Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cinco policías vuelan a Nigeria para ayudar en la busca de las 200 niñas

EL PAÍS EL PAÍS 22/05/2014 Jesús Duva
Cosidó despide a los agentes que han partido hacia Nigeria. © DGT Cosidó despide a los agentes que han partido hacia Nigeria.

Cinco agentes del Cuerpo Nacional de Policía, expertos en lucha contra la trata de seres humanos, ha partido esta mañana desde Madrid hacia Nigeria para formar parte del grupo de expertos internacionales que colaborará en la liberación de las más de 200 niñas nigerianas secuestradas en Chibok por el grupo terrorista islamista Boko Haram. El objetivo principal de este grupo policial es evitar que las menores puedan ser vendidas a redes de explotación sexual o laboral.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, se reunió ayer con los agentes que van a Nigeria después de que el Gobierno de este país aceptara el ofrecimiento de España de aportar a un equipo multinacional expertos con la misión de rescatar a las menores. El caso ha conmocionado a todo el mundo.

Los agentes, adscritos a la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de Comisaría General de Extranjería y Fronteras, tendrán su base en la Embajada de España en Abuja (Nigeria) y compartirán trabajo, de momento, con expertos de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Israel y China, así como de otros países.

El equipo español está integrado un inspector-jefe, un inspector, un subinspector y dos agentes básicos especializados en investigaciones de trata y tráfico de personas, concretamente en redes que operan en África. Contarán con el apoyo permanente de la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales desde España con el objetivo de determinar la posible ruta utilizada por la organización criminal para abandonar la zona con las menores secuestradas, según la Dirección General de la Policía.

Los investigadores alertarán a las autoridades de los países que pudieran ser los receptores de estas víctimas para su tráfico y explotación sexual. Estas, a su vez, deberán avisar a los responsables de los puestos fronterizos, inicialmente del entorno Schengen y a los de tránsito hacia aquellos, donde la explotación de menores se encuentre menos perseguida.

Uno de los objetivos principales es evitar que el grupo terrorista Boko Haram pueda vender a las niñas para ser explotadas tanto laboralmente como sexualmente o ser obligadas a contraer matrimonios serviles.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon