Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bruselas propone un plan de ayuda de 700 millones de euros para hacer frente a la crisis de los refugiados

La Sexta La Sexta 02/03/2016 Agencias
Volver a reproducir vídeo

Bruselas propone un plan de ayuda de 700 millones de euros para hacer frente a la crisis de los refugiados

La Comisión Europea (CE) propuso destinar 700 millones de euros de ayuda humanitaria a los refugiados en países de la UE desbordados por la crisis, como Grecia, después de que Atenas haya protestado por el cierre de fronteras de otros socios y el bloqueo de miles de personas en su territorio.

"Este mecanismo no va asignado a un país en concreto. No es un mecanismo para Grecia únicamente, se aplicará a cualquier país donde las necesidades sean mayores", sostuvo en rueda de prensa el comisario europeo de Ayuda Humanitaria y Gestión de Crisis, Christos Stylianides, quien reconoció, no obstante, que este país podrá en efecto beneficiarse de la ayuda.

"Se aplicará a cualquier país donde las necesidades sean mayores"

Stylianides recordó que Atenas se ha comprometido a aceptar a 50.000 refugiados como mínimo, y aseguró que más allá de estos 700 millones que se repartirán en tres años (300 millones en 2016, 200 en 2017 y otros 200 en 2018), Grecia podrá recurrir también a otros fondos comunitarios disponibles como los estructurales, el fondo de solidaridad, o el de ayuda a la migración.

En cualquier caso, el comisario recalcó que la nueva propuesta se refiere en exclusiva a "ayuda humanitaria reservada a los refugiados" y tiene carácter complementario al apoyo que ya recibe el país en el marco del programa de reubicación de demandantes o del desarrollo de centros de registro. Para dar mayores garantías sobre el uso que se dará a estos 700 millones de euros aseguró que ello será decidido en cooperación con las ONG presentes en el terreno, que son las que determinarán las necesidades.

Unos 30.000 refugiados e inmigrantes están atrapados en estos momentos en Grecia a la espera de poder continuar su ruta hacia el norte de Europa, mientras que la frontera con Macedonia está herméticamente cerrada tras los incidentes registrados este lunes, en los que se recurrió al uso de gas lacrimógeno para evitar su entrada en el país. El ministro de Migración, Yannis Muzalas, calcula que en las próximas semanas el número puede alcanzar los 70.000.

Los Estados miembros protagonizaron un intercambio de reproches subido de tono en el Consejo de ministros europeos de Justicia e Interior de la semana pasada, en el que Austria acusó a Grecia de no controlar adecuadamente las fronteras exteriores y Atenas a Viena de tomar medidas "hostiles" contra otros socios comunitarios. Muzalas dijo entonces que su país no está dispuesto a convertirse "en el Líbano de Europa, en un almacén de almas, aunque vaya acompañado de más financiación".

Precisamente sobre esta cuestión se pronunció el presidente del los liberales de ALDE en el Parlamento Europeo (PE), Guy Verhofstadt, quien vinculó la presentación de este plan con la situación en Grecia y pidió a través de la red social Twitter que no se convierta al país en un "vertedero" de refugiados.

La propuesta de hoy de la CE requiere una modificación del presupuesto comunitario, y por tanto, necesita el visto bueno de las autoridades presupuestarias de la UE, el Consejo y el Parlamento Europeo, por lo que y aunque Bruselas lo califique de plan de "emergencia", su efecto en realidad no será inmediato.

Stylianides instó a los gobiernos europeos y a la Eurocámara a que respalden la propuesta rápidamente para prevenir el sufrimiento humano, puesto que su objetivo es cubrir todas las necesidades básicas como alimento, acogida y medicamentos que tengan los niños, hombres y mujeres que llegan a los Estados miembros.

Esta financiación no procederá en ningún caso de los programas de ayuda humanitaria para países de fuera de la UE, aclaró el comisario, al tiempo que hizo hincapié en que solo habrá una solución sostenible a la crisis si se actúa sobre las raíces del problema en países como Siria, Irak y Afganistán, y si se logra dar una respuesta europea.

En paralelo, la CE anunció hoy la devolución de 308 inmigrantes irregulares desde Grecia a Turquía, un paso que envía una señal a aquellas personas que no cumplen los requisitos para recibir protección internacional, expuso el portavoz comunitario Margaritis Schinas.

Los líderes comunitarios abordarán el próximo lunes en la cumbre con Turquía primero y luego a veintiocho todas las cuestiones aún abiertas para resolver la crisis de refugiados, como el mal funcionamiento del mecanismo europeo para la reubicación de 160.000 refugiados, de los que únicamente se ha trasladado a 218 personas desde Grecia y 279 desde Italia hacia otros Estados miembros.

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon