Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caídas, fuego y radiales: las pruebas de resistencia más locas del iPhone 7

El Confidencial El Confidencial 19/09/2016 Teknautas

El iPhone 7 lleva entre nosotros desde el pasado viernes, día en el que Apple decidió ponerlo a la venta, y la red no ha tardado en poblarse de vídeos para comprobar la resistencia del teléfono de la firma de Cupertino.

Con los años, las pruebas se han sofisticado hasta acercarse, en ocasiones, a la autoparodia. A las pruebas normales que miden la rigidez del teléfono, su resistencia ante grandes pesos o el comportamiento ante diferentes tipos de materiales que puedan rayar su superficie hay que unir otras más extremas como el del tipo que ha decidido enfrentar al terminal a una radial. ¿El resultado? A nadie debería sorprenderle.

© Proporcionado por El Confidencial

Pero hay algunas pruebas que pueden echarte un cable a la hora de decidir si merece la pena desembolsar casi mil euros. ¿Se rayará la pantalla con facilidad? ¿Y la parte trasera? ¿Los cristales de las cámaras? Este vídeo después del siguiente párrafo ofrece respuestas a estas preguntas y, además, plantea otros interrogantes interesantes.

Por ejemplo, pone el foco sobre la decisión de Apple de eliminar el 'jack' de los auriculares lo que supondrá un peaje sobre el puerto lightning, que sufrirá un mayor desgaste y podrá ser objeto de problemas en un futuro no muy lejano.

Un clásico es la prueba de las caídas. Quizá sea el vídeo más útil para el común de los consumidores ya que es más que probable que tu teléfono bese el suelo en repetidas ocasiones. ¿En qué lugar queda el iPhone 7 respecto a su predecesor? El vídeo bajo estas líneas no arroja resultados muy esperanzadores ya que el teléfono es más resistente que el 6s, sí, pero queda todavía muy lejos de la fiabilidad de un Samsung de gama alta.

Buen comportamiento bajo el agua

Entre las grandes novedades publicitadas por Apple, la resistencia al agua es una de las que más bombo ha recibido por el fabricante estadounidense. El iPhone 7 tiene certificación IP67, lo que significa que puede resistir un chapuzón ocasional (si se te cae en el baño o derramas una bebida sobre él), pero queda algo atrás de los últimos Galaxy de Samsung, que van un paso más allá con la certificación IP68.

¿Cuál ha sido el resultado en la comparativa entre ambos? La sorpresa la ha dado este vídeo en el que el iPhone 7 ha resistido más que el Galaxy S7 en una prueba en la que ambos teléfonos se han sumergido a unos 13 metros de profundidad durante varios minutos. La sorpresa llega cuando el teléfono de Apple es capaz de sobrevivir a la prueba mientras que el de Samsung muere en el intento.

Sobre estas líneas tienes vídeos con las pruebas más comunes que se le pueden hacer a un teléfono. En el caso del iPhone 7 nos encontramos ante un teléfono que responde mejor que su más directo rival bajo el agua o ante el fuego pero que palidece al caer al suelo.

© Proporcionado por El Confidencial

Pero hay una prueba que ninguno ha conseguido resistir hasta la fecha: una prensa hidráulica. Pero en este caso nos sucede algo parecido a lo que pensamos al ver el primer gif que se encuentra al principio de este texto: ¿de verdad alguien se creía que un teléfono iba a resistir semejante presión?

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon