Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Berlín: 123 policías heridos en desalojo de casa okupa

dw.com dw.com 10/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Las autoridades calificaron los hechos como los más graves ocurridos en cinco años en la capital alemana. De los 86 detenidos, tres serán investigados.

Duros enfrentamientos se registraron la noche del sábado 9 de julio en el barrio de Friedrichshain, en Berlín, luego de que la Policía intentara desalojar una casa okupa en dicho sector de la ciudad. La acción, que tuvo un éxito parcial, se saldó con 123 policías heridos de diversa consideración y 86 detenidos, la mayoría sólo de forma temporal, según un reporte entregado este domingo (10.07.2016) por las autoridades.

Los disturbios, que se extendieron hasta la madrugada de este domingo, se produjeron cuando la acción policial chocó con unos 3.500 manifestantes, quienes se habían reunido frente al edificio de la Rigaerstraße 94 para defender el lugar. Al momento en que los agentes comenzaron su trabajo, se produjo una verdadera batalla campal. Previendo un hecho así, la policía berlinesa había desplegado un amplio operativo de seguridad, con 1.800 policías y ayuda de estados federados vecinos.

“Con este balance se concluye que se trató de la manifestación más agresiva y violenta de los últimos cinco años en Berlín”, resumió la policía en un comunicado emitido tras los graves incidentes, que terminaron con varios coches en llamas en distintos puntos de la ciudad. De los 86 detenidos, tres serán investigados por grave quebrantamiento del orden público. Los manifestantes lanzaron botellas, piedras y petardos contra los agentes y algunos de ellos fueron pateados y golpeados.

Organizados por internet

No es la primera vez que en este barrio berlinés, conocido por su activismo de izquierda, se registran incidentes violentos. Hace tan solo unas semanas, a comienzos de junio, la policía tuvo que hacer también frente a las protestas de los manifestantes que protestaron en contra de otro desalojo en la zona. Al igual que la noche del sábado, entonces ardieron automóviles y se registraron ataques contra miembros de las fuerzas de seguridad.

Los manifestantes, la mayoría vestidos de negro y muchos con el rostro cubierto, atacaron a los agentes al son de gritos como “Defender Rigaer 94” o “Solidaridad contra el terrorismo de Estado”. A través de internet los okupas llamaron a los simpatizantes de su causa a un “julio negro” y en las redes comenzó a circular un video en favor de la manifestación del sábado con duras escenas de enfrentamientos con la policía y coches en llamas.

DZC (dpa, EFE)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon