Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cineastas contra la orden

EL PAÍS EL PAÍS 08/05/2014 Diego Galán

Los cineastas independientes se han puesto en pie de lucha aunque sea una lucha pacífica, de momento. Y es que parecería lógico que las ayudas al cine del Ministerio de Cultura recaigan principalmente en las películas que tienen dificultades financieras, las que no pueden hacerse sin problemas desde la industria privada, en lugar de favorecer a las películas caras y de éxito, como el Ministerio hace actualmente. Hace años la ley de protección al cine así lo estipuló –ayudar a los más débiles- y gracias a ella surgieron nuevas gentes que acabaron marcando valiosísimas páginas de la historia del cine español. Pero en los últimos tiempos, tras el paso de Ignasi Guardans por el ICAA, cuando era ministra Ángeles González-.Sinde, las normas se cambiaron al modelo actual, y aunque hubo protestas –los llamados “cineastas contra la Orden”- las cosas no se cambiaron. Item más, el Gobierno actual ha legislado en contra del cine, eliminándolo como medio cultural para considerarlo un simple entretenimiento.

Aquellos que protestaron en su día, junto a otros muchos, se han agrupado ahora alrededor de una Unión de Cineastas en la que caben todos los oficios, dispuestos a tratar de corregir los errores legislativos, incluso a propugnar la enseñanza del cine en las escuelas como se hace en algunos países vecinos, y hasta a organizar ese tan ansiado Congreso del cine español, que muchos reclaman desde hace tiempo recordando aquel otro de 1978 que dio luego pie a las reformas fundamentales en el cine impulsadas por Pilar Miró desde el primer Gobierno del PSOE. En definitiva, algo se está moviendo y no para mal.

El próximo día 24 la Unión de Cineastas se reunirá para establecer sus normas de organización. Curiosamente será el mismo día en que la Academia de Cine elija a su nuevo presidente o presidenta (solo hay 2 candidaturas, la de la productora Piluca Baquero y la del ex presidente Enrique González Macho); coincidirá asimismo con el palmarés del festival de Cannes y, aunque nada tenga que ver con el cine, con el final de la Liga de Campeones en Lisboa. Un día ajetreado en el que la Unión de Cineastas no tendrá protagonismo, pero quizá se trate de eso, de trabajar discretamente para salir luego a escena con brío y con una estrategia consensuada y muy madurada. Ojalá.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon