Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

China y Rusia prometen reforzar cooperación

dw.com dw.com 25/06/2016
Los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladimir Putin © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladimir Putin

Los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladimir Putin, reafirmaron su compromiso de impulsar la relación bilateral y presidieron la firma de una treintena de acuerdos de cooperación.

Rusia y China acordaron profundizar sus relaciones con una serie de proyectos comunes suscritos hoy (25.06.2016) en el marco de una visita a Pekín del presidente ruso, Vladimir Putin. Ambas partes firmaron más de 30 convenios en las áreas de infraestructura, comercio, tecnología e innovación, informó la agencia oficial Xinhua.

Con la economía rusa muy afectada por la caída del precio del crudo y del gas, así como por las sanciones de Occidente por el conflicto ucraniano, Putin se esforzó en recalcar la proximidad con China. Así, afirmó que las posturas de Moscú y Pekín respecto a las principales cuestiones y conflictos internacionales "son muy próximas o prácticamente coinciden".

Xi, por su parte, subrayó que ambos países coinciden en "resolver las disputas internacionales y regionales "a través del diálogo y la negociación en lugar de las armas o las amenazas, igual que con las sanciones o la amenaza de sanciones".

Competencia al Airbus y Boeing

Uno de los acuerdos firmados prevé el desarrollo conjunto de un avión de largo recorrido que compita con los de Airbus y Boeing, un proyecto que llevaba en negociación más de dos años. A su vez, hasta finales de año se buscará cerrar un pacto para la construcción de un tren de alta velocidad entre Moscú y Kazán, situada a 700 kilómetros al este de la capital rusa.

Putin afirmó que la relación con su vecino es "una asociación abarcadora y estratégica", mientras que Xi dijo que los dos países quieren ser "amigos para siempre".

Rusia ve en su acercamiento a China una posibilidad de reducir los efectos de las sanciones económicas de Europa y Estados Unidos por la crisis en Ucrania. Para ser menos dependiente de sus ventas a Europa, hace ya dos años Moscú firmó con Pekín el envío de gas por valor de 400.000 millones de dólares a través de un gasoducto a construirse hasta 2018.

FEW (EFE, dpa, Reuters)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon