Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo deshacerte de toda la publicidad que te cuela Windows 10 (sí, toda)

El Confidencial El Confidencial 09/11/2016 Álvaro Hernández

Puede que Windows 10 ya está presente en más de 400 millones de dispositivos y que, entre otras cosas, Cortana y sus chistes hayan servido para que algunos usuarios olviden los errores del pasado, pero si en algo ha batido todos los récords la última versión del sistema operativo de Microsoft es en la cantidad de publicidad que ha conseguido colar en nuestras pantallas (eso, por no hablar de la inquietante insistencia de la compañía para que todos actualizásemos nuestros equipos).

Sin embargo, aquellos que tengan un ordenador con Windows 10 no tienen por qué resignarse a pasar por el aro de los de Redmond. El gigante tecnológico va a intentar mostrar toda la publicidad que pueda (incluso si, en lugar de haber actualizado en su momento a esta versión de forma gratuita, el usuario en cuestión ha pasado por caja), pero existen formas de evitar que los de Bill Gates conviertan nuestro ordenador en un Piccadilly Circus en miniatura.

Adiós a los anuncios de pantalla de bloqueo

Además de una imagen de lo más artístico y un reloj de un tamaño considerable, la pantalla de bloqueo de Windows 10 también muestra de cuando en cuando algún anuncio. Por ejemplo, suele aparecer publicidad sobre los juegos que se venden a través de la propia tienda de Microsoft, como ‘Rise of the Tomb Raider’.

© Proporcionado por El Confidencial

Sin embargo, basta con acceder a la 'Configuración' del sistema operativo para entrar en 'Personalización' y, después, en 'Pantalla de bloqueo'. En este menú, solo hay que buscar las opciones que aparecen en 'Fondo' para elegir 'Imagen' o 'Presentación'. Cualquier cosa menos 'Contenido destacado de Windows', que viene con trampa. Además, por si acaso, desactiva la opción 'Mostrar datos curiosos, sugerencias y mucho más en la pantalla de bloqueo' que se encuentra un poco más abajo.

Sin aplicaciones sugeridas

© Proporcionado por El Confidencial

Una de las novedades del recuperado menú de Inicio es la recomendación nada inocente ni casual de aplicaciones. En realidad, suelen ser juegos más bien caros que se publicitan en esa suerte de bloques con los que Microsoft le dio un nuevo aire a este clásico del sistema operativo. Acabar con estas falsas propuestas de la compañía es igual de sencillo que en el caso anterior: una vez en 'Personalización', hay que acceder a 'Inicio' para desactivar la opción 'Mostrar sugerencias ocasionalmente en Inicio'.

Gracias, no queremos consejos

Windows 10 piensa tanto en sus usuarios y los cuida tan bien que les da consejos para que le puedan sacar el máximo partido al sistema operativo. Sin embargo, estos consejos no son sino publicidad encubierta de las propias herramientas de la compañía. No, querida Microsoft, no hemos utilizado aún Edge y no vamos a hacerlo por más que lo aconsejes desinteresadamente.

© Proporcionado por El Confidencial

Para acabar con ellos, esta vez hay que acceder al menú 'Sistema' dentro de 'Configuración'. Una vez dentro, solo hay que elegir 'Notificaciones y acciones' para desactivar la opción 'Obtener trucos, consejos y sugerencias mientras usas Windows'.

​Cálmate, Cortana

Cortana es como ese jugador de fútbol que se deja el alma calentando en la banda: si no le haces caso, el símbolo del asistente empieza a dar botes para reclamar tu atención. Este reclamo ideado por Microsoft para que todos sus usuarios caigan en las redes de este competidor de Siri también puede ser silenciado con unos pocos clics: desde el propio Cortana y seleccionando en su 'Configuración', solo hay que hacer algo de ‘scroll’ para encontrar la opción 'Sugerencias de la barra de tareas'. Desactívala y a disfrutar de algo de calma.

Si no tengo Office es por algo

© Proporcionado por El Confidencial

Créetelo, Microsoft: algunos de los usuarios de tu sistema operativo pasan olímpicamente de tu paquete ofimático y no tienen intención alguna de utilizarlo. Al fin y al cabo, existen alternativas (y gratuitas). Así que la sugerencia 'Obtén Office' está de más: en la opción 'Sistema', dentro de la 'Configuración', elige 'Notificaciones y acciones' para desactivar la correspondiente al cansino 'Obtén Office'. Obviamente, si tienes instalado el paquete que incluye Excel, Word y todos esos clásicos, la notificación no te aparecerá. Faltaría más.

Acabar con las ‘apps’ instaladas de fábrica

No solo de publicidad vive el gigante tecnológico creado por Bill Gates. Entre anuncios disfrazados de sugerencias y falsos consejos, Microsoft cuela también aplicaciones y juegos instalados directamente para que los usuarios de su sistema operativo ya estén algo más cerca de usar sus herramientas (o las de sus amigos). Es lo que sucede con Minecraft y Candy Crush.

Para acabar con ellas, solo hay que acceder al menú de 'Inicio' para hacer clic con el botón derecho sobre la ‘app’ que queramos aniquilar. Un 'Desinstalar' a tiempo te ahorrará algo de espacio. No obstante, algunas de estas aplicaciones no están instaladas exactamente, sino que están presentes en el menú en un bloque que da acceso a su descarga. En este caso, otro clic con el botón derecho y un 'Desanclar de Inicio' serán suficientes.

Adiós a los bloques con vida propia

© Proporcionado por El Confidencial

Los llamados ‘live tiles’, esos bloques del menú de inicio que, en movimiento, muestran alguna última hora de plataformas como Twitter, también son otra forma de publicidad. Esta suerte de iconos dinámicos desaparecerá de tu vista igual de rápido que en los anteriores casos. Haz clic con el botón derecho sobre uno de ellos y selecciona 'Más' para elegir 'Desactivar el icono dinámico'. Coser y cantar.

Los juegos ya no son lo que eran

El Solitario y compañía están en Windows 10, pero tienen trampa, ya que incluyen anuncios en formato vídeo de unos 30 segundos que podrían desesperar a cualquiera. Además, Microsoft da una opción para acabar con esta publicidad: pagar 10 euros al año. En este caso, la solución pasa por buscar un Solitario 'online'. No es difícil encontrar alguna versión gratuita con una publicidad menos agresiva.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon