Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

CiU mantiene una leve ventaja sobre ERC en un escenario muy fraccionado

La Vanguardia La Vanguardia 11/05/2014 Carles Castro

El proceso soberanista y la crisis económica parecen estar provocando una imparable fragmentación del mapa político catalán. La encuesta de Feedback para La Vanguardia ha dedicado un capítulo a las expectativas electorales en las autonómicas, y las estimaciones resultantes consolidan algunas de las tendencias que ya detectaba el anterior sondeo, de diciembre pasado. Por una parte, CiU y Esquerra siguen librando una encarnizada pugna por la primera posición, si bien en este último sondeo es la federación nacionalista la que cosecha una leve ventaja en votos y escaños gracias a su victoria en las circunscripciones de Girona y, sobre todo, Lleida. Por otra parte, la tercera plaza registra un triple empate técnico entre PSC, PP y Ciutadans, con diferencias entre ellos que en algún caso suponen unas pocas décimas. Y al mismo tiempo, la CUP duplica su representación parlamentaria, mientras que ICV –con un electorado fronterizo– pierde fuelle.

CiU mantiene una leve ventaja sobre ERC en un escenario muy fraccionado © LaVanguardia.com CiU mantiene una leve ventaja sobre ERC en un escenario muy fraccionado

Expresado en cifras, el mapa electoral que se desprende del sondeo sitúa a CiU con 37 escaños y una cuota de voto cercana al 24%, lo que supone la pérdida de 13 diputados y de casi siete puntos porcentuales con respecto a su resultado en las elecciones catalanas del 2012. A su vez, ERC obtendría 34 diputados y su apoyo electoral rozaría el 22,5% del sufragio; es decir, obtendría 13 escaños más que en el 2012 y casi nueve puntos más en cuota de voto. Un resultado récord.

La pugna por la tecera posición no es menos reñida. De acuerdo con este último sondeo, PSC, PP y C’s obtendrían entre 15 y 16 escaños y un porcentaje en torno al 12% de los votos. En términos evolutivos eso supondría un nuevo retroceso del PSC (ahora de casi dos puntos y cuatro escaños), de manera que el socialismo catalán habría perdido más de la mitad de su electorado en menos de una década (desde el 26% del 2006) y seis puntos sólo desde el 2010, cuando obtuvo más del 18% de los sufragios.

En el caso del PP, el retroceso sería mucho menor, ya que la encuesta deja a este partido en unos resultados similares (en porcentaje o en escaños) a los que obtuvieron hasta el 2010 sus candidatos más competitivos, desde Vidal-Quadras a Josep Piqué.

El auténtico salto lo protagoniza Ciutadans, que sumaría seis escaños y cuatro puntos a su resultado del 2012 gracias al apoyo de uno de cada diez votantes del PSC o del PP en aquellos comicios. Eso sí, el partido de Albert Rivera pierde empuje con respecto al sondeo de diciembre, cuando se adjudicaba 18 diputados (el doble de los que obtuvo hace dos años). Por último, el estancamiento de ICV –con un retroceso de apenas una décima y dos escaños– coexistiría con un sensible avance de su principal competidor por la izquierda, la CUP, que pasaría de tres a seis diputados.

Las expectativas de participación se sitúan en el 57%, diez puntos menos que en el 2012. Y en el Parlament resultante, CiU y Esquerra sumarían mayoría absoluta (tres diputados por encima del listón de los 68), pero ni siquiera con el apoyo de ICV y la CUP alcanzarían los dos tercios (90 escaños) que exige, por ejemplo, una reforma estatutaria.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon