Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cita clave para conocer cómo actuarán los Mossos contra el referéndum

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/09/2017 Rebeca Carranco
Un hombre con la camiseta con la estelada posa para una foto con dos mossos © Manu Fernandez Un hombre con la camiseta con la estelada posa para una foto con dos mossos

El coronel de la Guardia Civil y director de coordinación de la Secretaría de Estado, Diego Pérez de Los Cobos, ha convocado hoy una reunión en la delegación del Gobierno en Barcelona, a la que deben asistir los mandos de todas las policías. Entre ellos, el responsable de los Mossos, Josep Lluis Trapero, que ya expresó su desacuerdo con que un cargo del Ministerio del Interior les coordine, tal y como ha decidido la fiscalía. El consejero de Presidencia, Jordi Turull, aseguró ayer que Trapero irá y dirá que no aceptará órdenes del coronel.

En esta ocasión, la reunión no la convoca directamente la fiscalía, ni es en su sede. El encuentro se celebra en la Delegación del Gobierno en Cataluña, y bajo el mando de un coronel al que Trapero ya mostró sus resistencias a obedecer el sábado, en la reunión en la fiscalía. Considera que el hecho de que un técnico del Ministerio del Interior coordine a los Mossos es una usurpación de sus funciones, y que ya existen las vías de coordinación habituales, que es la Junta de Seguridad.

MÁS INFORMACIÓN

  • El coronel que susurra a los ministros del Interior
  • El Govern rechaza que la Guardia Civil mande sobre los Mossos
  • El jefe de Mossos pide a los agentes ser “especialmente cuidadosos con el uso de la fuerza”

En la Generalitat se ha impuesto una especie de doble discurso: el político, que habla directamente de no aceptación de las órdenes, y el policial, que busca la vía legal para no tener que hacerlo, y recuerda que los Mossos acatan cualquier orden que llegue de la fiscalía. Algo que se constató de nuevo ayer. Mientras Turull aseguraba, en declaraciones en Rac1, que Trapero irá y dirá que no acepta la orden, fuentes del Departamento de Interior insistían en que aún se está estudiando la respuesta que dará el responsable de los Mossos.

Ni siquiera se aclaró si asistirá al encuentro, algo que fuentes policiales dan por descontado. En caso de que no lo haga, o no acate las órdenes del coronel, será acusado por rebeldía y desobediencia, según fuentes de Interior.Los servicios jurídicos de la Generalitat llevan tiempo preparándola una respuesta ante la posibilidad de que el Gobierno decidiese poner a un policía o a un guardia civil por encima de los Mossos.

Uno de los argumentos que esgrimirán es que la fórmula elegida, alegando el artículo 46 de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad a través de una instrucción de la fiscalía, no tiene amparo legal.La reunión es la primera en la que el coronel ejerce de “director técnico” de Policía Nacional, Guardia Civil y Mossos d’Esquadra en el dispositivo para desbaratar el referéndum. El objetivo del encuentro es tratar las cuestiones meramente operativas de los próximos días: como pueden ser los actos más conflictivos, las ciudades que requieran un mayor despliegue...

El martes, todos los mandos policiales deberán reunirse de nuevo, según fuentes de Interior. En esta ocasión, es la fiscalía quien les cita —por tercera vez en apenas dos semanas— en su sede de la calle de Pau Claris de Barcelona. El tema a tratar es el operativo conjunto diseñados por las policías para el 1 de octubre. La fiscalía espera ver negro sobre blanco cómo se afrontará desde una perspectiva policial el referéndum. Cada cuerpo deberá detallar su número de efectivos, los escenarios más complicados y cómo deberá responder la policía en cada caso, según fuentes de la investigación.

Los Mossos d’Esquadra cuentan con 17.000 agentes. El Ministerio del Interior ha desplazado a Cataluña 6.000 agentes, entre policías y guardias civiles, y tiene preparados muchos más efectivos por si fueran necesarios trasladarlos a Barcelona para mantener el orden público, según fuentes conocedoras del despliegue.

La crítica del sindicato de mandos

El sindicato de mandos de los Mossos d’Esquadra Copcat considera “inadecuada” e “injustificada” la decisión de la Fiscalía del Tribunal Superior de Cataluña por la que el Ministerio del Interior asume la coordinación de todas las fuerzas de seguridad en Cataluña para impedir el referéndum.
“Nos parece una medida inadecuada que intenta crear un precedente peligroso y no merecido, teniendo en cuenta la lealtad institucional” de la policía catalana a jueces, fiscales y demás cuerpos de seguridad, afirmó ayer el sindicato de la cúpula a través de un comunicado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon