Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cáncer de mama: Arte con causa

El Mundo El Mundo 09/06/2014 MARÍA VALERIO

Ainara recuerda que su diagnóstico de cáncer le llegó "como un regalito de cumpleaños". Acababa de hacer los 33. Ahora, tres años después, ella es una de las protagonistas de , una exposición en la que mujeres que han pasado por un muestran sin miedo las cicatrices de la enfermedad diespuestas a romper tabúes.

"En mi caso, gracias a que me lo detectaron a tiempo y me dieron quimioterapia para reducir el tamaño, me quitaron sólo un trocito del pecho y tengo una cicatriz muy pequeña", relata Ainara a EL MUNDO. "Por eso quise participar, para animar a otras mujeres y demostrar que no en todos los casos te tienen que quitar todo el pecho, o incluso los dos".

Porque las costuras de esta exposición son tan variadas como sus 27 protagonistas y tanto como lo es el cáncer de mama, una enfermedad con múltiples caras. Koen Suidgeest, el fotógrafo holandés detrás de las fotografías, confiesa que su objetivo con este proyecto era concienciar sobre el cáncer de mama y rendir un homenaje al pecho como sinónimo de la vida. "Para mí existe un contraste muy fuerte entre el pecho como representación de la vida misma desde el momento en que nacemos y la enfermedad", relata desde Holanda, donde ha vuelto a vivir después de 17 años afincado en España.

© Proporcionado por elmundo.es

La iniciativa dio sus primeros pasos en 2009 y gracias a una campaña de micromecenzago iniciada en Internet pudo concretarse por fin en una exposición que estos días puede verse en Madrid (sala Cambio de Sentido) y que pronto llegará también a Barcelona (sala Noble). "Al principio pensamos en un libro, pero en tiempos de crisis es más caro de editar y además pensamos que la exposición llegaría a más gente".

En la exposición han participado nueve mujeres holandesas y 18 españolas, aunque como explica el autor, se ha omitido intencionalmente sus nombres para proteger su identidad; "porque no quiero que dentro de 10 años, cuando busquen trabajo, por ejemplo, alguien googlee su nombre lo único que vea sea esa imagen", explica Suidgeest. A su juicio, lo importante de las imágenes no es tanto la cicatriz o el pecho con costuras, sino la mirada de las mujeres. "La fuerza que transmiten, ese decir 'aquí estoy yo'".

Ainara recuerda que aunque nunca había participado en una cosa así se sintió muy cómoda durante la sesión de fotos. "Hay muchas mujeres valientes en este proyecto", añade, "porque hay que aprender a mirarse al espejo y el día a día puede llegar a ser muy difícil en un mundo en el que se nos pide estar siempre estupendas y con dos tetas bien puestas".

'Costuras a flor de piel' cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), la Fundación Once, la editorial Líniazero y laboratorios Sanofi.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon