Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cambio de criterio en la Mezquita

EL PAÍS EL PAÍS 06/06/2014 El País
Turistas en el lateral del patio de la Mezquita de Córdoba. © f. j. vargas Turistas en el lateral del patio de la Mezquita de Córdoba.

La plataforma Mezquita-Catedral de Córdoba. Patrimonio de todos lamenta el giro que ha dado el Obispado que, a partir hasta 1998, no respeta la denominación de Mezquita o Mezquita-Catedral para el monumento. Según la asociación, antes de ese año la Iglesia defendía su valor excepcional del conjunto como “primer monumento de todo el Occidente islámico”, pero a partir de 1998 se lanzó a una deliberada campaña que intenta borrar su naturaleza andalusí, principal seña de identidad de este tesoro arquitectónico que es Patrimonio Mundial, arguyen desde la asociación ciudadana.

Todos los folletos divulgativos que editó el Obispado entre 1981 y 1998 preservaban el nombre que le da fama universal y subrayaban su valor artístico, histórico y arquitectónico como tesoro del “arte omeya” en Occidente, en consonancia con la historiografía mundial y los expertos en la materia. En los trípticos que el Obispado realizó para los turistas en 1981, 1993 y 1995 designaba al monumento como “Mezquita-Catedral” y en sus explicaciones citaba al arquitecto y especialista Fernando Chueca, para quien el templo cordobés resumía “la evolución completa del estilo omeya en España, es decir, del estilo hispanomusulmán”.

Fue en 1998 cuando el Obispado modificó su denominación y la cambió por “Guía breve de la Santa Iglesia Catedral. Antigua Mezquita de Córdoba”. Aún así, todavía se hacía alusión a la Mezquita y se mantenía el texto interior que describía al edificio como “primer monumento del Occidente islámico”. A principios de este siglo, la estrategia de liquidación de la memoria andalusí se intensificó y el actual folleto ha borrado la palabra mezquita y toda referencia andalusí, islámica, omeya o hispanomusulmana para citarla solo como Catedral de Córdoba o Iglesia madre de la diócesis, afirma la plataforma en un escrito.

"El giro radical dado por el Obispado contraviene todo criterio científico e histórico y supone un atentado flagrante a la imagen e integridad de uno de los monumentos más importantes del mundo", continúa el comunicado. El propio canónigo archivero Manuel Nieto Cumplido, uno de los artífices de la nueva estrategia revisionista, defendía hasta hace 30 años una visión totalmente distinta de la Mezquita-Catedral. En un libro publicado en 1976, La Mezquita-Catedral y el Icomos, aludía reiteradamente al tesoro cordobés como “primer monumento islámico español”.

Nieto Cumplido, uno de los máximos expertos en este edificio, nombró en su libro 110 veces al monumento cordobés. En 72 de ellas se refirió a él como Mezquita; en 21 como Mezquita-Catedral; y en 5 como “nuestra Mezquita”. Solo en 12 ocasiones citó la palabra Catedral a secas y siempre para aludir al crucero. Su concepción del tesoro andalusí ha cambiado diametralmente en los últimos años, de tal forma que su último estudio se titula La Catedral de Córdoba y en él intenta amputar todo rastro artístico islámico y andalusí, concluye la nota de la plataforma.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon