Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cientos de clientes asisten a la inauguración de Ikea en Alfafar

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 Kristin Suleng
Iván Herrero celebra ser el primer cliente en entrar en la tienda Ikea de Alfafar. © José Jordán Iván Herrero celebra ser el primer cliente en entrar en la tienda Ikea de Alfafar.

“Lo que me ha llevado a hacer cola es la crisis que tengo en mi casa”. Iván Herrero no podía aguantar las lágrimas a las ocho de esta mañana tras aguardar cuatros días y sus noches el primero de la fila a la espera de que la primera tienda de IKEA en la Comunidad Valenciana abriera sus puertas. Su rostro agotado y emocionado ha encabezado los centenares de clientes que, entre vallas, bolsas y tiendas de campaña, no han querido perderse ser los primeros en conocer las nuevas instalaciones de la firma sueca que han sido abiertas al público este martes en el parque comercial de Alfafar.

Vecino de la pedanía valenciana de Horno de Alcedo, Herrero decidió esperar desde el viernes pasado frente a la entrada de la nueva tienda empujado por la mala situación económica de su familia. Con 23 años, hipotecado y al borde del desahucio, gana 495 euros al mes como pinche de cocina para ayudar a su madre y sus dos hermanos, todos desempleados. “Todos los que estamos aquí hemos venido porque no tenemos nada. Pero hoy, gracias a ser el primero, voy a poder comprar unas cortinas a mi madre, una cama a mi hermana y algunas cosas para reformar el comedor, lo que nunca hubiera podido hacer sin haber estado cuatro días en cola”, explicaba el ganador del bono de 500 euros con el que la empresa sueca le ha premiado por ser su primer cliente.

Sin trabajo ni subsidio, Ana Belén López, vecina de Puçol de 28 años y madre de tres hijos, aguardaba en segundo lugar desde la tarde del sábado, acompañada por su novio, su madre y su padrastro, a la espera de conseguir sus vales por 100 euros otorgados a los primeros cien clientes de la nueva planta. “Los cuatro estamos en paro. Tengo una hipoteca de 600 euros que no puedo pagar desde hace dos años. Entre los cuatro queremos comprar un sofá, pero cambiaríamos nuestros cheques por un puesto de trabajo”, confesaba antes de entrar en los recién inaugurados 37.000 metros cuadrados del nuevo complejo que emplea a más de 700 trabajadores.

Antes de la apertura al público, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra calificaba la jornada de ser “un día esperado e histórico que demuestra que la Comunidad Valenciana es una tierra de oportunidades que atraen la inversión extranjera para generar empleo y riqueza” durante el desayuno institucional compartido con las directoras de IKEA Valencia e IKEA Ibérica y la embajadora de Suecia en España. En su visita Fabra anunció que el pleno del Consell de este viernes aprobará la Actuación Territorial Estratégica para implantar una nueva tienda Ikea en Alicante, con una inversión que superará los 700 millones de euros y prevé dar empleo a más de 4.000 personas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon