Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banksy interpreta a Michelangelo

El Mundo El Mundo 06/06/2014 CONXA RODRÍGUEZ

La escultura 'David', de Michelangelo, se ha reducido en medidas y se ha reforzado de un sutil chaleco anti-balas del mismo material que sus robustos órganos genitales. El 'David' se expone cerca de una escultura de bailarina de Edgar Degas, ésta con la particularidad de llevar sobre su boca una máscara anti-gas y el vestido de ringorrangos. Banksy ha pasado por aquí y ha dejado su marca en estas dos glorias de la historia del arte.

Las esculturas son dos de las obras de la primera exposición retrospectiva, no autorizada, de producciones del artista en otro tiempo callejero. La muestra presenta unas 70 pinturas y litografías de las cuales una docena no se han expuesto previamente en público. Completan la exposición otros trabajos de tres dimensiones como los conocidos ratones que se arman para tomar el planeta. La muestra se presenta en la S/2 de Sotheby's, con lo cual tiene carácter comercial, del 11 de junio al 25 de julio en Londres (31 St George Street).

Steve Lazarides es hoy un galerista y marchante que trabajó con Bansky de 1996 a 2009, los años que sacaron del anonimato al artista de Bristol, de donde proviene también Lazarides, comisario de la muestra. "Nunca creímos que alcanzaríamos la notoriedad que hemos conseguido ni que se pagarían los precios que se pagan por sus obras [las de Banksy]" cuenta el marchante, quien empezó como fotógrafo a promocionar las piezas de su paisano.

© Proporcionado por elmundo.es

"La década que trabajé con él ha sido la mejor de mi vida, ahora cada uno ha tomado caminos distintos", afirma el colega convertido en galerista y marchante de arte, de varios tipos de arte, no únicamente de Banksy. La exposición presenta obras de todas las etapas del artista que todavía mantiene el anonimato no dejándose fotografiar. Desde los conocidos policías besándose de su primera etapa hasta la serie sobre el muro (Segregation Wall), que divide Israel de los territorios palestinos, todas las fases están representadas en la muestra incluida la serie 'Crude Oil', que intercala idílicos paisajes enmarcados del arte tradicional con elementos de la sociedad del espionaje: una cámara de seguridad o un prisionero de Guantánamo surge entre la fronda de un romántico escenario.

Junto a lo más conocido, lo revelador enfatiza en la política y las protestas sociales. Un lienzo sobre el mercado del arte y los precios conseguidos por sus obras reza: "No puedo creer que compréis, mirones, esta mierda". La imagen muestra una subasta de obras de arte en Sotheby's. La frase está escrita en el lienzo en venta, sobre el caballete. Los precios de las obras expuestas van de 4.000 a 500.000 libras (4.800 a 600.000 euros). Aunque la exposición se presenta como no autorizada, el artista probablemente no se enojará: inconvenientes de ser famoso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon