Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bofetada millonaria: cómo afectará a Apple la histórica sanción de Bruselas

El Confidencial El Confidencial 30/08/2016 J. E.

Bruselas ha lanzado un torpedo a la línea de flotación de Apple con la decisión que obliga a Irlanda a recaudar los cerca de 13.000 millones de euros que la compañía no ha pagado en materia de impuestos. La medida se ciñe al periodo comprendido entre 2003 y 2014 y pone de manifiesto la posición de privilegio de la que ha gozado Apple, según la Comisión Europea, durante todos estos años.

La práctica de Apple no es ajena a la de otras grandes multinacionales que operan en Europa pero la multa de Bruselas supone un punto y aparte debido a la numerosa cuantía que la firma afincada en Cupertino tendrá que embolsar. Los casi 13.000 millones de euros suponen un golpe si se comparan con los 30 millones que tuvo que pagar Starbucks al fisco holandés o los 300 que tuvo que ingresar la sueca Atlas Copco AB en las arcas del fisco belga.

¿Qué supone exactamente para Apple la multa que le ha impuesto Bruselas? Basta con coger los números de sus últimos resultados trimestrales para hacerse una idea de la magnitud de la medida... incluso para una de las mayores empresas del planeta.

Un (pequeño) mordisco a la cartera

A finales del mes de julio, Apple presentó sus últimos resultados financieros. El trimestre en el que la firma alcanzó la cifra de 100 millones de iPhones vendidos en todo el planeta también significó que el efectivo de la compañía quedaba fijado en unos 205.000 millones de euros.

Los 13.000 millones que Bruselas obligará a pagar suponen un 6,34% de esa cifra, un mordisco considerable (aunque no preocupante) en las cuentas de una compañía cuyos últimos trimestres han comenzado a mostrar una tendencia a la baja.

También es importante el dato que revela que una gran cantidad de ese efectivo se almacena fuera de Estados Unidos. Si lo moviera a terreno local, la compañía debería hacer frente al pago de impuestos, lo que mermaría su capacidad operativa.

Equivale a los iPad, Mac y Apple Watch de un trimestre

Los últimos resultados de Apple arrojaron peores números que los del mismo trimestre de 2015 en ventas de iPhone, iPad, Mac y otros servicios (en los que incluyen el Apple Watch, el Apple TV y otros productos como Beats). Pero el dato actual gana en interés si se compara con el importe de la sanción de la Unión Europea.

Ingresos trimestrales por producto (Q3 2016)

Producto

Unidades vendidas

Ingresos (en millones de dólares)

iPhone

40,39 millones24.048

iPad

9,95 millones4.876

Mac

4,25 millones5.239

Otros

Desconocido2.219

La suma de tres de esas categorías (iPad, Mac y otros) arrojó unos ingresos de 12.334 millones de dólares, una cifra por debajo de la que le va a tocar abonar a la hacienda irlandesa. Los ingresos desglosados por producto, siempre en dólares, fueron de 4.876 millones en iPad, 5.239 millones en Mac y 2.219 en otros productos.

Cerca del 33% de los beneficios de 2015

Otra cifra significativa del mordisco de Bruselas se puede apreciar si se repasan los resultados del último ejercicio. En 2015, Apple reportó unos ingresos de más de 200 millones de euros y un beneficio de 47,3 millones de euros.

La comisaria Margrethe Vestager, durante la rueda de prensa en la que anunció las medidas contra Apple. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial La comisaria Margrethe Vestager, durante la rueda de prensa en la que anunció las medidas contra Apple. (Reuters)

Esa cifra supone cerca de un tercio del beneficio neto de Apple durante todo el 2015, y no hay que olvidar que fue el año en el que Apple recaudó más dinero en toda su historia.

Supera en un 50% el gasto en I+D

Una de las grandes divisiones de la compañía es la de investigación y desarrollo. La sección encargada de toda la innovación, de decidir el tipo de cristal que tendrá el próximo iPhone o si el nuevo Mac tendrá un trackpad con Force Touch se lleva más de 8.000 millones de euros al año, según la revista Time.

El golpe es significativo si se tiene en cuenta el momento histórico de la compañía. No se debe olvidar que las ventas de iPhone se han estancado (y se ciernen nubes negras con un iPhone 7 conservador), las del iPad decrecen y las del Apple Watch no acaban de arrancar.

Apple, ¿y ahora, qué?

En un movimiento esperado, la compañía ha emitido un comunicado en el que lamenta la decisión de la Comisión Europea ya que, asegura, pretende reescribir las leyes de los países miembros de la Unión. "Propone sustituir las leyes fiscales irlandesas por otra versión, la que la Comisión opina que debería haber sido", reza la carta firmada por Tim Cook.

UPDATE: Apple says will appeal against European Commission tax decision. #AppleTax

— Reuters Tech News (@ReutersTech)

August 30, 2016

Según Apple, de confirmarse la medida, esta tendrá un efecto perjudicial sobre "las inversiones y la creación de empleo en Europa". Por ello, tanto la multinacional como el gobierno de Irlanda ya han anunciado que van a recurrir la decisión en lo que promete ser una batalla legal cuyo resultado no se desvelará hasta pasados meses o años.

Irlanda no es el único país europeo en el que Apple tiene intereses. La compañía anunció el pasado mes de enero que iba a abrir un centro de desarrollo de aplicaciones en el país como primer paso de una estrategia llamada a deslocalizar la creación de contenidos para su ecosistema.

Uno de los interrogantes que se ciernen sobre el horizonte de la compañía es el futuro de su estructura empresarial en Europa. ¿Obligará esta medida a adelgazar la plantilla? Como se puede ver en este gráfico, la firma ha sido capaz de pagar 3.000 millones de impuestos después de haber declarado un beneficio de más de 47 en 2015. ¿Tendrá un efecto sobre la plantilla un aumento de la presión impositiva?

El logo de Apple luce en una tienda en Galway, Irlanda. (Reuters) © Reuters El logo de Apple luce en una tienda en Galway, Irlanda. (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon