dos sesiones de rehabilitación al día. Por la noche aprovechábamos para ir a cenar por ahí y los fines de semana para descubrir algo de la ciudad: me subí en el bus turístico, estuve en el zoo, Busquets me invitó a algún partido, fuimos a ver el Camp Nou. La última fase de la rehabilitación, con el fisio, el preparador físico de Marsella. Me costó empezar, pero acabé esa temporada muy bien. Hicimos cuartos de Champions contra el Bayern. Para el Marsella era un hecho histórico después de la Champions de 1993.

“Mourinho mira por el bien del equipo. Hemos trabajado muy bien”

P. ¿Cuándo le llama el Chelsea?

R. Durante los Juegos [Londres 2012], pero no concretamos nada y tuve que volver a Marsella, hablar con ellos, pero no se terminaba de cerrar. Al final firmé con el Chelsea. Fue una liberación. Y aquí estoy.

P. ¿Se ve ahora titular?

R. No, no me veo. He luchado mucho, he jugado siempre en la selección, desde la sub-16. Pude debutar hace año y medio, mi trabajo me ha costado estar en la lista de 30, y ahora en la de 23, y eso para mí es mucho. Si juego será porque me lo he ganado, pero está caro ser titular en este equipo si eres lateral.

ampliar foto

Azpilicueta, en un entrenamiento / DANI POZO (AFP)

P. ¿Le da ventaja jugar por ambos lados?

R. Casi he jugado más en la izquierda que en la derecha. ¿Más posibilidades? Un poco más puede, tienes otra opción, claro. Siempre he pensado que el lateral derecho es mi puesto, pero en el izquierdo he mejorado. Me ha permitido crecer como jugador.

P. ¿Pero no era un extremo?

R. Hace tanto que ni me acuerdo. Sí, empecé como extremo derecho y como tal debuté en Primera. En las inferiores metía muchos goles. Pero llegó un momento que Cuco [Ziganda] vio que podía dar más rendimiento de lateral derecho y acertó.

P. ¿Y qué le dijo Mourinho para cambiarle de banda?

R. Nada, no sé qué vio, no me dio ninguna razón. Él consideró que podía aportar cosas al equipo y no le pregunté tampoco. Se me hizo raro el primer día porque no tienes automatismos, pero los va asimilando, conoces perfiles nuevos, descubres otras cosas y me he ido encontrando más a gusto.

“He visto a este grupo ilusionado, con hambre por seguir ganando”

P. ¿Cuál es la clave para jugar de lateral?

R. No puedes cometer ni un fallo cuando eres defensa. Ser delantero es más divertido y luces más por los goles, pero también me divierto mucho cuando veo que el equipo está defendiendo bien, haces un buen trabajo colectivo y eso, aunque no se vea, es un trabajo muy divertido.

P. ¿Cómo es Mourinho ?

R. Todo el mundo tiene una visión diferente de él. Mira por el bien del equipo. Desde que llegué hemos trabajado muy bien y una pena no haber conseguido los títulos. Te exige mucho, y solo así el equipo puede ser mejor. Lo bonito del fútbol es que, con muchos estilos, se puede llevar un equipo y se puede alcanzar la gloria.

P. ¿Cómo ve al grupo de Del Bosque en estos primeros días?

R. Ilusionado. He visto que hay hambre en este grupo por seguir ganando, la responsabilidad es estar ahí. Es difícil, pero sabemos el objetivo. Yo el mío lo tengo claro: perderme los Sanfermines. No soy mucho de subir a Pamplona esa semana, pero este año tengo menos ganas que nunca. Ojalá no pueda estar. La final es el 13 y los Sanfermines terminan el 14. ¡No quiero ir a San Fermín!

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon