Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carbonero: 'Sé que mi hijo estará bien mientras yo esté fuera'

El Mundo El Mundo 08/06/2014 ANTONIO DIÉGUEZ
© Proporcionado por elmundo.es

Como afirma estar en una fase zen, Sara Carbonero (30) no hace un drama de lo que se le avecina. Este fin de semana se desplazará a Brasil para cubrir el próximo Mundial de Fútbol, motivo por el que permanecerá distanciada de Martín, su bebé de cinco meses, hasta cuatro semanas.

Con ese positivismo la periodista de Mediaset se presentó en su primera aparición como imagen de las sandalias Ipanema. Allí despejó ante LOC las dudas sobre los últimos rumores que señalan que Iker Casillas podría abandonar el Real Madrid, pese a que Sara se muestra más reticente a la hora de hablar de su pareja y de su ámbito más personal.

¿Cómo vive el día a día con el pequeño Martín? Poco a poco va cambiando y empieza a salir su personalidad. Supongo que, como todos los bebés de su edad, ya ríe y suelta carcajadas... Es un niño, es bruto y comienza a sacar la fuerza... También ya empieza a reconocerme. Me imagino que lo normal. ¿Es difícil irse a Brasil dejando a su hijo aquí tan pequeño? No soy la primera mamá que hace algo así. Al principio, se quedará aquí. Luego no sé qué va a pasar, porque depende de cómo avance la selección. Por supuesto, confío en que llegue a la final. ¿Con quién va a dejar al niño? No voy a entrar en esas cosas... ¿Está preparada para perderse esos cambios que realizará durante el tiempo que dure su trabajo en Brasil? Es que no sé si me voy a estar tanto tiempo... Si será un mes, que no creo que esté allí ese tiempo, o una semana. Está claro que es duro separarse, pero es trabajo y un momento puntual. Lo llevo bien porque él va a estar bien. También estará pegada a Whatsapp y Skype para no perderse nada, ¿no? Claro. Espero que haya buen wifi en los hoteles para perderme el menor número de cosas posibles. ¿Consideró viajar con el bebé a Brasil en algún momento? La verdad es que no. ¿Tiene algún plan en mente para cuando esté allí? De verdad, es que no voy a tener tiempo. Desde allí hacemos los informativos de lunes a domingo. Además, con el cambio horario, mi edición la tendré a las diez de la mañana. Luego prepararemos un programa que se emitirá por la noche en Telecinco y que se hace a las siete de la tarde de Brasil. Por otro lado, voy a estar colaborando en Televisa... Si a eso sumamos que, los días que haya partido, estaré todo el día en el estadio... No creo que tenga tiempo para mucho. Viendo el último Mundial de Fútbol, ¿volverán Iker Casillas y usted a celebrarlo con un beso si la Roja gana en Brasil? No, no creo. Nunca se sabe... Nunca se va a a volver a repetir ese momento histórico. Por supuesto que sería increíble ganar en Brasil, la tierra sagrada del fútbol; pero, aunque suene mal, creo que ya nos hemos acostumbrado a ganar y ya no habría esa intensidad. Entonces, ¿no repetiría ese beso delante de las cámaras? ¡Que no! (se ríe). ¿Iker Casillas es tan bueno con los pañales como con los guantes? ¿Y ahora qué te digo? Es que no me gusta hablar de ciertas cosas... Usted dirá... No querrá dejarle mal a su pareja, ¿no? Entonces, diré que todo se le da bien (sonríe). Como se puede ver en la foto que colgaron en las redes sociales, le ha salido un niño muy guapo. ¿No le han propuesto trabajo como modelo? No, qué va. No me lo han dicho, ni lo haría hasta que él no pudiera decidir por sí mismo. ¿Le paran mucho por la calle para hablarle de él? Me para gente hasta para enseñarme que lleva a Martín en el móvil, que es una cosa que me llama la atención. Me hace gracia y me agrada. Al final, noto mucho cariño hacia él, como el que me han transmitido a mí y a mi familia. Antes me paraban para hablar de fútbol u otras cosas. Ahora el tema es él. Y yo encantada, claro. ¿Qué es lo peor de la maternidad? De verdad, no hay nada malo. Todo es bueno, positivo. No hay nada que reste, sino que todo suma. Creo que todo consiste en adaptarse, yo a sus horarios y él a mis costumbres. ¿Se ve madre de familia numerosa? Que venga lo que venga. Me gustan los niños y las familias grandes, pero no sé... ¿Irá a por la niña? Es que a eso no se puede ir. Si Dios quiere, llegarán más niños. Y que venga lo que tenga que venir. ¿Y a por la boda? De esas cosas es que no quiero hablar... ¿Tiene ya planeadas sus vacaciones de verano? Depende del Mundial. Deseamos llegar hasta el final, pero, si España cayera eliminada, que esperemos que no sea así, parte del equipo volvería... Yo dependo de lo que dijeran mis jefes, pero las vacaciones empezarían después del Mundial. ¿Ha fijado algún destino? No lo sé. Creo que este año será algo cerquita. Cada verano las revistas esperan a publicar su 'bikinazo'. ¿Ha aprendido a relativizar ese interés ahora que es madre? Siempre me ha dado igual y nunca voy a dejar de hacer nada. Además, nunca he visto cuando me han hecho fotos en bikini. Por otro lado, no creo que tenga mucho tiempo en Brasil, pero si puedo escaparme a la playa, me daré un baño, sin problema. Se muestra mucho más relajada. ¿Ya no le incomoda responder preguntas personales en trabajos publicitarios como éste? Yo no estoy incómoda respondiendo a las preguntas de los periodistas. A veces, me gusta hablar de ciertos temas claramente, porque así se ve cómo yo soy. Por supuesto, habrá cosas que apetecerá contarlas y otras no. Yo lo llevo ya bien, de verdad. ¿Cuándo no lo llevó tan bien? Al principio, cuando pasé al otro lado de donde estaba y empecé a ser preguntada. Fue un 'shock'. ¿Cómo le ha cambiado la vida desde la llegada de Martín? Por completo. Ha sido radical, pero para bien, para mucho mejor. Sigo haciendo las mismas cosas, aunque tenga una 'personita' que dependa cien por cien de mí. Mi hijo me ha dado mucha paz y tranquilidad. Nada más verle cuando me levanto, empiezo la mañana con energía. Es un plus de vitalidad. Me ha quitado preocupaciones y ahora tengo una prioridad. Lo demás importa menos. ¿Pretende bajar el ritmo de trabajo? No, porque yo tengo mi rutina diaria de informativo, con un horario bueno. A media tarde ya puedo estar con el pequeño. Yo voy a seguir trabajando como ahora. Quitando este viaje largo a Brasil, no creo que haya ningún otro desplazamiento que me haga separarme mucho tiempo de él. También seguiré colaborando en proyectos como éste de Ipanema y escribiendo en el blog. ¿Se ha llegado a plantear dejar el periodismo por su hijo? No, hombre. Hay que trabajar y me gusta mucho lo que hago. Creo que también hay tiempo para todo. ¿Se imagina el futuro fuera de Madrid? Ahora me imagino el futuro aquí, que es donde estoy. Se lo pregunto por si puede cambiar, como se ha vuelto a rumorear [sobre una supuesta salida de Casillas de su equipo]. Lo sé. Ya te he dicho que me imagino el futuro en Madrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon