Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brasil: aliado de Temer es nuevo presidente de diputados

dw.com dw.com 14/07/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Rodrigo Maia resultó elegido con 285 votos, superando ampliamente a Rogerio Rosso, líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Más de una decena de candidatos de diversos partidos participaron en las elecciones para decidir quién reemplazaría a Eduardo Cunha en la presidencia de la Cámara de Diputados de Brasil. Las votaciones se extendieron hasta la madrugada de este jueves (14.07.2016), pero finalmente dieron resultados concretos: Rodrigo Maia, aliado del presidente interino de Brasil, Michel Temer, estará al frente de los parlamentarios.

El derechista Maia, del partido Demócratas (DEM), se impuso en una segunda votación por 285 votos a 170 a Rogério Rosso, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDN), quien era considerado el delfín del polémico Cunha, quien desencadenó el juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff. El nuevo jefe de los Diputados recibió el apoyo declarado por parte de partidos de centroderecha y también de fuerzas de izquierda, que querían evitar el triunfo de Rosso.

La elección de Maia, de 46 años y quien se encuentra en su quinto mandato consecutivo como congresista, es vista como un triunfo para el Gobierno de Temer en su campaña por aprobar duras reformas económicas. Se espera que el nuevo presidente de la Cámara de Diputados ayude al presidente interino a aprobar reformas para frenar el gasto público y limitar los beneficios de las pensiones.

Discurso conciliador

El mandato de Maia se prolongará apenas hasta febrero del año que viene, fecha en la que vencía el período de Cunha, quien está imputado por el caso de corrupción en Petrobras y renunció la semana pasada al cargo, pero no a su escaño. Cunha, un político con influencias, usó su poder para pedir la suspensión de la presidenta Dilma Rousseff en mayo, acusándola de adulteración de las cuentas públicas.

Rousseff finalmente fue reemplazada por Temer, su vicepresidente, a la espera de un juicio político en el Senado en el que se espera que los legisladores de la Cámara alta voten a favor de su remoción permanente. La propia Rousseff, en una entrevista a una radio, manifestó este miércoles que su prioridad en esta votación era “interrumpir” la influencia de Cunha en la Cámara de los Diputados. Y parece que lo logró.

En su discurso, Maia afirmó que entre sus labores estará la de “pacificar” la Cámara de los Diputados, que desde la reelección de Rousseff vivió una escalada de tensión y, sin citar a Cunha, prometió acabar con los “intereses” particulares que han guiado el Legislativo en los últimos tiempos. “Convoco a todos para que mañana podamos darle la vuelta a la página que nos avergüenza tanto a todos, de intereses de uno dos o tres parlamentarios”, dijo Maia.

DZC (EFE, Reuters)


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon