Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo será el nuevo iPhone 7, y cómo nos gustaría que fuera

El Confidencial El Confidencial 24/06/2016 J. Esteve

Es la comidilla de todos los veranos. ¿Cómo será el próximo iPhone? ¿Cambiará la telefonía para siempre? ¿O apuntará a mejoras más terrenales, como desechar para siempre los 16GB? Algunos apuntes señalan algunas mejoras que se dan por hechas mientras otros rumores apuntan a cambios que no llegarán hasta 2017.

Lea aquí: Trucos para liberar espacio en tu iPhone (mientras Apple mantenga los 16 GB)

Estos días han aparecido algunos rumores de fuentes fiables sobre lo que se va a encontrar en el próximo modelo de iPhone. Y una de las grandes novedades que anticipan sobre el iPhone 7 (en esto Apple no va a romper la tendencia hasta la fecha) es la ausencia de un rediseño en sus formas como sí se vio en los modelos 4, 5 y 6.

Según The Wall Street Journal, Apple va a ser conservadora en lo que se refiere a este nuevo teléfono. El terminal volvera a contar con un cuerpo muy parecido al de los iPhone 6 y 6s. El mayor cambio será la desaparición del jack de auriculares, una medida que se ha rumoreado durante mucho tiempo y que seguiría en la línea de Apple de deshacerse de aquellos elementos que considera obsoletos. Ya lo hizo en el pasado con el lector óptico y lo ha hecho con los puertos USB convencionales en el último MacBook.

El Wall Street Journal da por hecho que el diseño del teléfono será muy similar al del iPhone 6 y 6s. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial El Wall Street Journal da por hecho que el diseño del teléfono será muy similar al del iPhone 6 y 6s. (Reuters)

¿Por qué deshacerse de ese conector? Según fuentes cercanas a Apple, es una medida que permite adelgazar el teléfono (los casos se conectarían en el puerto lightning aunque la firma incluirá un adaptador con el producto) y mejora la resistencia al agua. Esa resistencia, aunque nunca estuvo confirmada por Apple, se da por hecha en el 6s.

La información publicada unos días atrás afirma que los nuevos modelos de iPhone mantendrán las 4,7 y 5,5 pulgadas y serán un milímetro más delgados que los modelos anteriores según Ming Chi-Kuo, analista de la firma KGI Securities. 

9to5Mac, otra de las webs que suele acertar en la rumorología previa a las presentaciones de Apple, da por hecha la llegada de una cámara dual en el modelo Plus así como un mayor sensor para la cámara del modelo de 4,7 pulgadas

Esta web también augura que se rediseñará el auricular, que crecerá, y cambiará de lugar el sensor de luz ambiental, que pasará a estar situado a la derecha del auricular. En la actualidad, se encuentra a la izquierda.

Que Apple se plantee un iPhone con pocos cambios puede acarrerar un importante golpe donde más duele: en la cartera. La firma estadounidense ya ha visto este año como las ventas de teléfonos caían por primera vez desde que el iPhone llegó a las tiendas. Que el próximo terminal no ofrezca grandes argumentos de venta 

2017: el año del OLED

Contra la norma habitual, el gran cambio que Apple tiene preparado no llegará hasta 2017. Lo dice el Wall Street Journal, lo dice 9to5Mac y lo dicen la gran mayoría de cabeceras de tecnología.

El motivo que se aduce para el retraso es que las tecnologías con las que Apple trabaja de cara a esa fecha "no estarán listas en 2016". La cita es de una fuente de Apple en una reunión en la que se le preguntó por qué el modelo de este año no iba a incluir cambios radicales como sí había sucedido en años anteriores.

Montaje del aspecto que podría tener un iPhone con el frontal hecho de cristal. © Proporcionado por El Confidencial Montaje del aspecto que podría tener un iPhone con el frontal hecho de cristal.

Eas mejoras que harán del iPhone de 2017 "un teléfono con cosas sin las que no podrás vivir y que todavía hoy desconoces" son una incógnita hasta la fecha. Los rumores apuntan a un teléfono hecho por completo de cristal, que hará uso de pantallas OLED, un movimiento que tiene sentido después de que se conociera el acuerdo al que Samsung y Apple habían llegado y por el que el primero iba a suministrar hasta 100 millones de pantallas al segundo a partir del próximo enero.

La llegada de un 'display' OLED, aseguran los rumores, podría significar la desaparición del botón home, que se integraría en la misma pantalla aunque todo lo que hay hasta el momento son rumores o citas atribuidas a Johnny Ive, responsable de diseño, acerca de sus preferencias para el futuro iPhone. 

Lo que queremos ver

Hay otras mejoras, todavía sin confirmar, que nos gustaría ver en el nuevo iPhone, sin tener que esperar al de 2017. Y algunas funciones, propias de Android, que echamos de menos en el ecosistema de Apple. Esta es nuestra lista de deseos. ¿Nos escuchará Tim Cook?

Enterremos los 16GB, por favor. (Apple) © Proporcionado por El Confidencial Enterremos los 16GB, por favor. (Apple)

El fin de los 16GB. Ha sido una broma de mal gusto que ha durado demasiado. En serio, Apple, ¿16GB de espacio, a estas alturas de la vida, en un teléfono capaz de grabar vídeo en 4K? ¿Cómo vamos a exprimir el espacio? ¿Es esta una broma macabra? Podemos entender, que no compartir, la decisión de excluir ranuras de almacenamiento de memoria externa, pero limitar tanto el espacio en un teléfono 'premium' no tiene ningun sentido.

Carga rápida. Es una de esas ideas con las que Android ha adelantado a Apple por la derecha y a toda velocidad. Estamos de acuerdo en que la firma de California sabe exprimir como pocas las baterías para que duren más de un día. Dicho esto, ¿qué pasa con los adictos al móvil? Un modo que permita cargar un buen porcentaje de la pila en cuestión de minutos debería ser un imprescindible del nuevo terminal para no tener que viajar siempre a cuestas con una 'power bank'.

Integrar el botón home con el 3D Touch. La llegada del 3D Touch no ha supuesto ninguna revolución. Sí, es útil en algunos aspectos pero no lo utilizo más allá de ciertos atajos (ir directo a las búsquedas de la Appstore) o de la función peek&pop (muy útil en Twitter, todo sea dicho). Pero, ¿qué hay de la posibilidad de utilizarlo para suplir algunas de las funciones del botón home? En el gif de abajo se aprecia cómo se podría abrir el gestor de 'apps'.

Que el diseño maximice la pantalla. Lo hemos visto en el Samsung Galaxy S7, en el Huawey P9 y hasta en los últimos modelos del Sony Xperia. No es necesario hacer una carcasa más grande para que la pantalla crezca. Con los chasis actuales, se pueden ajustar los márgenes para que la pantalla crezca sin que ello implique aumentar las medidas.

La pantalla siempre encendida. Es muy probable que esto no lo veamos hasta la llegada de un iPhone con pantalla OLED. ¿Por qué? Porque esta tecnología permite iluminar píxeles de manera individual, algo que no se puede lograr con las habituales LCD que montan los terminales de Apple y que sería útil para mostrar información útil sin tener que desbloquear el teléfono o para que el consumo energético sea menor.

Si los rumores aciertan, la apariencia del nuevo iPhone será muy similar a las del 6 y el 6s. (EFE) © EFE Si los rumores aciertan, la apariencia del nuevo iPhone será muy similar a las del 6 y el 6s. (EFE)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon