Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco libros de ciencia para sorprender a quien cree que no le gusta la ciencia

El Confidencial El Confidencial 23/04/2016 S. Ferrer

Quien no lee libros de divulgación científica es porque no quiere. La oferta en castellano de este género se ha disparado en los últimos años, hasta el punto de que el lector novato puede perderse entre tantos títulos y autores. O, aún peor, probar con títulos tan populares como densos: Breve historia del tiempo (Stephen Hawking), El origen de las especies (Charles Darwin) y El gen egoísta (Richard Dawkins) son algunos de los ejemplos más típicos que suelen acabar cogiendo polvo en las estanterías.

Para evitar una mala experiencia que se traduzca en fobia, en Teknautas hemos recopilado algunos de los mejores títulos publicados —o reeditados— en los últimos meses, capaces de atraer a cualquier lector curioso.

¿Está usted de broma, Sr. Feynman? (Richard Feynman)

Richard Feynman es uno de los mayores genios que ha visto la Humanidad. Mecánica cuántica, electrodinámica cuántica, superfluidos, física de partículas... El trabajo de este nobel de Física está lleno de conceptos incomprensibles para el común de los mortales. Por suerte, este libro tiene más anécdotas graciosas que ecuaciones, gracias a que la vida y el carácter de este personaje fueron todavía más fascinantes que su legado científico.

Este libro recoge buena parte de estas historias que el bromista Feynman relató a uno de sus amigos, quien más tarde las recopiló por escrito. Hablamos de un extravagante científico cuya pasión por tocar los bongos sólo es equiparable a su afición por los bares de topless, donde se inspiraba y anotaba sus ideas en servilletas mientras disfrutaba de un 7-up. El físico, que participó en el Proyecto Manhattan, distraía su aburrimiento forzando las cajas fuertes de Los Álamos: no importa cuánto mejoraran la seguridad de las mismas, ninguna se resistía a sus manos.

Bonus: Feynman. Los amantes del cómic pueden probar suerte con esta historia de Jim Ottaviani, que ilustra buena parte de las anécdotas referidas en el libro anterior.

Richard Feynman. (Joe Mundoe) © Proporcionado por El Confidencial Richard Feynman. (Joe Mundoe)

¿Por qué es divertido el sexo? (Jared Diamond)

Hay que leer siempre a Jared Diamond. Este biólogo ganador del premio Pulitzer es conocido por sus brillantes tesis sobre cómo se forman, evolucionan y colapsan las sociedades humanas; todo desde un punto de vista geográfico y ecológico. Armas, gérmenes y acero es, quizá, su gran obra maestra, sin menospreciar libros como Colapso y El mundo hasta ayer.

Pero Diamond también tiene tiempo para obras más ligeras. En ¿Por qué es divertido el sexo? el biólogo toma como excusa las relaciones humanas para trazar un recorrido por nuestra evolución, única entre el resto de animales. En el camino, contesta preguntas tan curiosas como por qué los hombres tienen pezones o por qué el pene humano es tan enorme en comparación con el resto de primates.

Bonus: Sociedades comparadas. Quienes sientan curiosidad por las tesis sociológicas de Diamond pero se vean espantados por la extensión de obras como Armas, gérmenes y acero, pueden probar este entrante recién publicado. En siete breves capítulos, el biólogo explica por qué unos países son pobres y otros no, o cómo la geografía marcó el destino de las civilizaciones a lo largo de la historia.

© Proporcionado por El Confidencial

El hombre que confundió a su mujer con un sombrero (Oliver Sacks)

Un clásico de la divulgación científica que, debido al fallecimiento de su autor el verano pasado, merece figurar en esta lista. En este volumen que le valió la fama, el neurólogo Oliver Sacks repasa veinticuatro casos reales de pacientes con párkinson, síndrome de Tourette y agnosia visual.

Los ejemplos narrados por Sacks tienen un aura de tragicomedia: un hombre que intenta colocarse a su esposa en la cabeza, una mujer que 'retrocedía en el tiempo' al sufrir ataques epilépticos, un paciente que no reconoce su propia pierna... La habilidad del divulgador para explicar estos trastornos con humanidad y respeto permite abrir una ventana al mundo de las enfermedades neurológicas.

Bonus: En movimiento. Esta autobiografía póstuma aúna drogas, neurologías, motos, homosexualidad y halterofilia. Pero, sobre todo, supone una carta de despedida honesta y llena de amor. Y si nos quedamos con hambre de Sacks, la película Despertares —en la que Robin Williams interpreta al neurólogo— es el mejor homenaje posible a este divulgador.

Oliver Sacks © Proporcionado por El Confidencial Oliver Sacks

El ascenso del hombre (Jacob Bronowski)

Este libro, recién reeditado en castellano con gran acierto, es una transcripción casi literal de la serie documental de Jacob Bronowski emitida en 1973. Más de cuatro décadas después, sorprende que este clásico imprescindible haya envejecido tan bien. En sus páginas, el inolvidable matemático repasa el desarrollo del ser humano a través de su comprensión de la ciencia y la tecnología.

"El conocimiento es una aventura sin fin en el filo de la incertidumbre", asegura Bronowski en este libro. Este humanista que rechazaba con fuerza la separación entre ciencias y letras, enumera en El ascenso del hombre los "grandes monumentos" de la comprensión humana con un lenguaje claro que invita a devorar sus páginas.

Bonus: El ascenso del hombre. Otra vez. La serie documental se recuperó hace unos años en DVD y, aunque idéntica al libro al que dio pie, su visionado es también interesante.

Internet Safari (Noel Ceballos)

El estudio de cómo el nuevo mundo online ha transformado, transforma y transformará al ser humano es una ciencia que todavía no tiene nombre. Ceballos es, en este sentido, un pionero que analiza en su ensayo esta evolución.

¿Por qué mentimos en internet? ¿Por qué ya no nos concentramos? Con un sentido del humor brillante, el libro repasa el modo en el que se relaciona el ser humano gracias a las nuevas tecnologías. Imprescindible para aquellos curiosos que deseen comprender este nuevo mundo que, irónicamente, todavía pocos entienden.

Bonus: Atrapados. Este libro de Nicholas Carr supone un necesario debate sobre las ventajas e inconvenientes de las tecnologías de la información, sin caer en tecnofobias ni ludismos. 

(Foto: Corbis) © Externa (Foto: Corbis)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon