Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Centenares de policías protestan en todo el país en solidaridad con sus compañeros en Cataluña

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 03/10/2017 El País
Concentración de apoyo a la Guardia Civil y la Policía Nacional en la comisaría de Moratalaz. © Jaime Villanueva Concentración de apoyo a la Guardia Civil y la Policía Nacional en la comisaría de Moratalaz.

Unas 400 personas se han concentrado a las 13.30 a las puertas del centro policial del barrio de Moratalaz (Madrid), donde tienen su base las Unidades de Intervención Policial (UIP), conocidos como antidisturbios, convocados por los cinco sindicatos representativos de policía. Las mismas protestas se han multiplicado ante comisarias de todo el país. Los agentes protestan por el acoso que sufren los policías desplazados a Cataluña, donde en al menos tres localidades, Pineda de Mar (Barcelona), Calella (Barcelona) y Reus (Tarragona), los agentes se han visto forzados a abandonar o van a abandonar este martes los hoteles en los que se hospedaban.

Los organizadores de las concentraciones han reclamado una solución ante este acoso. El presidente del Sindicato Profesional de Policía (SPP), José Antonio Calleja, ha tomado la palabra en nombre de todas las organizaciones para anunciar que pedirán la dimisión de los cargos públicos que corresponda -sin querer concretar si se referían al ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido- si la situación de acoso a los agentes en Cataluña se mantiene.

Para los representantes de los agentes es "lamentable" que dos días después de los sucesos de Cataluña, el titular del departamento "no haya sido capaz de adoptar hasta ahora ninguna medida". No obstante, valoran como positiva la decisión de que los agentes se mantengan en los hoteles allí donde exista contrato en vigor. Los concentrados en Moratalaz -policías fuera de servicio y sin uniforme, vecinos, curiosos y miembros de los sindicatos- con numerosas banderas españolas, han coreado consignas como: "Trapero a prisión", "No estáis solos" y "Cataluña, no nos vamos".

Un centenar de policías y vecinos de Sevilla se ha concentrado a las puertas de la Jefatura de Policía al mismo tiempo que el Gobierno andaluz ha manifestado su apoyo a las fuerzas de seguridad en Cataluña. La concentración ha concluido con un aplauso y un grito de ¡Viva España!. "Estamos hartos de los independentistas, del Gobierno y de los políticos. No somos los malos de la situación, que es un problema político", ha manifestado Antonio Jurado, de la Unión Federal de Policías, quien ha ejercido de portavoz en Andalucía de los cinco sindicatos convocantes.

Jurado ha exigido a Interior que defienda a los policías desplegados en Cataluña ante "la persecución y acoso de los secesionistas". De forma simultánea, el Gobierno andaluz ha manifestado su apoyo a los agentes y a quienes están sufriendo "situaciones de acoso" en Cataluña, en referencia a los alcaldes y otros representantes contrarios al movimiento independentista. "No se puede tolerar ni amparar. Hoy, al margen de las explicaciones que queremos que dé también Mariano Rajoy por lo ocurrido el domingo, queremos manifestar nuestra solidaridad más firme y rotunda con los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional y con todos aquellos que están sufriendo situaciones de acoso en Cataluña", ha señalado el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco. Blanco, quien ha llamado a la calma y la convivencia, ha reiterado el apoyo convencido y firme del Gobierno andaluz al Estado de derecho.

En la comisaria de Zapadores de Valencia, la mayor de la ciudad, se ha concentrado medio centenar de personas, en su gran mayoría agentes, que han expresado también su apoyo a los compañeros destacados en Cataluña. Se han oído lemas como "No estáis solos", pero también, "Zoido dimisión", además de vivas a la Policía, la Guardia Civil y España.

Fuentes sindicales han señalado que la movilización buscaba transmitir que los agentes son "trabajadores" que están "sufriendo las consecuencias de los errores" políticos de otros. Y que, si bien en las actuaciones policiales del 1-O se produjeron "imágenes que a nadie le gusta ver", la mayoría de intervenciones en los colegios fueron proporcionadas y tranquilas.

Alrededor de 80 personas se han concentrado este martes durante diez minutos frente a la Comisaría Nacional de Policía de Castellón, “ante el acoso y el asedio que están sufriendo, tanto ellos [los agentes desplazados y residentes en Cataluña] como sus familias”. También para exigir al Gobierno “que tome medidas para no se sigan vulnerando sus derechos de esta forma”, ha señalado a EL PAÍS Beatriz García, secretaria provincial del Sindicato Unificado de Policía (SUP), encargado de la organización del acto en Castellón. Desde el SUP reconocen su preocupación por la situación que se vive en Cataluña y por cómo “muchas de esas tensiones se están focalizando en los cuerpos de seguridad, que sólo han cumplido un mandato judicial”.

La responsable sindical lamenta que se está “alentando a las masas” en contra “de los compañeros, que viven una situación de asedio; es muy grave”. “No se puede volcar sobre ellos toda esa ira”, critica. La mayoría de asistentes a la concentración han sido policías nacionales, aunque a ella se han sumado también varios ciudadanos “que nos han mostrado verbalmente su apoyo”, ha señalado la secretaria del SUP.

Unos 300 policías se han concentrado también en A Coruña frente a la sede de la Jefatura Superior de Policía de Galicia para solidarizarse con los alrededor de 200 compañeros desplazados a Cataluña. Los portavoces de los sindicatos policiales han asegurado que los agentes de las fuerzas de seguridad del Estado son "abucheados" e "increpados" por la calle tras las cargas del pasado domingo. "Lo han hecho lo mejor que han podido", ha defendido Roberto González, portavoz del SUP en Galicia en declaraciones a Europa Press. "Solo cumplían órdenes de jueces y fiscales. No tienen nada en contra de nadie".

Las concentraciones de policías también se han sucedido en las otras seis ciudades gallegas, aunque han sido menos numerosas. Los asistentes han reclamado al Ministerio de Interior que "no deje abandonados a su suerte" a los agentes trasladados.

En Barcelona, a la misma hora, decenas de miles de personas se manifiestaban en Barcelona en contra de la represión policial del 1 de octubre, que dejó casi 900 atendidos por los servicios sanitarios.

Con información de Óscar López-Fonseca, Raúl Limón, Ignacio Zafra, María Pitarch y Sonia Vizoso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon