Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo surgió el beso de Pablo Iglesias y Domènech

La Vanguardia La Vanguardia 03/03/2016 Luis B. García

Su repercusión en nuestro país podría compararse al que en su día protagonizaron el portero del Real Madrid y de la selección española, Iker Casillas, y su ahora cónyuge, Sara Carbonero, o incluso al de la reina del POP, Madonna, y Britney Spears. El beso de Pablo Iglesias y Xavier Domènech de este miércoles en el Congreso de los Diputados ha dado media vuelta al mundo y aunque no son pocos los medios internacionales que lo han recogido en alguna de sus ediciones, en muchos de los medios de referencia de Europa ni siquiera se menciona. Sus protagonistas insisten en que no estaba preparado, pero pocos creen que en la mente de Pablo Iglesias no estuviera todo estudiado.

Toda la prensa nacional recoge el momento, algunos con acusaciones de premeditación, teatro o alevosía por parte del líder de Podemos. En algunos casos lo ven un episodio a sumar al que en la sesión constitutiva de la cámara Baja protagonizó la portavoz y diputada de la formación lila, Carolina Bescansa, cuando acudió al hemiciclo con su bebé en brazos de apenas cinco meses. Sin embargo, el líder del partido defendió este martes su espontaneidad al asegurar que “los besos no se preparan, se improvisan” y que en aquel momento “me emocioné”. Pero sí le había sorprendido “las caras de algunos diputados del PP” porque “no pasa nada por que haya gente que se bese en la boca. Ojalá haya más besos en la boca y menos insultos”, proclamó.

Por su parte, Xavier Domènech aseguraba también en la sesión de investidura que no estaba preparado y que “había surgido”, pero “qué mejor imagen que esa para la fraternidad”. En declaraciones a RAC1 este mismo jueves aseguraba “ser consciente de que el beso fue la imagen de la jornada, pero en aquel momento no era consciente”, y que “estaba más concentrado en lo que había dicho inmediatamente antes desde el atril y en lo que me había dejado, que en si la efusividad fue una u otra”. Domènech ha destacado la naturalidad del episodio: “Hice mi intervención, bajé, Pablo me abrazó y me dio un piquillo. Pero en ese momento no le di demasiada importancia”.

La prensa internacional se hace eco

En la prensa internacional, medios como la BBC recogían “el beso que mostró la pasión política real”. También medios italianos como La Repubblica o Il Corriere della Sera recogen el momento en vídeo en que “el líder de Podemos Iglesias besa al independentista catalán Domènech” o la “sorpresa en el Parlamento por el beso entre Iglesias y el líder independentista”.

Curiosamente, ninguno de los principales medios franceses, alemanes ni del Reino Unido recoge el momento, pero sí medios de otros países como Portugal. En el país vecino, el Expresso señala que este beso fue interpretado por “los españoles más conservadores en el Congreso” como “otro ejemplo de las ‘nuevas formas de ser en la política’”. También la televisión portuguesa TVi24 en su edición online recogía el momento con una pequeña nota en la que comenta que “no se sabe si los dos diputados ya se habían besado antes, lo cierto es que lo hicieron el miércoles y ante las cámaras”.

En Latinoamérica son muchos los medios de varios países los que recogen el beso. En Venezuela, El Nacional difunde un vídeo: “Así fue el inesperado beso entre Pablo Iglesias y un político español”, que “celebraron su estreno en la tribuna de oradores del Congreso con un abrazo y un beso en los labios, cuando terminó la intervención del diputado catalán”. También el diario 2001 El Periódico Venezolano describe que “el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y Xavier Domènech (En Comú Podem) se saludaron con un efusivo beso en medio del hemiciclo”, un beso que tachan de “curioso y llamativo”.

En Guatemala, el diario Prensa Libre también difunde el momento con todo lujo de detalles en una pieza en la que incluso recogen la reacción de los ministros que desde primera fila fueron testigos de lujo. Varios medios de Chile también dan buena cuenta del beso, como Diario Chile, o incluso de Ecuador, como metroecuador.com o El Telégrafo.

MÁS EN MSN

-Churchill, la cal viva y otras frases del debate

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon