Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

China amenaza con un 'golpe' al iPhone si Trump inicia una guerra comercial

El Confidencial El Confidencial 14/11/2016 Teknautas

Primer aviso de China. Si Donald Trump cumple su promesa de iniciar una guerra comercial contra ese país, con tarifas del 45% a las importaciones chinas, tal y como amenazó durante su campaña, las consecuencias para EEUU serían muy graves: caída de las ventas en China del iPhone y de los vehículos de marcas estadounidenses, y un parón a los contratos de otros fabricantes estratégicos, como Boeing, cuyos pedidos acabarían en su rival directo europeo, Airbus. Es la amenaza publicada en las últimas horas por el periódico 'Global Times', controlado por el partido comunista.

Entre las múltiples promesas que Trump realizó durante su campaña, una de las más polémicas fue la propuesta de imponer una tarifa del 45% a todas las importaciones Chinas. Y fue más allá. Llamó a al país un "manipulador de divisas" y les acusó de ser el "mayor ladrón en la historia mundial".

Sus palabras no han pasado desapercibidas. Casi una semana después de la victoria electoral de Trump, el diario gubernamental chino 'Global Times' ha avisado de lo que puede ocurrir si el nuevo presidente de EEUU cumple sus promesas. "Remesas de pedidos para Boeing serán reemplazadas por Airbus. Las ventas de coches estadounidenses y de iPhones sufrirán un revés, y las importaciones de soja y maíz de EEUU se paralizarán. China también puede limitar el número de estudiantes americanos en el país", publicó el periódico. Y añadió. "Si Trump echa por tierra el comercio entre EEUU y China, un número de industrias estadounidenses se verán afectadas. Finalmente, el nuevo presidente será condenado por su imprudencia, ignorancia e incompetencia".

Como ocurre con el resto de promesas que ha realizado Trump, no está claro hasta qué punto las cumplirá, y ese es en parte el gran problema: la incertidumbre que genera esta situación. Muchos inversores y emprendedores en EEUU, sobre todo en Silicon Valley, ven en esta incertidumbre una amenaza para sus negocios. No saben a lo que atenerse en frentes clave como contratación de mano de obra cualificada de ingenieros y programadores extranjeros, o en cuanto a futuras inversiones.

El CEO de Apple, Tim Cook, en una visita reciente a Pekín. (Foto: Reuters) © Proporcionado por El Confidencial El CEO de Apple, Tim Cook, en una visita reciente a Pekín. (Foto: Reuters)

Trump podría imponer nuevas tarifas a la importación de ciertos productos, como una barrera al comercio internacional, pero solo lo podría hacer de forma temporal (durante 150 días) y con un límite de tarifa del 15%. Para imponer un cargo mayor tendría que modificar la ley o declarar el estado de emergencia. Para compañías como Apple, en la que casi el 20% de sus ingresos trimestrales provienen de China, una batalla comercial entre EEUU y el gigante asiático sería catastrófica. Pero también para otras múltiples marcas y sectores, desde el automovilístico hasta la ingeniería y la aviación. Toca esperar al próximo movimiento de Trump.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon