Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brexit: Cameron quiere “relaciones cercanas” con la UE

dw.com dw.com 29/06/2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El premier británico participó en la que podría ser su última cumbre en Bruselas, donde el ambiente general era de pesar por los resultados del referéndum.

Un ambiente general de pesar, pero también la convicción de que el proceso de separación debe comenzar lo más rápido posible, imperó este martes (28.06.2016) en el primer día de la cumbre de la Unión Europea tras el triunfo del brexit en Reino Unido. No faltaron las recriminaciones ni tampoco juicios como el de la canciller de Alemania, Angela Merkel, que ve imposible que haya una vuelta atrás en la decisión tomada por los británicos.

El premier David Cameron, invitado solo a la primera jornada del encuentro de los aún 28 miembros de la Unión, dijo que “nuestros socios de la UE están genuinamente tristes porque estamos planeando dejar esta organización”, y adelantó que lo importante ahora es que Europa y Reino Unido busquen “las relaciones más cercanas posibles”. Destacó, también, que todos los dirigentes presentes expresaron su “respeto” por la decisión adoptada por los electores.

Por otro lado, el presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, afirmó que había “entendimiento en cuanto a que se necesita algo de tiempo” antes de que Londres pueda iniciar la salida, pero dijo que se pidió a Cameron que “especifique lo antes posible” cuándo sucederá. En tanto, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, criticó a los políticos británicos que hicieron campaña a favor del brexit. Para él, quienes apoyaron esta opción “son completamente incapaces de decirnos qué quieren”.

No hay vuelta atrás

También habló duro el presidente de Francia, François Hollande, quien si bien dijo que “no hay que castigar al Reino Unido”, sí subrayó que Londres asumió “un riesgo” y “durante un tiempo va a sufrir las consecuencias”. Asimismo, dijo que si Reino Unido quiere seguir teniendo acceso al mercado europeo, debe respetar las cuatro libertades fundamentales: libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas. “Son las cuatro libertades o ninguna”, espetó.

Cameron dijo estar consciente de ello. “Obviamente es un desafío difícil, porque la UE ve el mercado único como un mercado único de bienes, servicios, capitales y personas, y esas cosas van juntas”, reveló. “Es un desafío para Reino Unido y para Europa”, advirtió. También sostuvo que Londres no pretende darle “la espalda a Europa” y abogó por las buenas relaciones entre “socios”.

“Quien quiera salir de esta familia no puede esperar librarse de todos los compromisos y al mismo tiempo mantener todos los privilegios”, había dicho antes de la cita la canciller Merkel. La líder añadió que no es momento de hacerse ilusiones, sino de aceptar la realidad. “No veo ninguna manera de revertir esto”, admitió. Los líderes de los 27 se reunirán este miércoles por primera vez sin Cameron para celebrar una primera reflexión sobre el futuro del proyecto europeo tras la sacudida del brexit, que continuarán en otra cumbre informal a principios en septiembre en Bratislava.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon