Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bush padre celebra su 90 cumpleaños saltando en paracaídas

El Mundo El Mundo 12/06/2014 EDUARDO SUÁREZ
© Proporcionado por elmundo.es

George H. W. Bush celebró este jueves su 90º cumpleaños con un salto en paracaídas desde un helicóptero muy cerca de su mansión de Kennebunkport. Hace tiempo que el ex presidente se desplaza en una silla de ruedas. Pero sus problemas de movilidad no le han impedido arrojarse al vacío acompañado por los miembros del : una asociación de veteranos con la que Bush y con la que mantiene un vínculo especial.

"Hace un día maravilloso en Maine. Lo suficientemente bueno para un salto en paracaídas", anunció el ex presidente en su unas horas antes de efectuar el salto, acompañado por el fundador de la asociación Mike Elliot, que sirvió en el Ejército durante la primera Guerra del Golfo y acompañó a Bush al menos en tres saltos anteriores en 1999, 2004 y 2009.

Una muchedumbre de amigos y familiares recibió a Bush al tomar tierra junto a su domicilio. Varios enfermeros se apresuraron a ayudarle a sentarse en su silla de ruedas después de un aterrizaje algo accidentado en el que cayó sobre su pecho junto al militar que le acompañó.

Al cumplir 88 años, Bush advirtió a su nieta Jenna que estaba sopesando la posibilidad de arrojarse en paracaídas por última vez. "Aún tengo un salto dentro de mí", dijo convencido antes de sufrir varios problemas de salud que llevaron a sus hijos a ultimar los preparativos para su funeral.

"Es muy típico de Bush y de su pasión por la vida", afirmó su portavoz Jim McGrath. "Siempre quiere ponerse un objetivo y alcanzarlo. Estoy seguro de que quiere enviar un mensaje a otras personas de que incluso en los años de la jubilación uno puede encontrar desafíos".

El salto no será el único regalo que recibirá el ex presidente, que será agasajado en una cena con 200 amigos y miembros de su familia en la que estarán presentes George W. Bush y su hermano Jeb, que suena ahora como posible aspirante para las presidenciales de 2016.

Bush suele decir que su afición por los saltos nació el 2 de septiembre de 1944, cuando el avión que pilotaba fue alcanzado por un proyectil y se vio obligado a arrojarse en paracaídas sobre el Pacífico. Desde entonces ha saltado en ocho ocasiones. Las últimas junto a Elliot, desde una altura de 3.200 metros y muy cerca de la mansión en la que reside con su esposa Barbara.

En 2009 dijo a los periodistas que había saltado por dos motivos: para experimentar la excitación de la caída libre y para mostrar que las personas mayores pueden permanecer en activo y hacer cosas divertidas. "Uno no tiene por qué quedarse sentado en una esquina sólo porque sea viejo", dijo entonces. "Sal ahí fuera y haz algo. Sal ahí fuera y disfruta de la vida".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon