Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco manifestaciones pro y contra Erdogan en Colonia

dw.com dw.com 29/07/2016 Dagmar Breitenbach / Janina Semenova
Seguidores de Erdogan queman un bandera con la figura de su crítico Fethullah Gülen. Estambul, 20 de julio de 2016 © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Seguidores de Erdogan queman un bandera con la figura de su crítico Fethullah Gülen. Estambul, 20 de julio de 2016

Decenas de miles de partidarios del presidente turco, Erdogan, van a marchar en Colonia este domingo 31 de julio. Un evento político turco en territorio alemán que genera polémica.

La Unión de Demócratas turco-europeos (UETD) convocó a dicha manifestación en pro del presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan. El lema: "Sí a la democracia - No al golpe de Estado". Sin embargo, varios partidos alemanes y organizaciones turcas han convocado manifestaciones en contra de la política de Erdogan. Así, por lo menos habrá cinco marchas de protesta. Una situación que ha generado temores por la posibilidad de que haya disturbios, debido al traslado de conflictos internos turcos a la sociedad alemana.

"Si las manifestaciones aprobadas son usadas para llamar a la violencia, la Policía intervendrá con rigor”, advirtió el ministro del Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger, quién señaló que partidarios de Erdogan han intimidado, amenazado y atacado a opositores y críticos del presidente turco en Alemania. “Algo completamente inaceptable”, concluyó Jäger.

Unos 2.000 agentes de policía de toda Alemania guardarán el orden en Colonia, entre ellos, agentes que hablan turco. En Alemania, hay unos tres millones de turcos o personas de origen turco. Este domingo se espera que unos 15.000 partidarios de Erdogan acudan al llamado.

“¿Por qué se permite esta demostración?”

A esta pregunta de los ciudadanos responde la Policía de Colonia: "En nuestra democracia todo el mundo tiene el derecho a reunirse pacíficamente y sin armas", y agrega que “el ejercicio de este derecho fundamental no está ligado a ningún contenido político o idea específica del mundo”.

La comunidad kurda en Alemania critica la marcha del bloque pro Erdogan y ha renunciado a una contra-manifestación. La razón: no quieren que los germano-kurdos sean relacionados con la violencia. Una renuncia que el político verde Volker Beck ve con preocupación y apunta que “esto es una prueba del clima de acoso que están generando los nacionalistas turcos en Alemania”.

Ciudadanos de Colonia instan a las autoridades locales a “Parar esta locura”, como dicen cartas de lectores publicadas por el diario Kölner Stadt-Anzeiger. ”No es posible que en Alemania se permita difundir propaganda de gobernantes extranjeros", dice una de las peticiones.

“A pesar de que los ciudadanos consideren que estas manifestaciones sean problemáticas, no se debería restringir la libertad de reunión en Alemania”, dice a DW Félix Butzlaff, del Instituto para el Estudio de la Democracia, en Göttingen. “Es más”, agrega Butzlaff, “el enfoque hacia la política exterior en manifestaciones alemanas no es nuevo” y cita los ejemplos de las protestas contra la guerra de Vietnam en la década de los 70, y la visita de Barack Obama a Berlín antes de que fuera elegido presidente.

Un derecho del que no se debe abusar

En todo caso, políticos de diferentes partidos han expresado su preocupación por los posibles conflictos turcos internos que puedan surgir en Alemania. "La política interna turca no tiene cabida en suelo alemán", dijo el secretario del partido Unión Cristiano-Social, Andreas Scheuer, añadiendo que las personas que quieran participar en la política interna turca pueden salir, gustosamente, de Alemania y regresar a Turquía.

"No trasladen un conflicto turco a su país adoptivo Renania del Norte-Westfalia", recomienda, por último, la presidenta del estado Renania del Norte-Westfalia, Hannelore Kraft, agregando que, si bien es cierto que cada uno tiene el derecho a expresar sus convicciones, "¡háganlo sobria y pacíficamente!”.

Autor: Dagmar Breitenbach / Janina Semenova

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon