Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Carles Puigdemont: “Detenerme no sería una buena idea”

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 25/09/2017
El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Salvados © Image LaVanguardia.com El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Salvados

El president de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, ha sostenido que no sería “una buena idea” su detención, algo que podría darse esta semana, a días del referéndum del 1-O. “El fiscal general aventuró esta posibilidad”, reconoció en una entrevista en Salvados. Preguntado por si tendría miedo por una detención, dijo que no le gustaría, “pero si tiene que pasar vamos a hacer frente a cualquier decisión”. “No creo que fuera una buena idea”, valoró.

En ese sentido, haciendo referencia a las detenciones de miembros del Govern de esta semana, calificó la ofensiva de la Justicia de “hechos vergonzosos, impropios de un estado democrático”. Puigdemont no cree que esté desobedeciendo. “Yo no estoy desobedeciendo. Estoy obedeciendo al Parlament de Catalunya”, remarcó. Afirma que en tratados internacionales firmados por España se reconoce la autodeterminación de los pueblos, aunque no exista acuerdo con el Estado.

Sobre el 1-O: “No estamos cometiendo ningún crimen”

En el choque con el Ejecutivo central llamó a no dar ni un paso atrás: “Retirarse y rendirse sería acabar mal”. El político ha reiterado que se votará, que se hará con garantías y que se aplicará el resultado. “El deseo de votar es insobornable, hay que hacerlo. No estamos cometiendo ningún crimen”. Aunque reconoce que no tiene todos los elementos que le gustaría, dice que tiene “los necesarios”. “Nos gustaría haber organizado el referéndum con los ingredientes ideales. ¿Cuál es el ideal? El acuerdo”, continuaba.

Pero el acuerdo es imposible por la falta de diálogo que se ha encontrado en Madrid. “No es aceptable en democracia que te digan a la cara “no quiero hablar””, dijo pensando en Rajoy. Sí ve al Estado como interlocutor válido, pero no al actual Gobierno. Por eso presenta el referéndum como única salida: “ante un no a todo hay que darle un inmenso sí”.

En esa línea consideró válido aprobar las Leyes del Referéndum con 72 diputados. “Es el único camino que hemos encontrado para convocar el referéndum. El único posible. No hay otro”.

La posibilidad de la independencia unilateral

Con ese inmovilismo como argumento, no ve cambios posibles hasta el 1-O: “¿Una cronología de noes se convertirá en una propuesta que debamos escuchar? Lo dudo”. “En todos estos años no ha existido una solución”, planteó. “Si el Gobierno rehúsa hacer política, ¿cómo pretende resolver este problema?”, abundó.

Respecto a los días que se vienen, el president no ha descartado una declaración unilateral de independencia (DUI) en las jornadas posteriores al 1-O a través del Parlament, si bien reconoce que “no está encima de la mesa del Govern ahora hacer una DUI”.

Aún con la votación en pie, Puigdemont evita hacer referencias a una declaración unilateral porque confía en que se vote. Eso sí, entiende que si no se puede votar habrá que reunir a la Ejecutiva del Govern y explorar alternativas, “ver qué sucede”, sin descartar que alguien puede proponer la DUI. Es una posibilidad que, en todo caso, no es la opción que defiende.

MÁS EN MSN:

Los Mossos dicen que cumplirán las órdenes de la Fiscalía pero rechazan la tutela de Interior


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon