Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Boeing podría desatar una guerra comercial entre EEUU y Reino Unido

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 ALBERTO MUÑOZ
© Proporcionado por elmundo.es

Estados Unidos, Canadá y Reino Unido protagonizan una disputa a tres bandas que podría desembocar en una guerra comercial en el sector aeroespacial.

Todo comenzó en abril de este mismo año cuando le empresa estadounidense Boeing acusó a la canadiense Bombardier de estar recibiendo ayudas estatales de los otros dos gobiernos implicados para poder vender sus jets de pasajeros de clase C mucho más baratos que los suyos.

Ahora, el Departamento de Comercio de Estados Unidos, ha respaldado las acusaciones de Boeing, lo que podría conducir a un incremento en el precio de venta de los productos de Bombardier en el mercado estadounidense hasta en un 219%.

Una decisión que, teniendo en cuenta la importancia que tiene para los canadienses poder comerciar en igualdad de condiciones con sus vecinos del sur, podría tener importantes consecuencias para la compañía.

Bombardier, es una empresa que además emplea a más de 4.000 trabajadores en Irlanda del Norte, aparte de pequeños comercios de la zona que se benefician indirectamente de ella, y que podría optar por eliminar dicha filial si sus beneficios empiezan a caer.

"Los trabajadores en Belfast están conteniendo el aliento ante lo que pueda pasar", dijo Tony Burke, asistente del director general del sindicato Unite, durante la conferencia laborista de este fin de semana en Brighton.

Ante la presión, y la posibilidad de que los laboristas se hicieran con la vitola de ser los únicos defensores de los trabajadores norirlandeses, May ha decidido poner toda la carne en el asador poniéndose del lado de Bombardier en esta disputa.

De hecho, la premier británica ya ha confirmado que está en conversaciones con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, para llegar a algún tipo de acuerdo que podría incluir a Bombardier, ya que los 4.000 de Irlanda del Norte son "muy importantes" para Reino Unido.

"Por supuesto que tenemos un acuerdo muy duradero con Boeing que afecta a varias áreas del Gobierno, pero este no es el tipo de comportamiento que esperamos de un socio como él. Esta situación debilita ese acuerdo", amenazó May.

Una decisión que podría costarle cara en otro frente, ya que en estos momentos su Gobierno está intentando firmar un nuevo acuerdo de libre comercio con Estados Unidos que se haga efectivo a partir de que el país abandone la Unión Europea en la primavera de 2019.

Eso sí, esta decisión proveniente de Washington ha arrojado dudas sobre ese posible acuerdo al confirmar la postura proteccionista que quiere impulsar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

"Quiero que Reino Unido sea campeón mundial del libre comercio. Quienes crean en ello tienen que demostrarlo, explicar sus beneficios y mostrar lo importante que es para elevar el nivel de vida", reclamó la primera ministra británica, Theresa May, en un dardo dirigido al presidente estadounidense tras identificar el proteccionismo con "ideologías fallidas".

"La primera ministra y su gobierno tiene que dejarle claro a Trump que no respaldarán ni se quedarán mirando cómo se amenaza a nuestros trabajadores y nuestras comunidades. La señora May tiene que ponerse en pie por nuestros miembros que forman parte de la industria aeroespacial", declaró el miembro del mayor sindicato de Reino Unido, que además aprovechó para acusar a Boeing de "bullying corporativo".

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon