Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bartomeu: “Queríamos dar un mensaje al mundo y ha llegado”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 02/10/2017 Nadia Tronchoni
Busquets celebra el gol que marcó a Las Palmas. © Alejandro García Busquets celebra el gol que marcó a Las Palmas.

Josep Maria Bartomeu compareció tras la reunión de una junta directiva extraordinaria convocada de manera urgente en la que se analizó la polémica decisión de disputar el partido entre el Barcelona y Las Palmas a puerta cerrada. Muchos socios y dos directivos como el vicepresidente Carles Vilarrubí y Jordi Monés, que dimitieron a causa de la decisión del club, consideraban inaceptable que se disputara el encuentro ante los graves incidentes durante la jornada de referéndum en Catalunya.

MÁS INFORMACIÓN

  • El Barça para 15 minutos para “condenar el uso de la violencia”
  • Piqué: “Si soy un problema , puedo dejar la selección”

“No estoy de acuerdo en que el Barça deje de ser 'més que un club'. Que 154 países vean un partido y se pregunten qué pasa porqué está vacío el campo solo lo puede hacer el Barça”, afirmó Bartomeu. “Fue un día difícil para todos los que vivimos en Catalunya y fue un día difícil para el Barça. Recibimos presiones de todo tipo. Una vez que no pudimos aplazarlo, decidimos que el partido se jugara a puerta cerrada pensando que sería un gran altavoz. Era una gran manera que el mundo se preguntara qué sucedía en Catalunya. Anularlo habría sido una noticia de un minuto, pero jugarlo fueron 90 minutos de que el mundo se preguntó qué pasaba”.

Explicó que una vez que Liga de Fútbol Profesional no aceptaba el aplazamiento del encuentro, habló con sus directivos, con los técnicos y con los jugadores, antes de decidir que se jugara a puerta cerrada. “Durante el día nos fuimos llamando con Ernesto Valverde y con el capitán Andrés Iniesta. Piqué, Iniesta, Mascherano, Messi, Busquets... todos participaron y expresaron lo que querían y al final la decisión la tomé yo. Es la más responsable y la que permitía que el mundo conociera lo que ocurría en Catalunya”.

Más allá de cómo hayan podido erosionar a la Junta directiva del FC Barcelona los resultados del primer equipo el último año o la gestión deportiva de este verano, sin hablar de las diferentes visitas a los tribunales en los últimos meses (y años), el caso es que en un momento deportivo fantástico, con el equipo a la cabeza de la Liga y líder también de su grupo de la Champions, han sido la situación política y los dramáticos hechos vividos durante la jornada del 1 de octubre, también día de partido en el Camp Nou, los que han acabado abriendo una crisis institucional en el seno de la directiva azulgrana. “Desde la Junta pedimos disculpas a los socios y penyistes que se vieran perjudicados. Hoy he aceptado la dimisión de Carles Vilarrubí y Jordi Monés, a los dos les agradezco los años de trabajo y servicio al club”.

Pese a la voluntad inicial de poner en primer plano su solidaridad con el pueblo catalán, el FC Barcelona decidió finalmente, después de un largo debate y algunas discusiones, jugar el partido de la séptima jornada de Liga contra Las Palmas. Aunque optó por hacerlo en un Camp Nou cerrado al público, pese al compromiso de los Mossos de que la seguridad en el estadio estaba garantizada. Fue la única manera que encontró el presidente de la entidad, Josep Maria Bartomeu, de contentar a todo el mundo. Pero no pudo evitar que se abriera un cisma en su junta directiva. Vilarrubí presentó su dimisión de forma inmediata. Unas horas después lo haría el vocal Monés.No querían que se celebrara el partido. No parece una locura pensar que se llegue a la próxima asamblea de socios, prevista para el 21 de octubre, con alguna dimisión más sobre la mesa.

Bartomeu subrayó el compromiso del club azulgrana con la situación que vive Cataluña. “En los últimos años nos hemos unido al pacto nacional por el referéndum y por el derecho a decidir. A raíz de las detenciones en la Generalitat condenamos las decisiones que vulneren el derecho a la libertad de expresión, y defendimos a la gente que trabaja para defender estos derechos. Siempre respetando a la pluralidad de la masa social”.

El Barcelona se ha adherido a la llamada de Taula per a la Democràcia.y los empleados han parado durante un cuarto de hora -desde las 12 a las 12.15- para “condenar enérgicamente el uso de la violencia para impedir el ejercicio del derecho democrático y la libre expresión de sus ciudadanos durante el referéndum celebrado este domingo en Cataluña”, expone la nota de la web oficial del club. Bartomeu así lo ratificó: “El club ha decidido unirse al paro de este miércoles. En un momento tan especial el club se reafirma en el compromiso por las libertades. Lo que se vivió ayer en nuestro país es inadmisible, pedimos respeto y nos ponemos al lado de los representantes. Los catalanes nos hemos ganado el derecho a ser escuchados”.

Preguntado sobre qué Liga jugaría el Barcelona en el caso de que Cataluña declarase su independencia, Bartomeu afirmó: “Ante la complejidad de lo que pueda suceder en el futuro con la independencia de Catalunya y dónde pueda jugar el Barça o no es algo que abordaremos cuando toque con la junta directiva y lo haremos con seny”.

Las declaraciones de Piqué tras el partido y su situación en la selección también fueron motivo de comentario de Bartomeu: “Es un tema que Piqué hace tiempo que desea jugar con la selección. Nada más que decir. Es un tema deportivo y así lo vemos. Lo ha expresado siempre públicamente”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon