Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Code for Spain: un esfuerzo por mejorar España a base de código

El Confidencial El Confidencial 07/08/2016 José Manuel Blanco

Rutas de transporte, árboles de una avenida, número de semáforos de un barrio, niveles de polución… Datos que hacen referencia a una ciudad española pero que son difíciles de encontrar si las administraciones no los publican. También puede suceder que estén publicados pero la forma de acceder a ellos sea difícil. Hay un grupo de voluntarios que trabajan para que estos datos sean accesibles para todos y ayuden a mejorar todo lo que hay de los Pirineos para abajo.

Se trata de Code for Spain, una iniciativa sin ánimo de lucro que busca que los ciudadanos y las propias administraciones se beneficien de los datos públicos para mejorar las urbes. En los grupos de discusión hay ahora mismo unas 70 personas apuntadas, según cuenta a Teknautas uno de sus promotores, Javier Escribano, aunque no todos están activos. De estos, la mayoría tienen un perfil técnico, pero hay también algunos periodistas, atraídos por el análisis de datos, abogados y profesores.

Escribano, que fue uno de los fundadores de TouristEye, la ‘startup’ vendida a Lonely Planet, explica que la idea surgió junto a unos colegas: “Llevábamos muchos años viendo lo que se hacía en Estados Unidos con Code For America y viendo también un poco algunas prácticas que tiene el Gobierno de Reino Unido. Veíamos que en España, en las administraciones, no había buenas prácticas: webs mal hechas, sin suficientes datos, toman decisiones tecnológicas muy pobres… Nos daban pena, mucha tristeza”.

Ayudar a las administraciones públicas

Así, pensaron en auxiliar a las administraciones, con el fin de mejorar la publicación de esos datos. “Vamos a intentar ayudar a los organismos públicos a hacer las cosas mejor y a intentar entender por qué ahora no están haciendo las cosas bien, ya sea por un tema de conocimiento, por un tema de presupuesto, por un tema de recursos de personal…”, razona Escribano, que ahora trabaja como jefe de producto en OnTruck, una ‘startup’ de transporte de mercancías por Europa y para la que incluso utiliza los datos que él y sus compañeros sacan.

La aventura de desentramar los códigos postales sigue, hoy @Inigo_Flores ha llamado a una oficina de Correos https://t.co/bWafckiY2v

— Code for Spain (@codeforspain)

16 de junio de 2016

Además, el proyecto busca mejorar las relaciones de los usuarios con las administraciones. Escribano cuenta que muchas veces estas tienen un portal donde se encuentran disponibles los datos pero desconocen cuántos los usan. “No saben quién usa sus datos. Es decir, desde hace cuatro o cinco años empezaron con los portales de ‘open data’. Se hicieron, se gastó un dinero, pero desgraciadamente no saben quién los usa”. Así, explica Escribano, al no tener estos números, no habría más presupuesto para liberar más información.

Lo primero que ha hecho el equipo de Code for Spain es recopilar los datos que las administraciones públicas tienen disponibles y comprobar si están “en buenas condiciones” o no, es decir, en qué formato se han liberado, si pueden ser abiertos por cualquiera… Entre ellos se encuentran los códigos postales, los impuestos municipales, el PIB o datos de empleo.

Ya hay algunos ‘datasets’ muy avanzados, como el de los códigos postales, para los que habría que pagar a Correos más de 800 euros. El objetivo es que estén disponibles en el mismo formato abierto o accesible para todos. Nada de extensiones de archivo que causan dolor de cabeza para transformarlos. Por ello quieren, en colaboración con universidades y ciudades, que datos como velocidad media, polución o árboles tengan el mismo formato para empresas o particulares y que estos ayuden a mejorar esas variables.

Informáticos, abogados o periodistas están detrás de Code for Spain. | Imagen: Pexels © Proporcionado por El Confidencial Informáticos, abogados o periodistas están detrás de Code for Spain. | Imagen: Pexels

El trabajo avanzado y las dudas y lo que no son dudas se pueden conocer en su perfil de GitHub. Los límites administrativos, que incluyen desde comunidades autónomas hasta comarcas agrarias y ganaderas, están disponibles en uno de los proyectosEl catastro, ideal para quien cuenta con fincas o terrenos, también. Otro proyecto ayuda al cálculo de impuestos como el IBI o el IAE.

Los miembros de Code for Spain también trabajan con empresas e instituciones que analizan esos datos públicos disponibles. Sin dar nombres, Escribano explica que hay algunas administraciones más dispuestas a colaborar que otras y critica a las comunidades que todavía no han liberado datos, pero a la vez resalta los ejemplos del País Vasco, Aragón, Zaragoza o Castilla y León. También Alcobendas (Madrid), tanto en datos como en transparencia. Igualmente, Lorca, en Murcia. Por otra parte, en su opinión, “se ha hecho mucho más a nivel comunidad que a nivel de Estado”. Además, resalta las iniciativas de datos.es: son “un primer paso que lo que hace es agregar todos los datos de todas las comunidades y ciudades”.

Además de liberar datos, colocarlos en un formato accesible para todos o crear visualizaciones para estudiarlos, otro de los objetivos a corto plazo es presentar lo que Escribano denomina “casos de éxito”: hablar con empresas grandes o medianas que usan datos de las comunidades y hacer artículos explicando qué datos usan, cómo y con qué beneficio. Eso se complementa con la visión del organismo que liberó esos datos. Su inspiración está en el Open Data Institute, que también publica historias y casos de éxito con esta filosofía. La idea es comenzar a publicar esos trabajos a partir de septiembre. Sin embargo, ya es posible consultar algunos en un documento de Google Docs.

Escribano define Code for Spain como “un proyecto de la comunidad y para la ciudadanía”, gratuito. En la era de los datos públicos, espera que puedan ofrecer mucho en los próximos meses. Todo dependerá de los datos que la piel de toro ponga a disposición de la ciudadanía.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon