Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brexit: el referéndum hace temblar a Europa Oriental

dw.com dw.com 16/06/2016 Jannis Papadimitriou / ERS
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Los países de Europa Oriental miembros de la UE, tales como Polonia, Bulgaria y Rumania, temen las consecuencias negativas de un eventual brexit. Y no solo por la economía y la migración.

Luego de la ampliación de la UE hacia el este de Europa, Gran Bretaña fue uno de los primeros países que abrió su mercado laboral para ciudadanos de los nuevos Estados miembros. Muchos académicos y mano de obra especializada de Europa Oriental se fueron a trabajar a Gran Bretaña. La inmigración neta en el país (número de inmigrantes menos número de emigrantes) alcanzó en 2014 la cifra récord de 330.000 personas.

La mayoría de los inmigrantes proviene de Polonia. Actualmente viven en Gran Bretaña casi medio millón de polacos. Les siguen 200.000 búlgaros y el mismo número de rumanos.

¿Adiós a los polacos?

Que luego de un eventual brexit la libertad de circulación y asentamiento en Gran Bretaña para ciudadanos de la UE siga como hasta ahora es más que dudoso. “No nos extrañaría que después de un brexit algunos polacos deban incluso abandonar Gran Bretaña”, dijo a DW Dariusz Rosati, europarlamentario y exministro de RR. EE. de Polonia.

En todo caso, si triunfan los defensores del brexit, el estatus legal de los asalariados de Europa Oriental en Gran Bretaña quedaría en un limbo. Pero no se trata solo de posibilidades de trabajo y de estudio.

Gran Bretaña es asimismo un apreciado socio político. Sobre todo Polonia mantiene tradicionalmente estrechas relaciones con Gran Bretaña. Ambos países aplican además modelos económicos dinámicos, a diferencia de Francia y los países del sur de Europa, dice Rosati.

El problema de la defensa

Pero la economía no lo es todo. Londres asume sobre todo en la política de seguridad un papel especial, que se echaría mucho de menos en Europa Oriental en caso de un brexit. Sin los británicos, una alianza defensiva europea sería tan impensable como una unión monetaria sin los alemanes.

Gran Bretaña es el país de la UE con el mayor presupuesto destinado a la defensa. “En vista de la imprevisibilidad de Rusia, un brexit debilitaría mucho a la UE”, resalta Rosati.

También el europarlamentario búlgaro Andrey Kovatchev ve considerables riesgos de seguridad para Europa en caso de que los británicos se decidan efectivamente por abandonar la UE.

El eurodiputado alemán David Mc Allister, por el contrario, no está tan alarmado. Mc Allister apuesta porque al final se imponga el “sentido común”. En todo caso, agrega, todos los datos económicos indican que sería mejor para el Reino Unido que permaneciera como miembro pleno de la UE. No obstante, advierte, sea cual sea el resultado del referéndum del 23 de junio, “en Europa deberemos realizar posteriormente un profundo debate sobre los fundamentos de la UE”.

Autor: Jannis Papadimitriou / ERS

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon