Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bajo los efectos del miedo. El cine de terror según Paco Plaza

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 29/09/2017 Canal TCM
Un fotograma de 'Verónica'. © Proporcionado por ElPais Un fotograma de 'Verónica'.

Para Paco Plaza, el director que acaba de estrenar con gran éxito Verónica, el cine de terror es como el jazz. “Hay un patrón al que te tienes que ceñir, pero luego puedes hacer todas las variaciones que quieras. Es muy importante ser muy respetuoso con la tradición del género. Por ejemplo, tiene que haber un protagonista que se vea amenazado; que el riesgo sea grande para su vida o para la de alguien a la que quiere. Eso es algo que no puedes desperdiciar. Luego se abre un abanico inacabable de posibilidades para contar tu propia historia”.

Paco Plaza recuerda que comenzó haciendo cortos con sus amigos del instituto. Luego estudió en la Escuela de Cine de la Comunidad de Madrid. “El primer año hice una práctica al estilo AndreiTarkovsky o IngmarBergman porque pensaba que el cine serio era ése. En el segundo curso, en cambio, rodé una de vampiros. En una escena en la que el actor abría los labios y se veían los colmillos me sentí feliz. Pensé: ‘Esto es lo que me pone la carne de gallina. Esto es lo que me apetece’”.

Como aficionado al cine de terror, Plaza se le debe todo a Chicho Ibáñez Serrador. “Chicho tenía un ciclo que se llamaba Mis terrores favoritos en el que programaba cada semana un título clásico de terror que, además, presentaba con mucha gracia”, rememora.

Según afirma el realizador de [REC], el cine más interesante de este género está realizado, en los últimos años, por mujeres. “En las películas generalmente siempre hemos visto a las mujeres en papeles al servicio de personajes masculinos. En el cine de terror son las víctimas o alguien a quien rescatar o simplemente el premio para los protagonistas. Ahora muchas directoras han decidido contar historias desde el punto de vista contrario. El resultado es estimulante y diferente”.

Durante el mes de octubre, TCM va a ir calentando motores de cara a la noche de Halloween, emitiendo todos los domingos tres películas de misterio y terror, una programación especial presentada por el mismo Paco Plaza. Entre las películas que se podrán ver hay títulos clásicos como La momia, de Terence Fisher y con Peter Cushing y Cristopher Lee; Los crímenes del museo de cera, protagonizada por Vincent Price; Psicosis, de Alfred Hitchcock; o La caída de la Casa Usher, que dirigió Roger Corman y que está basada en la obra de Edgar Allan Poe.

“A veces, cuando me preguntan si no estoy encasillado en el cine de terror, contesto: ‘Me lo he buscado’, pero no considero que encasillarse sea algo esencialmente negativo”, afirma sin complejos Paco Plaza. “Yo disfruto mucho como espectador y, sobre todo, como director. Rodar cine de terror es lo más divertido que hay. Es lo más parecido a estar en el patio del colegio”, concluye. Un patio de colegio al que los espectadores de TCM podrán salir a jugar todos los domingos de octubre.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon