Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Córcoles & Taboada

Notodo Notodo 03/05/2016 Lola J.C Elkin
Imagen principal del artículo "Córcoles & Taboada" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Córcoles & Taboada"

Entrevista: Lola J.C Elkin / Fotos: Clara Asanza
Notodo: Esta es la segunda vez que trabajáis juntas, la otra vez fue también un libro de autoayuda con humor para chicas modernas Dejar de amargarse para imperfectas. Imagino que fue una buena experiencia. ¿La vuestra es ya una relación estable?
Raquel Córcoles: ¡Sí! Estamos muy comprometidas
Lucía Taboada: Yo ya le he presentado a mis padres así que ya…
R.C Es que funcionamos muy bien como equipo, yo creo que tendremos la suerte de hacer el tercer libro, y las dos estaríamos encantadas de hacerlo y sino seguro que nos surgirá alguna idea para continuar haciendo algo juntas.
L.T: Tenemos una forma de ver las cosas muy parecida y un sentido del humor yo creo que igual. Nunca hemos tenido ninguna divergencia de decir “esta idea me parece una tontería”, siempre solemos coincidir, así que es muy fácil trabajar con Raquel.
Creo que tendremos la suerte de hacer el tercer libro
NTD: Este segundo libro se podría decir que es una súper-guía en la que dais consejos de moda, belleza, dieta, salud, forma física… ¿Vosotras, como “representantes de imperfectas,” las ponéis todas en práctica?
L.T: Evidentemente… ¡no!
R.C: Están genial, y cuando lo ilustras o lo escribes piensas “hum… voy a hacerlo cada día”, pero no…
L.T: Pones en práctica algunas cositas, sobre todo las que son más mentales, las de reflexión personal, las de darte cuenta que de lo que haces mal. Pero a nivel consejos físicos y de, por ejemplo, los truquillos que damos de maquillaje, algunos sí que los he puesto en práctica, pero evidentemente no todos. Cada uno, como cualquier lector, se quedará con lo que más le interese y no tiene que seguirlo todo a rajatabla porque es que sino…
R.C: Es que si no ya serías perfecta y este libro no es para ti.
Cada lector se quedará con lo que más le interese y no tiene que seguirlo todo a rajatabla
NTD: El personaje de Malévola me parece uno de los más divertidos, por esa mirada ácida y crítica, muy afinada. Los personajes de este libro aparecen también en el anterior. ¿Tenéis pensado crear más personajes o seguir con los mismos?
R.C: La idea es conservar los que nos sirvan según el tema que tratemos. La Malévola creemos que siempre va a estar ahí.
L.T: La Malévola seguro; y la psicóloga creo que también.
R.C: Claro, hables del tema que hables siempre te van a dar un punto de vista interesante. Si el próximo libro va de trabajo o cualquier otro tema…
L.T: Pues imagínate que tratamos el tema de internet podemos meter un personaje que es el Troll o si es de trabajo pues otro. Ahora ha coincidido que nos venía muy bien usar cuatro que ya había creados: hemos eliminado al neurocientífico y hemos incorporado el estilista.

NTD: ¿Cual es la dinámica de vuestro trabajo? ¿Una tiene la idea y la otra la ilustra?
L.T: Antes de empezar a escribirlo siempre vemos como organizarlo, qué temas podemos tratar —después de la documentación— y ya, una vez elegidos los temas, yo voy escribiendo y Raquel va ilustrando. Yo le voy mandando textos con una sugerencia de ilustración que ella puede hacer o no, porque a lo mejor según va leyendo hay alguna frase que le sugiere hacer un dibujo, o alguna sugerencia que le hago yo no le resulta bien para dibujarla.
R.C: Claro, pienso: “es que me es mucho más fácil dibujar esto y me va a quedar más bonito” o es que “esta frase me encanta, voy a hacer esta, ¿no te importa no?”. Antes lo pactábamos más porque nos conocíamos poco y ahora es como “¡bueno, te paso lo que he hecho!”.
L.T: Y como siempre me parece bien no hay ningún problema.
R.C: En Mujer Hoy sí que ella me pasa el guión más cerrado o me dice “¡Ey! He pensado hacerlo de estos temas, ¿cuál crees que puede tener más juego?”.
El humor es la mejor manera de combatir ciertas mentalidades. Si alguien se ríe de lo que tú ya te ríes, es imposible que te afecte
NTD: El humor es clave en vuestro modus operandi, ¿podríamos decir que esa es la primera lección que hay que aprender, el poder reírse de una misma?
L.T: Sin duda, yo creo que es la mejor manera de combatir ciertas mentalidades que tenemos y darles la vuelta con humor, es lo que intentamos hacer en el libro.
R.C: Si alguien se ríe de lo que tú ya te ríes, es imposible que te afecte, ¿no? Entonces siempre es una buena arma de defensa.
L.T: “¿Te ríes tú? Pues yo me río el doble ¡Hala!”

NTD: Imagino que con el anterior libro ya habéis recibido alguna crítica de mujeres que rechazan formar parte de ciertos estereotipos femeninos que vosotras dibujáis en el libro. ¿Qué le diríais a las feministas que pueden sentir que vuestro libro reitera justo ese mensaje que queréis criticar? El de que la belleza y la apariencia física son las preocupaciones primordiales de una mujer.
L.T: No creo que digamos que son las preocupaciones primordiales de una mujer, simplemente decimos que son cosas que nos preocupan, como también les preocupan a los hombres. Lo que pasa es que nosotras igual sí que somos un poco más propensas a mostrar nuestros complejos o nuestras preocupaciones y ellos se lo guardan más.
R.C: La esencia del libro es básicamente la contraria: “tienes estos complejos, te preocupas en exceso por esto, preocúpate por arreglarte y si no te apetece no lo hagas. ¿Por qué alguien te está presionando a hacerlo?”. Lo que les diría (a las feministas) es que es igual de malo encajar en unos cánones de belleza impuestos como en unos cánones en los que cualquiera te quiera hacer encajar. Es igual de criticable que te sientas presionada a maquillarte como que alguien te esté presionando para que no lo hagas.
A las feministas les diríamos que es igual de criticable que te sientas presionada a maquillarte como que alguien te esté presionando para que no lo hagas
NTD: Tampoco es necesario englobar a todas las mujeres en el libro, hay un sector concreto que se identificará muy bien con ese tipo de mujer del que habláis y además es un sector muy amplio. ¿Sois conscientes de ello y escribís por y para las necesidades de un tipo concreto de mujer o pensáis que la vuestra es una representación universal de la mujer?
L.T: Creo que inevitablemente siempre nos vamos a retratar un poco más hacia nuestra franja de edad, tal vez.
R.C: Basándonos en nosotras y en las mujeres que conocemos, obviamente con matices, y la gracia es que te identifiques con la imperfecta en algunos temas y en otros no. De hecho, nos gustaría ampliar el espectro más, pero quedaría como una Biblia el triple de gruesa, así que nos vamos a las cosas más generalistas y universales porque sabemos que van a conectar con más personas.
L.T: Sí, justo lo decíamos ayer: tal vez una persona que sea madre y lo lea no se sienta representada.
R.C: Tendrá una serie de complejos que no se tratan en el libro.
L.T: Los complejos evolucionan. Los de ahora no son los mismos que tenía con 16 años, y seguramente dentro de 20 años cuando piense, mirando atrás, en los complejos que tengo ahora diga “¡qué absurdez más grande!”. Sí que tendemos a retratar un poco más lo que nos rodea, nuestro entorno y con lo que nosotras vivimos día a día. Como las dos tenemos un estilo de vida muy parecido y la misma edad, igual eso sí que aparece reflejado un poco en el libro.

NTD: ¿Cómo definiríais a la lectora Imperfecta?
R.C: Es una chica de unos treinta años que intenta llegar a todo…
L.T: Muy tod terreno. Siempre intentamos abarcar más de lo que igual podemos: “tengo que aprender inglés, tengo que hacer deporte todos los días, tengo que trabajar, tengo que tener vida social”; y encima tienes que llevarlo bien.
R.C: ”¡Tengo que estar estupenda!”... y no conseguirlo te genera una frustración que… la intención del libro es trabajar en ella, reducirla.
La intención del libro es trabajar en la frustración de no poder ser perfecta y reducirla
NTD: ¿Creéis que la mujer sigue teniendo más presión social por ser perfecta y que se le exige más en general que a los hombres a todos los niveles?
R.C: Físicamente es muy exagerado: habrá mujeres muy fuertes que pasen totalmente de intentar contentar a la gente y ceñirse a los cánones que se nos exigen, pero, de una manera u otra, a todas nos afecta un poco esa presión de tener que aceptar lo de “además de guapa, algo más”. Pero el "guapa" tiene que estar.
L.T: Llevamos muchos años palpando esa competividad, tienes que estar siempre mejor, siempre puedes estar mucho más guapa, siempre puedes tener el pelo mejor, los dientes más blancos o siempre puedes estar más tonificada; y al final acabas presionándote más a ti misma.
R.C: Intentamos decir eso, que tú misma eres la que se está imponiendo todo eso: no hace falta, elige tú tus prioridades, elige si decides dedicarle cierto tiempo a tu físico, cierta parte de preocupación o eliminarla.

NTD: Vuestro enfoque no es tanto culpar al sistema como buscar maneras de salirse de él, buscar alternativas desde la conciencia de que eres tú la que tiene el poder de elegir…
R.C: Claro, hablamos de la presión de los medios y de la publicidad, pero también hablamos de que tú decides si racionalizarlo y no hacerle caso.
L.T: De hecho, cada vez hay más discursos alternativos en internet que rompen bastante con los cánones, sobre todo en las redes sociales cada vez se escucha más. Creo que ya, por ejemplo, cuando ves una portada con Photoshop nos damos cuenta de que tiene Photoshop; no es como antes, que nos vendían esa imagen sí o sí, ahora se ven otras alternativas. Nos vamos dando más cuenta de que no hay que ir por el carril que nos imponen.
La versión masculina sería algo con muchísimo más humor: un Fuera complejos para Fofisanos
NTD: ¿Creéis que funcionaria la versión masculina del libro, un Fuera complejos para imperfectos? ¿Es algo que os planteáis hacer?
L.T: ¡Yo no sé si sería capaz de hacerlo, la verdad!
R.C: Sería algo con muchísimo más humor, creo. Como hablas siempre desde la experiencia puedes basarte en tus amigos, tu pareja… Quizás sería más novedoso porque al hombre también le cuesta más quejarse y reconocer sus inseguridades un poco más…
L.C: Quizás les costaría algo más comprarlo.
R.C: ¿Un Fuera complejos para fofisanos, quizás? Aunque no sé si les interesaría…
L.C: Yo creo que evidentemente tienen complejos como nosotras —todos tenemos complejos— pero igual no se ponen tanta presión, aunque cada vez más. Tengo muchos amigos que son muy exigentes con su físico, incluso más que nosotras. Pero como eso va cambiando y sí que es verdad que cada vez se muestran más pues quizás si que les pueda interesar, pero yo no me atrevería a escribirlo.

NTD: Os dejo con un cliché y me respondéis como queráis: “Renovarse o morir”.
R.C: Sí… a veces nos preguntan: “¿y qué vais a hacer si este libro no funciona?”. Pues seguro que nos inventaremos algo. Las ganas de trabajar y renovarte están ahí, funcione o no funcione. Si funciona, tú mismo necesitas ir adelante tanto en la vida como en tu profesión.
L.C: Estoy de acuerdo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon