Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo entender el caso de Marina Joyce, en 5 actos

EL PAÍS EL PAÍS 30/07/2016

La preocupación que ha suscitado la youtuber británica Marina Joyce entre sus seguidores es tal que, a principios de semana, la policía de Enfield ha visitado en su casa para comprobar que se encontraba bien.

Entre los temores de sus fans que se han disparado en los últimos días, se encontraba la posibilidad de que su novio estuviera abusando de ella o que la joven estrella de internet tuviera un problema de adicción a las drogas.

Los hematomas en su cuerpo que muestra en algunos de sus recientes vídeos y su actitud errática dispararon las alarmas.

La etiqueta #savemarinajoyce ha sido tendencia de Twitter en varios países durante los últimos días, aunque mucha gente nunca hubiera escuchado hablar de Joyce hasta esta misma semana. Estos son algunos datos para ayudarnos a entender su personalidad y la polémica en la que se ha visto envuelta en los últimos días.

1. Sus inicios

Su primer viral fue un tutorial sobre pestañas Marina Joyce tiene 19 años. Nació en el norte de Londres en 1997 y tiene un hermano mayor. A los 16 años inició su videoblog centrado en la moda y en los tutoriales de maquillaje.

Su cuenta de YouTube tiene 1,6 millones de seguidores. Debutó publicando un vídeo en su cuarto de baño. Con su segunda grabación ya consiguió ser viral, enseñándonos a sacar el máximo partido a nuestras pestañas y logrando 4,8 millones de reproducciones. 

2. Denuncia de agresión sexual

Marina Joyce en el vídeo en el que asegura haber sido agredida sexualmente En octubre de 2014, Joyce publicó un vídeo en el que aseguraba haber sufrido una agresión sexual por parte de otra estrella de YouTube británica, Sam Pepper, ocho años mayor que ella.

El vídeo de la acusación tiene más de 800.000 reproducciones hasta el momento y puede ser una de las razones por las que sus seguidores teman que vuelva a ser víctima de algún tipo de agresión.

Aunque no hubo ninguna denuncia oficial entre ellos, Pepper ha terminado vengándose aprovechando todos los comentarios que ella ha originado estos días. Asegura en su cuenta de Twitter que Marina Joyce tiene un problema con las drogas.

Te puede interesar:

En imágenes: la procesión de ataúdes con personas vivas en As Neves

Los Indiana Jones del siglo XXI: "Soy científico y me juego la vida"

3. Sospechas 

previas Ya sonaban voces de alarma en redes sociales desde días antes del famoso hashtag, gracias en parte al extraño comportamiento de la británica. En este mensaje recuperado en Twitter, una seguidora le pregunta a mediados de julio si está bien, a lo que ella responde con un sí, para luego contestar que no.

4. La respuesta a la polémica

Tras el revuelo provocado en los medios internacionales, el estadounidense Philip DeFranco, quien cuenta con su propio programa en YouTube, realizó una entrevista a Marina Joyce este miércoles.

En ella, la británica asegura estar bien y no explicarse lo que está ocurriendo. Sus moratones son causa de una excursión por el bosque y su cambio de actitud es fruto de sus nuevas creencias religiosas, explica.

La charla entre ambos ha alcanzado 1,6 millones de reproducciones en las primeras 48 horas de su publicación. Esta semana concedió una entrevista para asegurar que se encontraba bien

5. ¿Y qué está pasando ahora?

Antes de conceder su entrevista, Joyce ya había ofrecido un directo este miércoles para mostrar que estaba bien, pero ninguna conexión a través de su cámara parece calmar a sus fans, quienes sospechan que está siendo coaccionada. Joyce ha decidido convocar un encuentro en persona con sus seguidores el próximo 6 de agosto en Bethnal Green (en la parte este de Londres).

Este encuentro, que se espera masivo, también ha sido objeto de conflicto. La británica primero lo convocó a través de redes sociales para el próximo 3 de agosto. Tuvo que parar el evento ante la confusión en torno a la fecha (muchos asumieron que se refería a este jueves 28 de julio) e incluso por teorías que temíanque la gran afluencia de gente al lugar pudiera terminar en un ataque terrorista de Daesh.

Sí, no es broma. Otro youtuber, Alfie Deyes, ha estado muy activo en toda esta polémica y ha recomendado a la gente que no ponga su vida en peligro, en un mensaje que se acerca a los 40.000 retuits. De momento, la fecha de celebración del encuentro para el 6 de agosto se mantiene en pie.

Volver a reproducir vídeo

Lo más visto: 

La tragedia humana que ha destrozado a Ferrari

La 'conversión' del novio de Arrimadas antes de su boda

Niños muy monos que se echaron a perder

Esta foto de 3 chicas en bikini comprando esconde algo perturbador

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon