Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo hacer fotos y vídeos en 360º (y las mejores cámaras para practicar)

El Confidencial El Confidencial 10/07/2016 Ramón Peco

Las cámaras capaces de captar imágenes de 360 grados comienzan a llegar a las tiendas. Pero hay un problema: nadie sabe muy bien cómo usarlas. Durante varios días hemos estado captando imágenes y viéndolas con una de estas cámaras, la LG Cam 360, y utilizando además las gafas de realidad y el smartphone LG G5 de la compañía. El resultado es más esperanzador de lo que pensábamos.

La LG Cam 360 es solo una de las últimas cámaras para tomar fotos en 360. Hay un buen puñado, como la Samsung Gear 360, la Ricoh Tehta S o la Kodak PixPro SP360. Ninguna está realmente diseñada para lograr una experiencia de realidad virtual profesional, sólo han sido pensadas para experimentar a nivel casero con ellas. Aunque permiten hacerse una idea bastante clara de lo que supone captar imágenes de 360 grados y verlas en unas gafas de visión estereoscopica, en un teléfono móvil o en el ordenador.

Lo primero que hay que saber es que no es necesario una cámara especial para hacer fotos envolventes. En webs como Fotografía 360 se pueden encontrar numerosos artículos para aprender a hacer fotos de esa clase disparando varias tomas con una cámara réflex o una compacta avanzada. Aunque el proceso es mucho más engorroso que utilizar una cámara diseñada para captar con un sólo disparo una foto de 360 grados.

Aún son muy pocas las cámaras que permiten eso: la LG de nuestra prueba, la Gear 360 de Samsung y la Ricoh Theta. En el terreno profesional se pueden encontrar dispositivos mucho más sofisticados, como la cámara Nokia OZO. A caballo entre ambos mundos está la anunciada Nikon KeyMission, una cámara de acción preparada para captar imágenes de 360 grados. Aunque este modelo aún no ha llegado a las tiendas.

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir una cámara para realidad virtual? Fundamentalmente dos aspectos: el número de objetivos con los que cuenta (dos en los modelos no profesionales), la resolución de las imágenes que son capaces de captar y el tipo de sensor. Tanto la LG 360 como la Ricoh Theta cuentan ambas con la ventaja de que podemos controlarlas desde un gran número de teléfonos mediante una aplicación, algo fundamental porque estas cámaras no cuenta con una pantalla incorporada. La cámara de Samsung sólo puede controlarse con algunos de los últimos Galaxy de la serie S.

Cómo tomar fotos envolventes

Captar imágenes fijas de 360 grados como las que vemos en Google Street View permite poder observar todo lo que rodea a la cámara. Por lo que resulta ideal para cierta fotografía documental y, evidentemente, para captar paisajes. Las limitaciones de esta tecnología las pone la imaginación. Las fotos de 360 grados pueden ser útiles para realizar fotos inmobiliarias o para captar imágenes deportivas. La agencia de fotografía Getty de hecho va a proporcionar a sus fotógrafos cámaras de 360 grados en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Una de las cosas que más llama la atención de estas cámaras son sus objetivos, que abarcan un gran ángulo de visión. Eso provoca que los objetos ubicados a unos cuantos metros se vean muy lejanos. Al menos si visionamos estas imágenes en la pantalla de un teléfono o de un ordenador. Algo que no sucede cuando utilizamos unas gafas de realidad virtual.

Tampoco hay que perder de vista que por exótica que sea esta tecnología al fin y al cabo lo que se obtiene con ella son fotos. Por eso las imágenes de 360 grados deben ser entendidas como cualquier otra foto a la hora de ajustar los controles de la cámara. La aplicación para controlar la LG Cam 360 permite variar la exposición, el enfoque, la velocidad y la sensibilidad ISO. Es todo un reto ajustar estos parámetros teniendo en cuenta las diferencias de luz que pueden aparecer en una escena de 360 grados.

Hemos observado que por baja que sea la sensibilidad ISO que ajustemos en la LG Cam 360 su calidad de imagen no es demasiado buena: los píxeles son demasiado visibles, sobre todo al ver las fotos con las gafas de realidad virtual. También se deja notar la aberración óptica que se produce en los bordes de cada uno de los objetivos, lo que provoca que en la zona en la que se cosen las dos imágenes se aprecie una notable falta de nitidez.

Pero si hay un aspecto que la fotografía envolvente pone patas arriba del lenguaje fotográfico es a la hora de componer: elegir lo que va a aparecer en la imagen y el ángulo de la toma. Como es evidente en las imágenes de 360 grados se capta todo el espacio que nos rodea. Eso plantea ciertos retos.

Un consejo: usa un trípode barato

Es difícil que nosotros no aparezcamos en la foto. Algo que podemos evitar si usamos el teléfono para controlar la cámara. En el caso de la LG Cam hemos comprobado que el alcance de la señal es de unos 20 metros. Lo que facilita que podamos colocar la cámara en un punto y escondernos detrás de algún elemento del entorno, como puede ser un árbol.

También hay que saber que a pesar de que captemos todo lo que rodea a la cámara debemos seguir teniendo en cuenta tanto el ángulo en el que la colocamos como la inclinación de esta respecto a la línea del horizonte. Para hacer esto último puede ser buena idea usar un trípode de patas flexibles y usar la pantalla del teléfono como referencia ajustando el modo de visión de 180 grados.

En lo que respecta a la grabación de vídeo hay que tener en cuenta al componer la imagen lo mismo. Si deseamos grabar imágenes moviendo la cámara lo ideal es colocarla por encima de nosotros con un palo para selfis o cualquier monopie. Eso sí, debido a que la LG Cam 360 no cuenta con estabilizador de imagen si vemos estos vídeos con gafas de realidad virtual el mareo puede ser tremendo. En ese caso lo mejor es que la cámara se encuentre completamente quieta, para ello debe usarse un trípode.

Una vez que se tienen en cuenta estos consejos ya sólo queda experimentar. Eso sí, hay que tener en cuenta que más de uno puede acabar decepcionado al comprobar las limitaciones actuales de esta tecnología en equipos domésticos. Por lo que si mantenemos a raya las expectativas es probable que disfrutemos más de la experiencia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon