Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo evitar que Windows 10 se instale sin tu permiso (y borrarlo si ya lo hizo)

El Confidencial El Confidencial 13/04/2016 Teknautas

Nos ha quedado claro, Microsoft: Windows 10 ya está disponible y es gratuito, sí. Desde su lanzamiento en verano del año pasado, la multinacional estadounidense ha incrementado sus acciones persuasivas para lograr que el mayor número posible de usuarios se pasara a la última versión de su sistema operativo. Si hasta hace unos meses insistía con mensajes constantes, desde febrero comenzó a instalarse de forma automática.

Para aquellos usuarios que quieran alargar su paso a Windows 10 el máximo posible, en Teknautas traemos unos consejos para impedir la instalación automática... y revertirla en caso de que sea demasiado tarde. Aun así, abrazar el nuevo sistema operativo puede ser la mejor solución, a menos que la avanzada edad de nuestra máquina nos haga plantearnos su supervivencia al lavado de cara. En ese caso siempre podemos plantearnos la instalación de Ubuntu.

Puesto que ahora Windows 10 es una actualización recomendada, aquellos ordenadores con Windows 7 y 8.1 cuya configuración instale las actualizaciones de forma automática —la mayoría— se pasarán al nuevo sistema operativo sin que su usuario apenas se dé cuenta. Más de un cliente de Microsoft ha compartido con impotencia en las redes sociales cómo su PC se reinició de repente para comenzar a instalar aquello que largo tiempo habían retrasado.

Una forma de evitarlo es cambiar esta configuración. Para ello debemos ir a Windows Update, que podemos buscar desde el menú de inicio, y cambiar la opción de "Instalar actualizaciones automáticamente (recomendado)" a cualquiera de las otras que nos permiten escoger cuáles instalamos. El archivo de Windows 10 aparece como "KB 3035583".

Otra posibilidad, más sencilla, es instalar el 'script' Aegis, que impide que se ejecute cualquier archivo relacionado con Windows 10. Puede descargarse desde su página web o desde aquí. Para utilizarlo tan sólo hay que hacer clic derecho en el archivo aegis.cmd, seleccionar la opción de ejecutar como administrador y seguir las instrucciones. Como siempre, es recomendable crear un punto de restauración antes de comenzar el proceso.

© Proporcionado por El Confidencial

Para los que se arrepienten del cambio

Si, por el contrario, Windows 10 ya ha sido instalado, todavía hay una pequeña esperanza para deshacer el proceso. Una vez instalado —por voluntad propia o no— tenemos treinta días para volver al sistema operativo anterior, el tiempo que este se conserva en el disco duro. Por supuesto, lo mejor es hacer una copia de seguridad antes, por si acaso.

Para 'retroceder en el tiempo' es necesario ir a Configuración, y una vez allí a Actualizaciones y seguridad ir a Recuperación. Allí un botón nos dará la opción de retroceder a Windows 8.1 o a Windows 7. En caso de que no aparezca esta opción significará que llegamos demasiado tarde.

Todavía hay una última posibilidad de salvación, pero es la más drástica de todas: devolver el ordenador a su estado original de fábrica, lo cual incluye el sistema operativo inicial. Esto formateará el disco duro y eliminará los archivos, así que será necesario hacer copias de seguridad. Una vez decididos a dar el paso, tan sólo hay que apretar F11 mientras el ordenador se inicia para acceder al menú restauración. Una vez recuperada la versión de Windows deseada, no hay que olvidar seguir los primeros pasos y cambiar la configuración de las actualizaciones automáticas, o volveremos a encontrarnos con Windows 10 en nuestro viejo ordenador.

(Reuters) © Reuters (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon