Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colau pide en ‘The Guardian’ que la Comisión Europea intervenga en el conflicto entre los gobiernos catalán y español

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 28/09/2017 Clara Blanchar
Ada Colau, el pasado día 20. © Marta Pérez Ada Colau, el pasado día 20.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha pedido este jueves, en un artículo que publica The Guardian, que la Comisión Europea intervenga en el conflicto entre los gobiernos catalán y español, en el que dice se están “poniendo en riesgo los derechos y libertades fundamentales”. Colau insta a la comisión, como ya hizo el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, la semana pasada, “que abra un espacio de mediación” entre los dos gobiernos “para encontrar una salida negociada y democrática” a un conflicto que entiende que ha dejado de ser español y tiene alcance europeo.

MÁS INFORMACIÓN

  • La Guardia urbana custodia urnas en un taller municipal de Barcelona
  • La Pompeu Fabra suspende las clases por la huelga en favor del referéndum
  • Los carteles de la discordia

Con la misma idea, la alcaldesa ha escrito a los alcaldes de las capitales europeas, a quienes transmite su “preocupación por la gravedad de la situación” y les pide que “trasladen la voluntad de diálogo a las instancias” que “crean conveniente”.

Colau recuerda en el artículo que “la mayoría de la población quiere votar, pero no desea un choque de trenes de consecuencias imprevistas” y se muestra “convencida de que tampoco lo desean la mayoría de los socios europeos”. En el texto, titulado “Cataluña, un asunto europeo”, la alcaldesa asegura que la cuestión catalana se ha convertido en la crisis territorial más grave de la Unión Europea en los últimos años”. Una crisis, entiende, que es además de un conflicto institucional, “un conflicto social y político”

También como hizo Puigdemont, Colau condena las actuaciones del Gobierno español, quien responsabiliza de la crisis actual, por “la reiterada negativa” a “emprender un diálogo sobre la reforma territorial del Estado que reconozca el derecho de los catalanes a decidir sobre su futuro político”. Colau deja claro que no comparte la hoja de ruta del Gobierno catalán, pero mantiene que el “inmovilismo” del ejecutivo de Rajoy “es el principal responsable del agravamietno de la situación actual” y le acusa de “delegar en la justicia la solución de un problema político”.

En su artículo la alcaldesa recuerda los diferentes capítulos de lo que llama un “proceso de judicialización”, como las multas e inhabilitaciones al expresidente Artur Mas, la vicepresidenta y la consejera de Educación, pero alerta del “salto cualitativo” que sufrió el proceso la semana pasada y enumera: “Amenazas de detención a setecientos alcaldes, el cierre de webs gubernamentales y de entidades de la sociedad civil, la detención de altos cargos de la Generalitat, el interrogatorio e intimidación de directores de centros escolares para que no abran los colegios electorales, la intervención de las cuentas del Gobierno catalán y el envío masivo de fuerzas de intervención policial con el objetivo de impedir que este domingo los ciudadanos de Cataluña puedan votar en el referéndum convocado por el Ejecutivo catalán”.

A juicio de Colau es un “error” pensar que la cuestión catalana “puede resolverse mediante la acción judicial sobre sus representantes políticos”. Solo contribuye a “incrementar la tensión social” y a “bloquear” la posibilidad de encontrar una salida.

Colau concluye que ante el proyecto europeo “amenazado por el terrorismo, el auge de los populismos xenófobos y diversas formas de repliegue del Estado nacional, Europa no puede permitirse adoptar una posición pasiva en relación con la cuestión catalana, ya que los acontecimientos que suceden en Barcelona afectan por igual a París, Madrid, Bruselas y Berlín”. “Europa surgió como proyecto para proteger y garantizar nuestros derechos y libertades. Defender los derechos fundamentales de los ciudadanos catalanes ante la escalada represiva del Estado es también defender los de los ciudadanos españoles y europeos”, concluye.

El desafío independentista catalán

Noticias, reportajes, opinión, análisis, fotografías, cobertura en directo... Toda la información sobre la consulta soberanista del 1-O y la respuesta del Gobierno.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon