Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Blanca Suárez: "Me meto caña con el HIIT porque dispongo de poco tiempo"

Logotipo de El Mundo El Mundo 28/09/2017 CRISTINA GALAFATE
© Proporcionado por elmundo.es

"Cariño, la sociedad va como va gracias a seres como tú. Gracias por aportar tu opinión sobre mi cuerpo, ahora la humanidad dormirá tranquila". Así respondía

Blanca Suárez

(Madrid, 1988) hace unos días a un tuitero que le llamaba "gorda". Un zasca que fue muy aplaudido. La actriz parte de la base de que no puede gustar a todo el mundo y es consciente de que, estando tan expuesta, "haga lo que haga se va a comentar", pero a veces le resulta inevitable entrar al trapo.

"Lo hago poco. En este caso, no me parecía justo que me insultasen porque sí. Luego esas personas no me paran por la calle para decirme lo que sí escriben en las redes sociales. Tengo que controlarlo y saber que detrás de esos 1.700.000 seguidores de mi cuenta de

Instagram

hay muchos más que quieren ver mis fotos a los que pretenden hacer daño gratuito. Porque sí te afecta lo que dicen. Y mucho". Aún así, trata de no leer todo lo que se dice sobre ella para no enloquecer. "No depende de mí lo que se opine. Con el desnudo he tratado de reivindicar que no soy perfecta, sino una mujer normal, y también me han criticado".

Se refiere a la

portada sin ropa

que ha protagonizado para la publicación Women's Health. Ha vuelto a dar que hablar, como cuando la acusaron de permitir el uso de Photoshop sobre su cuerpo en la campaña de una firma de moda íntima. Así lo explicaba: "Ésta soy yo. Rachas más redonda, rachas una raspa. Remolona y perezosa... y cuesta dar vueltas hasta por fin entender que haga lo que haga por y con mi cuerpo ha de ser por y para mí". Su chico, Joel Bosqued, que mantiene un perfil bajo y no suele pronunciarse sobre la relación, la ha defendido en público: "Está buenísima. Todo el mundo debería respetar. Me mantengo al margen porque ella, como cualquier mujer, está perfectamente capacitada para llevarse por delante a quien sea".

Blanca aclara que no ha posado para gustar, sino porque quería luchar contra esa imagen de perfección que venden las actrices. "Muchas veces no somos nosotras, es más todo eso que nos rodea: la industria y los medios de comunicación. Éso no quita para que vayamos a una fiesta y queramos brillar y estar guapas. Sin querer, todos vivimos instalados en una noria de hipocresía". No tiene reparos en tirar de las orejas a la prensa: "Me sorprende que se le dé espacio a una foto en la que tengo celulitis o publiquen una noticia de que he ganado un kilo".

Cuando el culo quema pero sufres más con el ataque de risa @angela_cremonte @kiramiro @palomarodriguez Gracias @glamourspain @adidas_es @heatfitnessmad @natalia_natalita @martahurtadodemendoza A partir de hoy en la web de @glamourspain podreis ver un video con entrenamientos made in @heatfitnessmad G O!!

Una publicación compartida de Blanca Suárez (@blanca_suarez) el 7 de Sep de 2017 a la(s) 5:21 PDT

Disfruta con la comida

Se define "gruñona y perezosa, aunque con mucho sentido del humor". Nunca vive un día como el anterior. "Los horarios pueden cambiarme por completo en un mismo período. Puedo levantarme a las seis de la mañana y volver a las ocho de la tarde de trabajar. Ponerme a estudiar, sacar a los perros, hacer la compra... Y, en mitad de la semana, empezar a rodar por la noche. Es un verdadero lío; una locura".

De ahí su falta de disciplina a la hora de entrenar. "Hay veces en que realmente me es imposible. Te dices a ti misma que debes ir, pero tienes que decidir entre el ejercicio o vivir porque acabas corriendo y agobiada en todas partes. Las jornadas no tienen más horas". Su solución son los

entrenamientos de alta intensidad

. «Me meto caña con el

HIIT

[High Intensity Interval Training], que apenas requiere de media hora y es una actividad muy explosiva".

También intenta ordenar las comidas "para no ser un desastre" porque sus almuerzos suelen tener lugar fuera de casa. "Creo que la alimentación es algo de lo que nos debemos preocupar. Sin embargo, ponerme a leer etiquetas me da una pereza que me muero; hemos llegado a un punto obsesivo".

Últimamente se cuida más para no tener altibajos. "Me encuentro mejor, aunque sigo negándome a no tomar algo porque engorde. Si me apetece, me lo como. Disfruto con la comida". A un buen plato de pasta, por ejemplo, no se resiste. También le gusta dejarse mimar de vez en cuando. "Cuando el tiempo me lo permite, voy a la cabina de belleza de

Germaine de Capuccini

a que me hagan un intensivo", cuenta en un evento de la firma de belleza española, de la que es imagen.

"La limpieza es el paso más importante de mi rutina. Intento ser consciente de cómo es mi piel, lo que necesito y aportarle los mejores cuidados". Pese a los paparazzi, en su vida "normal" resulta raro verla maquillada. "Ya estoy siempre capa sobre capa, por eso me gusta sentir que la piel respira e, incluso, me pongo mascarillas en casa de vez en cuando". Mientras, se tira en el sofá. "Como no suelo parar, mi plan perfecto es estar tranquila viendo una serie hasta las cuatro de la madrugada y, después, levantarme tarde, ir a desayunar fuera y jugar con mis animales. Llegar al punto de aburrirme".

Los imprescindibles de Blanca...

Alimentación: Se cuida sin caer en la obsesión. "Me gusta demasiado comer. Disfruto, por eso no me corto ante un capricho". Actividad física: Puede dedicarle menos tiempo del que le gustaría debido a sus horarios. La actriz ha optado por los entrenamientos de alta intensidad que tan de moda están. "Suelo practicar HIIT porque apenas requiere de media hora". Trabajo: Prepara la 'vuelta al cole' con nuevos proyectos. A punto de estrenar la segunda temporada de 'Las chicas del cable', serie de Netflix que protagoniza, en enero comienza a grabar la tercera. "Y en el cine, una película con José Luis Cuerda, así que estoy muy ilusionada: hay mucho trabajo y eso es bueno". Mente: Recupera el equilibrio rodeándose de su familia y amigos. "También trato de evitar leer lo que se dice sobre mí". 'Pecado capital': Afirma ser perezosa. "Un plan perfecto para mí sería quedarme en mi casa en pijama sin nada que hacer". Vicio confesable: No puede evitar sentirse tentada por un plato de pasta.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon