Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Capturado un agente inmobiliario por una estafa de 24,5 millones en China

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Jesús Duva

Agentes del Grupo de Localización de Fugitivos de la policía detuvieron hace unos días en Madrid a Yibing Ma, un agente inmobiliario chino, de 47 años, que era buscado internacionalmente por varias estafas inmobiliarias por valor de 24,5 millones de euros, según la Dirección General de la Policía. Más de 10.000 familias invirtieron sus ahorros en la adquisición de unas viviendas que nunca llegaron a construirse. Sobre el fugitivo pesaba una nota roja (máxima prioridad) emitida por Interpol pidiendo su detención en caso ser descubierto.

Las actividades que motivaron su búsqueda en todo el mundo ocurrieron entre 2011 y 2013 en Mongolia Interior (China). El arrestado, presidente y representante legal de una empresa, supuestamente cobró junto a otras personas adelantos de dinero, firmó contratos suplantando identidades y utilizó certificados falsos de propiedades como garantía, entre otras formas de fraude financiero.

Las autoridades chinas le acusan de cometer varios delitos de estafa relacionadas con el sector inmobiliario por valor de 24,5 millones de euros, que afectaron a miles de familias, en su mayoría residentes en la ciudad de Baotou, la mayor ciudad de la región autónoma de Mongolia Interior. En septiembre de 2013, la fiscalía de esa ciudad aprobó la emisión de una orden arresto contra Yibing Ma.

ampliar foto

Imagen de Yibing Ma de la web de la Interpol.

Según las fuentes informantes, Ma se marchó de China en 2013 con destino a Tailandia. Desde allí se trasladó a Holanda, y posteriormente a Italia y España. Finalmente, el Grupo de Localización de Fugitivos lo detuvo en la calle de Miguel Ángel, en Madrid, muy cerca de la sede de la Dirección General de la Policía y de la Delegación del Gobierno en Madrid. En ese momento se disponía a reunirse con otras personas en la zona.

Los investigadores hicieron un estudio de sus cuentas bancarias y a la búsqueda de sus propiedades, teniendo en cuenta que las autoridades chinas habían solicitado el embargo de sus bienes. De esta forma descubrieron que Ma había hecho inversiones inmobiliarias en Otura, un municipio unos 7.000 habitantes de la provincia de Granada.

En la operación policial han participado también el Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada Judicial de Granada y la Unidad de Vigilancia Aduanera de Granada, que han contado con la colaboración del consejero de Interior destinado en la Embajada de España en China, Japón y Corea del Sur.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon