Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Banville, McEwan o Murakami

El Mundo El Mundo 04/06/2014 PATRICIA DEL GALLO

Tres nombres suenan hoy para alzarse con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014. Entre ellos dos ya viejos conocidos por los miembros del jurado. El Japonés Haruki Murakami que llegó a la final en 2012 frente al estadounidense Philip Roth que finalmente se lo llevó y el inglés Ian McEwan, que en 2011 le disputó el premio a Leonard Cohen. Hoy podría ser su oportunidad. Sin embargo junto a ellos suena con fuerza el novelista irlandés John Banville. El fallo se dará a conocer este mediodía en Oviedo.

Son los tres últimos nombres que esta mañana tiene sobre la mesa el jurado que ha ido descartando otras 21 candidaturas procedentes de 14 países para este galardón.

Ian McEwan nació en 1948 en el condado de Hampshire, en el sur de Inglaterra, y es autor, entre otras novelas, de 'Amor perdurable', 'Expiación', 'El inocente', 'Ámterdam' y 'Cecil Beach', algunas de ellas llevadas al cine.

Murakami es uno de los escritores japoneses más influyentes de la actualidad. Algunas de sus novelas han vendido más de un millón de ejemplares solo en su país y traducidas a más de 50 lenguas. Pero también han generado críticas. Cuenta entre otros premios con el Franz Kafka.

El irlandés John Banville es uno de los más prestigiosos escritores europeos: 'El mar', 'El intocable' y la trilogía de Axel Vander son algunas de sus grandes obras. Bajo el seudónimo Benjamin Black también ha escrito un ciclo de novelas negras de gran éxito que se ambientan en el Dublín de los años 50.

Según los miembros del jurado, ha sido ésta la edición que mejores propuestas ha tenido por lo que llegar a la terna final no ha sido fácil.

Entre los finalistas aparecen varios nombres españoles como Francisco Brines, Juan Goytisolo o Pere Gimferrer que se quedaron fuera, quizá siguiendo esa norma, no escrita, pero seguida, de alternar dentro y fuera de nuestras fronteras el premio. El año pasado recayó en Antonio Muñoz Molina.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon