Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cifuentes pide que se expulse del país a los líderes de las bandas latinas

EL PAÍS EL PAÍS 16/06/2014 F. Javier Barroso
Cristina Cifuentes, durante el desayuno de esta mañana. © sergio barrenechea (efe) Cristina Cifuentes, durante el desayuno de esta mañana.

La Delegación del Gobierno en Madrid quiere abrir un nuevo frente para acabar con las bandas latinas que operan en la región. Según ha destacado su titular, Cristina Cifuentes, durante un desayuno de trabajo, va a impulsar que a los líderes de estas organizaciones juveniles violentas se les revoquen los permisos de residencia y que se agilicen las órdenes de expulsión del país. De esta forma quedarán descabezadas y se acabará con "estas organizaciones criminales", como las ha calificado.

La capital ha registrado varios incidentes en los últimos meses, en especial durante los fines de semana, en los que se enfrentado bandas opuestas como los Trinitarios y los Dominican Don´t Play (DDP). Se han registrado detenciones masivas, además de algunos heridos de gravedad. En algunos casos, la rápida intervención de los servicios de seguridad del metro y de la propia policía han evitado que los altercados no tuvieran consecuencias más dramáticas. A los detenidos se les ha incautado en ocasiones machetes de más de medio metro de hoja.

Cifuentes ha anunciado estas medidas en un desayuno celebrado esta mañana. Ha recordado que los integrantes de estas bandas se les podría aplicar "las leyes orgánicas sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y de Protección de la Seguridad Ciudadana". Ha afirmado que el fin de estas medidas es evitar que se implanten en la región las bandas latinas. "Un objetivo que hasta ahora hemos conseguido con la detención desde 2012 de 433 personas relacionadas con estos grupos", ha remarcado.

Otro de sus retos, según ha indicado Cifuentes, es mejorar las dependencias de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Así, ha pedido unas nuevas instalaciones del Cuerpo Nacional de Policía en el centro de la capital, "a ser posible cerca de la Puerta del Sol", ante el deterioro de las instalaciones actuales de la calle de Leganitos.

La delegada del Gobierno en Madrid también ha informado de que se está ultimando el diseño del dispositivo de seguridad para la coronación del Rey Felipe VI el próximo jueves, en el que habrá un amplio despliegue de policías. No ha querido dar una cifra exacta del número de efectivos, ya que se distribuirán en función de las necesidades de cada momento. También ha recordado que se cerrará el espacio aéreo de Madrid, como ya se hizo durante la boda de los Príncipes, para evitar que cualquier aeronave sobrevuele la capital. 

Cifuentes también ha anunciado que la Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido dos manifestaciones que habían pedido permiso para concentrarse la mañana de la coronación. Una era de carácter antimonárquico y se quería celebrar cerca del Congreso de los Diputados. La otra no estaba referida con esta temática y quería hacerlo en el centro de la capital. En ambos casos, se han denegado por la importancia del acto y las posibles incidencias que podrían tener en el mismo, sobre todo en su seguridad. La delegada ha recordado que podrán hacerse esas manifestaciones en cualquier otro día.

La representante del Ejecutivo central en Madrid también ha destacado que durante todo el día se estará muy pendiente de las redes sociales para evitar que se llame a manifestarse o a concentrarse de manera espontánea o rápida, en especial en lugares muy significativos como la Puerta del Sol. A ello también contribuirá el fuerte despliegue policial que habrá en Madrid el próximo jueves.

Durante el desayuno, Cifuentes ha hecho un balance de las manifestaciones que ha habido durante el primer semestre del año. En total han bajado un 36% de enero a junio (803 protestas menos) y en el 90% de los casos no asistieron a las mismas ni 200 personas.

La delegada del Gobierno ha sido presentada por el presidente de Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, y al mismo ha acudido la plana mayor del PP en Madrid: desde la presidenta del partido, Esperanza Aguirre, al titular del Ejecutivo regional, Ignacio González, y la alcaldesa, Ana Botella, entre otros. 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon