Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Brexit: Incertidumbre en Bruselas

dw.com dw.com 28/06/2016 Bernd Riegert (CP/ ERS)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La futura salida oficial de Reino Unido de la UE genera incertidumbre y muchos interrogantes, y no solo en Bruselas. ¿Seguirá siendo el inglés el idioma oficial de la UE?

Como un buen mediador que aconseja a los aún cónyuges sumidos en el torbellino de un divorcio, John Kerry, el secretario de Estado de EE. UU., recomendó a los implicados en los acuerdos sobre el brexit, la Comisión Europea y el Gobierno británico, no perder la cabeza. “Queremos una Unión Europea fuerte, y queremos que se mantengan las relaciones especiales con el Reino Unido”, dijo Kerry.

En las dos reuniones que mantuvo con ambas partes apeló no apresurarse y tirar ahora por la borda todos los aspectos que las unen: “La UE y Gran Bretaña siguen compartiendo los mismos valores e intereses”, dijo Kerry, y “eso no cambiará”. Además, no reiteró la amenaza hecha por el presidente estadounidense, Barack Obama, de negociar primero un tratado de libre comercio con la Unión Europea, y dejar para después a Gran Bretaña.

Conversaciones sobre el brexit, en octubre

En Bruselas, la Comisión Europea (CE) y el Consejo de Estados miembros parten de que el próximo gobierno británico dará inicio a las negociaciones sobre la concreción del brexit en octubre. Portavoces de la CE y del Consejo rechazaron la propuesta de Reino Unido de empezar con negociaciones informales sobre las modalidades del brexit ya antes de la comunicación oficial de su salida de la UE basándose en el artículo 50 del Tratado de Lisboa. “Los que apoyaron el brexit no esperaban, evidentemente, que ganarían”, dijo a DW la presidenta de la Comisión Constitucional en el Parlamento Europeo, Danuta Hübner, en Bruselas. “No tienen un plan concreto y no están preparados”, añadió, rechazando, al mismo tiempo, que se vaya a estipular ahora mismo algún tipo de regulación especial para Gran Bretaña – como, por ejemplo, el acceso libre al mercado interno de la UE sin pagar contribuciones. La Comisión de la UE insistió en el comienzo inmediato de las negociaciones a pesar de lo doloroso que pueda ser el proceso.

Agunos países del Este de Europa no lo ven así y critican al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, debido a su postura firme al respecto. Incluso el ministro checo de Relaciones Exteriores llegó a pedir la renuncia de Jüncker. En Bruselas hasta se corrió la voz de que en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de le UE se podría llegar a presentar una moción para reemplazar a Juncker. Polonia anunció que quiere tomarse su tiempo para pensar, mientras Italia exige negociaciones inmediatas para tranquilizar a los mercados.

¿Dejará de ser el inglés el idioma oficial de la UE?

Danuta Hübner, experta en tratados y asuntos constitucionales en el Parlamento Europeo, señaló que hay una serie de áreas en las que se espera que las negociaciones con Reino Unido se tornen dificultosas. Pero apuntó que también la UE debe adaptar sus normas. Un asunto más bien curioso es el que se refiere al futuro de la UE como idioma oficial de la UE. “Si Gran Bretaña se va, el inglés deja de ser el idioma oficial de la UE”, dijo Hübner, para sorpresa de los periodistas en el Parlamento Europeo. “Irlanda y Malta ya solicitaron que sus idiomas, el irlandés y el maltés, sean lenguas oficiales”. Ningún otro país reclamó el inglés como idioma oficial. Solo está permitido un idioma por país de la UE. Pero Hübner cree que se encontrará una solución al dilema. El objetivo principal es, sobre todo, proteger los intereses de dos millones de ciudadanos europeos que viven actualmente en el Reino Unido, y también los de los británicos que trabajan en Bruselas y en el resto de la UE. Hübner asegura que ninguna de las dos partes sabe bien aún qué se negociará ni cuáles serán las condiciones.

¿Demanda de divorcio ante el Tribunal Europeo de Justicia?

La Comisión, el Consejo y también el Parlamento Europeo parten de que el procedimiento de separación de Reino Unido de la UE se hará en dos pasos: primero deberá ser ratificado por todos los países de la UE. Después comenzarán las negociaciones sobre las futuras relaciones con Reino Unido para regular el libre comercio y las normas de viaje. Sin embargo, Chris Grayling, uno de los ministros británicos a favor del brexit, quiere que el proceso se haga de otro modo, con negociaciones informales sobre libre comercio ya antes de la salida de Reino Unido de la UE. Y también quiere que se ponga fin a la inmigración desde la UE hacia Gran Bretaña antes de la salida oficial.

En el peor de los casos, la UE y Gran Bretaña se enfrentarán ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea como partes en divorcio. Tal vez incluso Reino Unido pueda exigir ante el TJUE que se aplique el artículo 50. Por verse está si se llega o no a una guerra diplomática.

Autor: Bernd Riegert (CP/ ERS)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon