Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Caras que cuentan en el Bundestag

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 30/09/2017
Alexander Gauland y Alice Weidel, el insólito dúo de la ultraderecha, entre las caras destacables del nuevo hemiciclo alemán © Image LaVanguardia.com Alexander Gauland y Alice Weidel, el insólito dúo de la ultraderecha, entre las caras destacables del nuevo hemiciclo alemán

El Parlamento de Alemania surgido de las elecciones del pasado do­mingo será el más poblado de su historia moderna: 709 diputados. Que el número de escaños del Bundestag (Cámara Baja) pueda variar se debe a que el sistema electoral germano incluye dos votos –uno para elegir a un representante de cada distrito electoral, y otro para elegir una lista de partido–, y si hay disparidades entre ambos votos, se crean más escaños. El Bundestag, cuyo teórico número oficial de escaños es 598, ha tenido 631 en la legislatura que acaba. Ahora, bajo la airosa cúpula de cristal con la que Norman Foster coronó su remodelación del ­Reichs­tag, el histórico edificio del Parlamento alemán, bullirán aún más diputados.

La Unión Cristiana Demócrata (CDU), el partido de la canciller, Angela Merkel, junto a su formación hermana de Baviera, la Unión Social Cristiana (CSU), suma 246 diputados, mientras que el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) de Martin Schulz –que ha decidido pasar a la oposición– tendrá 153 parlamentarios. Siguen en número: el partido populista derechista Alternativa para Alemania (AfD), con 94 escaños; los liberales del Partido Demócrata Libre (FDP), con 80; los izquierdistas poscomunistas de Die Linke, con 69; y los ecologistas de Alianza 90/los Verdes, con 67 diputados.

Será un hemiciclo más fragmentado, con seis partidos (en puridad siete, pero CDU y CSU forman un único grupo parlamentario) en vez de los cuatro que había en la legislatura 2013-2017, en la que la AfD no tenía representación, y el FDP la había perdido después de haberla tenido siempre desde 1949. Según las normas, el nuevo Bundestag debe inaugurarse a más tardar el 24 de octubre, y Merkel está abocada a negociar la formación de gobierno con dos socios minoritarios, el FDP y los verdes, una tarea laboriosa que puede prolongarse semanas, e incluso meses.

Pero volviendo al Bundestag, aquí seleccionamos un puñado de diputados que, o bien ingresan por primera vez y están llamados a dar que hablar; o bien ya tenían escaño o lo tuvieron en pasadas legislaturas, y todo indica que ganarán protagonismo en esta. Así, por ejemplo, el democristiano Wolfgang Schäuble, ministro de Finanzas desde el 2009, y diputado más antiguo de la Cámara –con escaño desde 1972–, se convertirá en presidente del Bundestag. Motivo: el FDP quiere el Ministerio de Finanzas. Su líder desde el 2013, Christian Lindner, tiene claro que para los intereses del partido es más conveniente controlar esa cartera –que en principio no ocuparía él, sino quizá Werner Hoyer– que la de Asuntos Exteriores.

El Ministerio de Exteriores podría ir a parar a Alianza 90/los Verdes, pues los ecologistas han dejado claro a Merkel que no se conformarán con el Ministerio de Medio Ambiente. Los Verdes presentaron a las elecciones a dos cabezas de lista, mujer y hombre, como tienen por costumbre: Katrin Göring-Eckardt y Cem Özdemir. Ambos habían sido ya diputados, pero si su partido acaba participando en el Gobierno federal, Özdemir, que es de origen turco, podría convertirse en ministro de Exteriores.

El primer partido de la oposición será el SPD, y su grupo parlamen­tario será liderado por Andrea Nahles, que ya tenía escaño, y en quien Schulz deposita altas esperanzas tras la debacle electoral. La AfD, tercera fuerza del Parlamento, estará presente en el Bundestag por primera vez, liderada por Alexander Gauland y Alice Weidel. Pero el grupo está condenado al aislamiento, pues ningún otro partido quiere tratos con la ultraderecha.

El liberal que inquieta a Europa (Partido Demócrata Libre)

Christian Lindner, de 38 años, entró de diputado en el Bundestag en el 2009, momento en que el FDP pactó con Merkel formar parte de su segundo ejecutivo. Tras esa legislatura, los liberales desaparecieron de la Cámara en los comicios del 2013. Lindner se convirtió entonces en nuevo líder del partido, y ahora puede negociar duro con Merkel. Rechaza un presupuesto común para la eurozona, lo cual preocupa en Europa. Lindner, politólogo, cultiva su imagen con esmero; en sus fotos en blanco y negro de la campaña electoral posaba como un modelo. Está casado y es capitán de la Fuerza Aérea en la reserva.

Un ecologista camino de Exteriores (Alianza 90/los Verdes)

El copresidente de los ecologistas, Cem Özdemir, de 51 años, fue en 1994 el primer diputado de origen turco en el Bundestag, donde conservó escaño hasta el 2002. Más tarde, entre el 2004 y el 2009, fue eurodiputado, y desde el 2013 vuelve a ser parlamentario federal. Nacido en Alemania de padres turcos, adquirió la nacionalidad alemana junto a ellos en 1983. Hizo formación profesional para ser educador infantil, y más tarde estudió Pedagogía en la universidad. Está casado y tiene dos hijos. Si prospera el pacto de conservadores, liberales y verdes, podría convertirse en ministro de Exteriores.

La nueva jefa de grupo de Martin Schulz (Partido Socialdemócrata)

La filóloga Andrea Nahles, de 47 años, es ministra de Trabajo y Asuntos Sociales del actual Gobierno de coalición entre democristianos y socialdemócratas. Diputada desde el 2005, tras haberlo sido ya entre 1998 y el 2002, el presidente del SPD, Martin Schulz, la coloca ahora como jefa del grupo parlamen­tario, un puesto clave. Nahles es muy crítica con la reforma del mercado laboral del canciller socialdemócrata Gerhard Schröder a inicios de los años 2000, que impulsó la economía alemana, pero adelgazó el Estado del bienestar. Por eso se la sitúa en el ala izquierda. Tiene una hija.

De ministro a presidente del Bundestag (Unión Cristiana Democrática)

Wolfgang Schäuble, de 75 años, que ha sido ministro de Finanzas desde el 2009 y antes ocupó otras carteras, dejará ese cargo en el próximo Ejecutivo para presidir el Bundestag. Schäuble es el diputado más veterano de la Cá- mara, donde tiene escaño desde 1972. Defensor recalcitrante del rigor presupuestario y martillo de Grecia durante la crisis de la deuda y los rescates, ha cuidado el tesoro público con mano de hierro durante dos legislaturas. En 1990, un enajenado le disparó y le dejó parapléjico. Schäuble, confinado en una silla de ruedas, se sobrepuso con tenacidad. Está casado y es padre de cuatro hijos.

El insólito dúo de la ultraderecha (Alternativa para Alemania)

Alexander Gauland, de 76 años, y Alice Weidel, de 38, componen un insólito dúo como líderes parlamentarios de un partido con los contornos ideológicos de la AfD. El veterano Gauland –cuyos orígenes políticos están en la CDU democristiana, el partido de Merkel–, que ejerció de jurista y de periodista, utiliza una agresiva retórica en temas de inmigración. La economista Weidel, perteneciente a la AfD del land de Baden-Württemberg, ha sido asesora de empresas, trabajó seis años en China, es lesbiana, vive en pareja y tiene dos hijos. Gauland está casado y tiene una hija de su primera mujer.

Una izquierdista abocada a alzar la voz (La izquierda)

El rostro más visible de Die Linke (La Izquierda, izquierdistas poscomunistas), Sahra Wagen­knecht, de 48 años, es diputada desde el 2009, y desde el 2015 cojefa del grupo parlamentario con Dietmar Bartsch. Ahora bregarán para hacerse oír en un Bundestag más fragmentado; eran tercera fuerza, y ahora son la quinta. Nacida y crecida en la Alemania oriental, Wagenknecht es licenciada en Filosofía y Literatura y doctora en Economía. En el 2014 se casó con el exsocialdemócrata y luego izquierdista Oskar Lafontaine, que tiene ahora 74 años; para él es su cuarto matrimonio, para ella el segundo

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon