Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Citan a declarar al subsecretario Campos por injurias hacia la plantilla de La Ribera

Logotipo de El Mundo El Mundo 25/09/2017 VICENTE USEROS

Los comentarios ofensivos que vertió el subsecretario de Sanidad

,

Ricardo Campos

, sobre los trabajadores del Hospital de la Ribera durante una charla pública en la sede del PSPV en Alginet el pasado 1 de diciembre han transcendido judicialmente.

El juzgado de primera instancia número 4 de Carlet ha iniciado

diligencias previas contra el 'número 3' de la Conselleria de Sanidad

, ante la querella -por un delito de calumnias e injurias con publicidad tipificado en los artículos 208 y 209 del Código Penal-, presentada por la asociación de trabajadores y usuarios del centro de Alzira, Sanitat Sols Una.

En el texto de la querella que obra en el juzgado, se afirma que Campos «viene descalificando de forma reiterada a dichos profesionales, atacando gravemente a su prestigio como personal sanitario, descalificando a los mismos y lesionando su honor y dignidad como trabajadores, con el único interés de menospreciar de forma pública y atentar contra el derecho fundamental del honor».

«Contratados a dedo»

Durante la charla, en la que el responsable de Sanidad describió el modelo de concesión hospitalaria como una «

parasitación de los impuestos de los ciudadanos por parte de la medicina privada

», también aludió a que existen «unos especialistas que son de elite pero después, la tropa... todos no tienen la misma calidad que tienen los compañeros y compañeras que tiene el sistema regional de salud. Entre otras cosas porque han sido contratados a dedo».

El representante del Consell afirmó que se habían puesto en contacto con Sanidad «l

obbys, grupos de presión, estómagos agradecidos de Alzira

» en referencia a algunos responsables del Hospital de la Ribera. El subsecretario hizo, además, una alusión peyorativa a Mercadona cuando describió que los «productos que ponen... yo soy oftalmólogo y yo sé qué lentes ponen y sé que hay productos de 'marca blanca' y productos 'hacendaño', Hacendado».

Según el texto que analiza el juzgado «queda acreditado que el querellado ha insultado gravemente a todo el colectivo de trabajadores del Hospital de la Ribera, calificándoles como 'tropa', poniendo en duda su calidad como personal sanitario su acceso a los puestos de trabajo, y manifestando su falta de cualificación para poder desempeñar sus funciones, menospreciando el desempeño de su actividad laboral todo el año con el único fin de lesionar su dignidad y atentar contra su honor».

En otro párrafo de la querella se critica que Campos describiera así a los trabajadores del hospital concesional «de forma pública, ante un numeroso foro de asistentes, para conseguir que se desprestigie a tales profesionales de forma más conocida, publicitada y poder así justificar toda la serie de cambios que en la Conselleria se quiere llevar a cabo en el Hospital de la Ribera».

Desde Sanidad se recordó ayer que se trataba de una «citación por apertura de diligencias previas» y pese a que la citación judicial incide en que Ricardo Campos ha sido citado en calidad de investigado (antes imputado), desde la Conselleria se insistió en que el subsecretario «no está investigado ni imputado».

Las fuentes sanitarias advirtieron que las declaraciones «las hizo en tono coloquial en un ámbito distendido en una charla en Alginet y sin ningún ánimo despectivo» e intentaron escudar a Ricardo Campos porque, «ya pidió disculpas públicamente en el salón de actos del hospital de Alzira en un encuentro con trabajadores por si alguien se había sentido ofendido».

© Proporcionado por elmundo.es

Sin embargo, la asociación de trabajadores y pacientes critica en su documento legal que ya realizó un intento de conciliación con Campos con el fin de recibir una disculpa formal, pero a pesar de que se solicitó que el subsecretario se retractase públicamente de todos los comentarios injuriosos y rectificara su actitud, «Campos no compareció personalmente a la conciliación, sino por procurador apoderado, resultando tal conciliación intentada y sin avenencia» por lo que «habiendo cumplido con el requisito de procedibilidad, procede interponer la presente querella».

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon