Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Choque entre ejército y FARC causa tensión en Colombia

dw.com dw.com 11/07/2016

Un combate entre el ejército y elementos de la guerrilla dejó tres heridos y amenaza con sembrar desconfianza entre las partes que negocian el proceso de paz. El gobierno se pronunciará al respecto este lunes.

Tres guerrilleros heridos dejó un combate entre el ejército y la guerrilla de las FARC en un sector selvático del centro de Colombia, informó hoy el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

El funcionario señaló que el caso ocurrió el viernes pasado cerca del municipio de Uribe, en el departamento de Meta, cuando una patrulla del Ejército que efectuaba tareas de vigilancia se encontró con una célula de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

"Se encontraron una patrulla de nuestras Fuerzas de Despliegue Rápido, que hacía controles territoriales en la zona, con una patrulla de las FARC y hubo un combate de encuentro", dijo Villegas.

El ministro señaló que, de acuerdo con información entregada por las FARC, tres guerrilleros resultaron heridos en el cruce de fuego.

"Según las FARC, este combate dejó tres subversivos heridos. Hemos ofrecido, en coordinación con el Comité Internacional de la Cruz Roja, brindarles toda la atención", expresó Villegas.

Por su parte, el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño, alias "Timochenko" o "Timoleón Jiménez", repitió en su cuenta de Twitter dos mensajes enviados sobre el caso por alias "Carlos Antonio Lozada", uno de los negociadores de la organización en el proceso de paz.

¿Encuentro o asalto?

"Lo ocurrido en Meta no fue combate de encuentro, fue asalto a delegados FARC que viajaban a La Habana", escribió "Lozada", tras señalar que la negativa del Ejército colombiano para evacuar por vía aérea a los heridos "viola el DIH (Derecho Internacional Humanitario) y mina confianza de la Mesa (de negociaciones)".

El Gobierno indicó que el jefe de su equipo negociador en el proceso de paz, Humberto de la Calle, se pronunciará mañana sobre lo ocurrido.

Los combates entre las Fuerzas Armadas y las FARC prácticamente desaparecieron desde hace un año, cuando el grupo guerrillero declaró un alto el fuego unilateral a raíz de los avances en el proceso de paz con el Gobierno, que empezó en noviembre de 2012 en Cuba.

El Gobierno y las FARC han llegado desde entonces a varios acuerdos, el más importante de los cuales fue anunciado el pasado 23 de junio, pues implica un pacto para terminar con el conflicto armado que afecta a Colombia desde hace 52 años.

Dicho acuerdo contempla el alto el fuego bilateral, la concentración de los cerca de 8.000 miembros de las FARC en 31 zonas específicas y la deposición de las armas, todo ello bajo un mecanismo de verificación de las Naciones Unidas.

Los convenios firmados en el marco de la negociación solo empezarán a aplicarse cuando las partes firmen el acuerdo final de paz, que aún no tiene fecha definida, pues faltan por cerrar algunos puntos de la discusión.

La noticia sobre el combate fortuito se conoció en medio de una reunión a la que asistieron delegados del Gobierno y las FARC para presentar un programa de erradicación de cultivos de hoja de coca, en desarrollo de uno de los acuerdos logrados en La Habana.

El encuentro se llevó a cabo en un sector rural del municipio de Briceño, en el departamento de Antioquia (noroeste), y fue encabezado por el alto consejero presidencial para el posconflicto, Rafael Pardo, y alias "Pastor Alape", uno de los negociadores de las FARC.

El acuerdo implica llegar a un acuerdo con unas 400 familias de la región para sustituir los cultivos de hoja de coca por plantaciones legales.

EL(dpa, efe)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon